Restauran documental de Hitchcock sobre el Holocausto

El maestro del cine de suspenso dirigió un film que nunca pudo ser proyectado completo. Se prevé que pueda presentarse este año.

Luego de casi sesenta años, un documental realizado por Alfred Hitchcock sobre los campos de concentración nazis podrá ser proyectado, a finales de este año, luego de ser somatido a un proceso de restauración llevado a cabo por el Imperial War Museum de Londres.

La noticia fue publicada por el diario The Independent y hace referencia a un film en el que el legendario cineasta se involucró en 1945, después de que su mecenas y amigo Sidney Bernstein le pidiera ayuda para editar un documental sobre las atrocidades cometidas por los alemanes durante la II Guerra Mundial (1939-1945).

De acuerdo a lo que dio a conocer el diario inglés, Hitchcock se sintió horrorizado por las imágenes, que fueron filmadas por operadores de cámara de la Unidad de Cine del Ejército Británico mientras las tropas aliadas liberaban a los judíos de los campos de concentración.

El “maestro del suspense”, como era conocido Hitchcock por la brillantez de sus películas de terror, quedó tan "traumatizado" por el duro contenido de las grabaciones, que permaneció alejado de los estudios Pinewood durante una semana, reveló el mediográfico. Un comisario del Departamento de Investigación del Imperial War Museum, Toby Haggith, afirmó que el documental "quedó suprimido por la cambiante situación política, particularmente para los británicos".

"Cuando descubrieron los campos [de concentración], estadounidenses y británicos tuvieron prisa por divulgar una grabación que mostrara los campos e hiciera que los alemanes aceptaran su responsabilidad por las atrocidades que había en ellos", declaró Haggith a The Independent. Además del horror que la crudeza de ese material provocó en el cineasta, el deseo aliado de no irritar a la Alemania derrotada por su culpa en el Holocausto llevó al olvido cinco de los seis rollos de película, que terminaron en los archivos del museo.

En la década de 1980, las imágenes fueron descubiertas por un investigador norteamericano y, con el tiempo, una versión incompleta de la cinta se proyectó en el Festival de Cine de Berlín en 1984, para luego ser emitida en EEUU, un año después, bajo el título Memoria de los Campos, pero con mala calidad y sin incluir el sexto rollo.

Pero ahora, a finales del 2014, el documental podrá ser proyectado en una versión restaurada por el museo londinense, gracias a tecnología digital, tal y como Hitchcock, Bernstein y otros colaboradores pretendían.

Según Haggith, la película, a la que describe como "brillante" y "sofisticada", es "mucho más cándida" que otros documentales rodados sobre el Holocausto, y también señaló que el documental "no sólo trata de la muerte", sino que muestra imágenes de reconstrucción y reconciliación, al tiempo que elogió la "brillantez" y "originalidad" de los cámaras que tomaron las imágenes.

La decisión de resucitar ese documental generará probablemente un debate, pues incluye imágenes realmente impactantes de los campos, en particular de Belsen-Berger, apunta el periódico.

Opiniones (3)
9 de Diciembre de 2016|05:25
4
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No, fer125, prácticamente no la hay. Pero no hay que dejarse engañar, esos tipos también quedan atrapados en una trama de poder. Ellos no manejan el poder, EL PODER LOS MANEJA. Piense Ud que, solamente por un instante, cualquiera de los mal llamados `Poderosos del Mundo` tratara de aplicar políticas realmente humanísticas que favorezcan de verdad a su pueblo y a la humanidad en su conjunto. Sé que este ejercicio requiere un gran esfuerzo de imaginación, pero hagámoslo por un instante. Lo que yo veo es que si esos tipos, representantes del imperio, no administradores, ni mucho menos dueños del imperio, intentaran hacer algo en contra de los intereses que los manejan (intereses que los manejan a ellos y no al revés), el mismo imperio los extirparía en el acto. Y no pretendo justificarlos ni muchísimo menos. Solo trato de entender la situación, tratar de entender está lejos (lejísimo, dijera El Flaco) de justificar. El presidente de EEUU con más prestigio y apoyo popular que recuerdo fue John Fitzgerald Kenedy. Sin embargo, lo limpiaron de un plumazo y borraron descaradamente todas las huellas. Creo que nunca sabremos a qué intereses ofendió o, mejor dicho, trató de ofender. Dudo mucho de que haya llegado a hacer algo concreto, seguro estoy de que amagó, apenas. Fue suficiente, los intereses lo eliminaron sin hesitar ¡¡¡MONDO CANE !!! fer125, nunca respondió a mis comentarios en esta nota: http://www.mdzol.com/nota/508137-por-que-razon-las-mujeres-fingen-el-orgasmo/ Saludos
    3
  2. no hay diferencias entre Hitler, Bush padre e hijo, Obama y otros tantos genocidas de la historia.
    2
  3. La guerra es el efecto de una pulsión digna de primates. Si bien, como lo observa don Arturo Jaureche, los conflictos armados de gran escala responden siempre a conflictos económicos, la verdadera razón desencadenante de las guerras es la incapacidad de resolver esos conflictos por la vía racional. Conflictos habrá siempre, guerras no tiene por qué haber. Como dice Alberdi, el día que alcancemos un estado de civilización no habrá guerra (el ilustre tucumano es mucho más duro en su concepto, en verdad dice: "La abolición de la guerra no es la civilización sino apenas el primer paso hacia un estado de civilización", citado de memoria, mis excusas por errores o imprecisiones). En ese imperio del terror la suma de crímenes no tiene fin. El mismo Alberdi en su obra póstuma dice también: ?La guerra es un crimen que se nutre de más y más crímenes? (otra vez cito de memoria). La suma de crímenes perpetrados por el régimen nazi para perpetuar esa guerra es escandalosa, contra el pueblo judío, contra el pueblo polaco, el ruso, el checo, el francés, el belga, etc., contra su propio pueblo absurdamente sacrificado (la última convocatoria a conscripción fue en 1944, con la guerra prácticamente perdida y llamaba a la clase 1929, o sea pibes de 14 y 15 años). Me parece muy bien que se le dé una gran difusión, como la que se le ha dado y se le sigue dando en todo el Mundo, creo que aporta algo para mejorar la conciencia de los pueblos, aunque no soy muy optimista al respecto, por dos razones. La primera porque veo los resultados y me asustan (ya en el ocaso de mi vida en lugar de serenarme con la resignación, estas atrocidades me asustan cada vez más). Hace aproximadamente dos millones y medio de años (2.500.000) el hombre habitaba las cavernas y hoy, en el siglo XXI, parece estar cada vez más lejos de dar el famoso paso reclamado por Alberdi. La civilización ES UNA QUIMERA, tristemente. Segundo, porque la difusión es parcial, por lo tanto injusta, no hay justicia si hay parcialidad. Los crímenes de los aliados también deben difundirse. Por dar un ejemplo, sabemos que los rusos llegaron a Berlín antes que los aliados del frente occidental, pero cuando Alemania estaba completamente vencida, su líder muerto y no quedaban más que algunos pocos focos aislados de resistencia, seguramente por problemas de comunicación, como suele pasar, la aviación inglesa se dedicó a bombardear prolijamente las principales ciudades alemanas. En solo dos noches, en solamente una urbe, la ciudad de Dresde, murieron bombardeadas 200.000 personas, civiles todos ellos, con mayoría de ancianos, mujeres y niños, pues los hombres estaban todos en el frente, la mayoría de ellos ya muertos. No hay una guerra entre buenos y malos, hay un estado de degradación salvaje en el que los seres humanos afloran lo peor y más primitivo de su naturaleza y todos se vuelven lobos esteparios, fríos y desalmados. Eso es la guerra. ¡¡¡Puahhh!!!
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic