El Indec cada vez más alejado de la realidad

Renunció el coordinador de la encuesta de servicios públicos porque, se supo, se negó a cambiar los datos.

Las publicaciones oficiales  siguen contradiciendo los informes de las consultoras privadas.

Ecolatina asegura que el saldo energético se deteriora rápidamente y se refleja en la importación neta de energía eléctrica. Para Orlando Ferreres y Asociados, la industria automotriz muestra desaceleración.

La publicación de dos informes del Indec fue tema de polémica esta semana. Por un lado se presentó el esperado Estimador Mensual Industrial (EMI) y, por otro, las Estadísticas de Servicios Públicos.

 

 

Según los datos publicados el EMI, la producción de julio, comparado con igual período de 2006, registró un crecimiento de 5,4% y con respecto a junio la actividad industrial registró una suba de1,6%.

 

Desde el punto de vista sectorial, los bloques industriales que presentaron las mayores tasas de crecimiento en este período fueron: Automotores (25,4%), Productos farmacéuticos (15,0%) y Detergentes, jabones y productos personales (14,9%). Por su parte, se registraron las principales caídas en Fibras sintéticas y artificiales (-18,1%), Acero crudo (-10,7%) y Lácteos (-9,0%).

 

Con referencia a la encuesta cualitativa industrial, en agosto con respecto al mes anterior, las empresas anticiparon un ritmo estable tanto en la demanda interna (92,5% de los casos) como en sus exportaciones (79 %).

 

El primer dato que llama la atención es la diferencia la producción manufacturera, pero con y sin la producción de acero. Para el Indec, en julio con respecto al mes anterior registra una baja del -2.1%, incluyendo al acero, pero sin él, la baja es de 0,4%.

 

Con respecto a la Estadísticas de Servicios Públicos, el dato controversial fue que en vez de hablar de producción de gas, hablan de consumo de gas.

 

Por primera vez desde 1993 en el organismo decidieron prescindir de esa información y la reemplazaron por el consumo de gas. La sustitución no impide advertir la magnitud de la crisis energética: mientras que para el Indec el consumo de gas subía en julio un 6,5% con relación al mismo mes de 2006, según la Secretaría de Energía, la producción caía 0,9%. La diferencia explica los recurrentes cortes que sufrieron las empresas.

 

Para el Indicador Sintético de Servicios Públicos, se registró un incremento de17,5% en julio con relación a igual mes de 2006. En este período el mayor crecimiento se produjo en el sector de Telefonía (22,4%), seguido por Transporte de carga (9,6%), Transporte de pasajeros (9,4%), y Electricidad, Gas y Agua (7,4%); y los peajes disminuyeron 1,5%. Entonces, con respecto a junio, el consumo de servicios aumentó 3,8%.

 

La publicación de este índice, trajo problemas políticos y el coordinador de la encuesta renunció el jueves porque se negó a cambiar el comunicado. Antonio Rodríguez es un economista con años en el Indec que no se había plegado al paro.

 

Según cuenta la diario La Nación César Moyano, de la comisión de ATE, “el economista terminó de elaborar el comunicado de la discordia y se lo llevó a la directora del organismo, Ana María Edwin, que le contestó que tenía que hablarlo con Brahim y Núñez. Rodríguez cumplió la orden y se encontró con la sugerencia de los hombres de la Secretaría de Comercio Interior. Los empleados dicen que Rodríguez se indignó y que fue a ver otra vez a Edwin. La directora le contestó que no tenía nada que ver con el tema, porque tanto Brahim como Núñez responden a Moreno. Rodríguez dijo que no estaba dispuesto a aceptarlo y se fue”.

 

El matutino porteño afirma que preguntó ayer en un despacho del Gobierno por las razones del cambio en la muestra: "Se modificó el dato porque antes había una interpretación errónea: se confundía producción con consumo. Es una encuesta de servicios públicos y el dato que debe estar es el de consumo", explicó una fuente oficial.

 

La serie presentada compara la producción de gas con el consumo del año. Dos datos inconsistentes que no pueden reflejar otra cosa que confusión.

 

Las contradicciones que no se pueden esconder

Nuevamente los datos del Indec se contradicen con los relevamientos de consultoras privadas, e incluso con otros organismos públicos.

 

Para la consultora Ecolatina, el saldo energético se deteriora rápidamente y la importación neta de energía eléctrica es uno de los signos. “Las exportaciones -medidas en cantidades- tanto de gas natural como de petróleo cayeron 60% y 33% respectivamente en el primer semestre. A su vez, la Argentina pasó de tener superávit en el comercio de electricidad a ser importador neto”, dice uno de sus últimos reportes.

 

El informe asegura:“Al mismo tiempo se observa también un fuerte crecimiento en las importaciones de combustibles y lubricantes. Las mismas aumentaron 44% en lo que va del año (en especial en junio y julio, cuando se duplicaron), por la escasez de gas natural que promovió la utilización de productos sustitutos para la generación eléctrica”.

 

Para otra consultora, Orlando Ferreres y Asociados, los datos de julio exhibieron la fragilidad de la economía frente a la escasez energética. Las restricciones en el abastecimiento energético a grandes usuarios continuaron en julio, y durante la primera quincena de agosto.

 

“Sin embargo, el suministro se habría normalizado en la segunda parte de agosto gracias a las mayores temperaturas, por lo que cabe esperar un mayor dinamismo de la industria en los meses subsiguientes para recuperar las fuertes pérdidas acarreadas en los últimos meses”, dice el informe.

 

Por otro lado, para la consultora, al mismo tiempo, la industria siendo el sector más afectado, creció tan sólo un 3,6% en julio, cifra sin precedente desde que comenzó a recuperarse en 2003 la economía argentina.

 

Y mientras para el Indec el sector automotriz creció un 25,4%, para el informe de Orlando Ferreres, este sector es quien lidera ampliamente la dinámica industrial y en julio aminoró su ritmo de expansión. Así, creció 16,5% la producción, mientras que en los últimos meses lo hacía entre un 30% y 40%.

 

“Este comportamiento respondió a las restricciones energéticas que originaron paradas de planta y en algunas fábricas se otorgaron vacaciones y suspendieron personal. Sin embargo, las ventas crecieron en niveles récord (+ 40% anual)”, dice el reporte.

Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 12:03
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 12:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'