La mejor antología de cuentos de los últimos tiempos

Reuniendo a 38 escritores, el volumen propone una amplia variedad de autores y temáticas, abarcando un siglo y medio de literatura.

El cuento argentino, así expresado, de manera tan genérica, es tan variado como el mismísimo país. No habría forma de encriptarlo, definirlo o encerrarlo en una categoría sin ser injustos e incompletos. Por eso, si queremos aproximarnos a él, no hay mejor manera de hacerlo que a través de una antología, entonces se hace más que recomendable el volumen que la editorial de El Ateneo, en conmemoración de su centenario, acaba de lanzar.

Antología de cuento argentino, compilado y prologado por Josefina Delgado, es la mejor selección de cuentos de los últimos años, no sólo por su variedad de autores y temáticas, sino también porque abarca un siglo y medio de literatura.

Con 38 textos de sendos autores, esta antología se estructura, a partir de un muy buen criterio de Delgado, en seis grupos: Los Clásicos (donde se incluyen Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Eduardo Wilde, Adolfo Bioy Casares, Roberto Arlt y Antonio Di Benedetto), Homenajes Literarios (Patricio Pron, Edgardo Cozarinsky, Ricardo Piglia, Elsa Osorio e Isidoro Blaisten), Misterios y Peligros (Silvina Ocampo, Beatriz Guido, Ana María Shua, Alicia Steimberg, Abelardo Castillo y Eduardo Holmberg), Amor y Todos los Amores (Juan José Saer, Oliverio Coelho, Luisa Valenzuela, Marta Kapustin y Hebe Uhart), Crímenes y otras Muertes (Esteban Echeverría, Daniel Moyano, Samanta Schweblin, Ricardo Güiraldes, Juan José Hernández y Angélica Gorodischer), La Historia como Ficción (Rodolfo Walsh, Germán Rozenmacher, Haroldo Conti, Leopoldo Lugones y Fogwill) y Los Nuevos (Ariel Magnus, Alejandra Zina, Ana Caldeiro, Diego Meret y Juan Boido).

El buen criterio de Delgado se pone de manifiesto también a la hora de seleccionar los textos, puesto que no ha ido en búsqueda de lo que podríamos denominar como “lugar común” de la obra de cada autor, sino que la búsqueda ha llevado a que, por ejemplo, de Borges se seleccionara La forma de la espada y de Conti, Tristezas de la otra banda.

Es Delgado quien, desde el prólogo, aclara que, como toda antología, es arbitraria, a lo que agregamos, por supuesto, también parcial, pero esto no impide que, como ya se dijo antes, se esté ante una de las mejores compilaciones de autores de los últimos tiempos.

Y esto que decimos se sostiene, a pesar de que puedan extrañarse algunos nombres (como Mempo Giardinelli, Sylvia Iparraguirre o Elvio Gandolfo, por citar sólo a algunos ausentes), en que, como antología, cumple sobradamente sus objetivos, especialmente porque Delgado propone una lectura histórica del cuento pero no cronológica, lo que le da entidad a las temáticas.

De esta manera, el volumen aproxima a autores distantes en el tiempo, en las ideologías, en las estéticas y en los intereses literarios, ofreciendo al amante del cuento como género un interesante panóptico que puede motivar tanto en la profundización de la obra de alguno de los antologados como en el impulso de buscar, incluso en quienes quedaron fuera, similares registros.

Quizá el punto más débil de Antología de cuento argentino sea el apartado Los Nuevos, que pareciera haber recaído en la compilación un tanto forzosamente (recordemos que no hay referencia temporal en el resto de los apartados, donde también se incluyen algunos “nuevos”), amén de que quedó restringido sólo a cinco autores de Buenos Aires (Meret es de Morón, vale aclararlo).

A pesar de esto, insistimos, Antología de cuento argentino es una de las mejores compilaciones de los últimos años, y es casi obligatorio para cualquier amante del cuento tenerlo en su biblioteca.

Alejandro Frias

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|21:43
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|21:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic