El mundo tiene una nueva isla

Producto de la actividad volcánica, esta isla ya alcanzó una superficie de 56.000 metros cuadrados. Fue descubierta en diciembre.

La actividad volcánica a lo largo de la parte occidental del Anillo de Fuego, en el océano Pacífico, donde la corteza oceánica está hundiéndose lentamente bajo los continentes, dio origen a una pequeña isla a finales de noviembre de 2013.

Situada en el archipiélago de las Islas Ogasawara, la breve superficie de roca está a unos 1.000 kilómetros al sur de Tokio, en aguas japonesas.

La nueva isla (denominada Niijima en japonés) fue observada por el satélite EO-1 de la NASA el 8 de diciembre de 2013, y en las fotos el agua alrededor aparece de un color distorsionado por la presencia en ella de gases y minerales volcánicos, así como sedimentos del fondo marino elevados por la erupción volcánica gracias a la cual la que se creó esta isla.

También pudieron apreciarse tenues bocanadas de humo blancuzco alzándose sobre los sectores centro y sudoeste de la isla, lo que se trataría, con toda probabilidad, de masas de vapor y otros gases volcánicos asociados con la erupción.

La nueva isla se forjó brotando del mar durante una erupción volcánica de la que se tuvo noticias el 20 de noviembre de 2013 y se encuentra a unos 500 metros de la isla Nishino-shima, también de origen volcánico y que experimentó una erupción por última vez a mediados de la década de 1970, registrando también entonces un crecimiento de su territorio.

La ubicación de ambas islas es aproximadamente a 27 grados de latitud norte y 140 de longitud este y a unos 130 kilómetros de la isla habitada más cercana.

Frente a las costa de Pakistán y en el Mar Rojo, también se han formado en los últimos tiempos islas como producto de la actividad volcánica, pero la vida de estas ha sido efímera, ya que naturalmente se hunden cuando, entre otros motivos, la erosión de las olas arranca buena parte del material suelto que constituye el terreno que asoma del agua, por lo que al principio se asumió que esta nueva isla en aguas japonesas tendría una existencia breve.

Sin embargo, a juzgar por los últimos datos, la nueva isla es lo bastante grande como para sobrevivir durante al menos varios años, si es que no de forma permanente. Estas especulaciones se sostienen a partir de los datos que indican que, a principios de diciembre, la isla ya medía 56.000 metros cuadrados, cerca de tres veces el tamaño con el que fue descubierta. Además, su superficie está entre 20 y 25 metros sobre el nivel del mar, lo que también ayudará a la conservación.

De hecho, algunso cálculos estiman que, de seguir aumentando al mismo ritmo su superficie, podría llegar a fusionarse con su vecina, Nishino-shima.

Fuente: http://earthobservatory.nasa.gov/

Opiniones (3)
11 de Diciembre de 2016|03:57
4
ERROR
11 de Diciembre de 2016|03:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Por suerte esta isla es, y va a ser por muchos años, inhabitable. Todavía es demasiado inestable como para pretender construir algo en forma permanente...
    3
  2. JAJAJAJAJA, ESTUVO BUENO, PERO LAMENTABLEMENTE ES VERDAD, SI TIENE ALGO "ESTRATEGICO" Y SOBREVIVE DE ACA A ALGUNOS AÑOS, ALGO SEGURO APARECE ARRIBA DE AL ISLA
    2
  3. O la invaden los Ingleses de puro cabrones con la historia o los EEUU porque dicen que hay armas químicas. Pobres Chiniponjas no van a alcanzar a estrenarla.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic