Rosario se vio seducida por el Dakar

l paso de las máquinas que componen la caravana transitan las arterias de la ciudad santafecina y despiertan el asombro de los vecinos.

El espectáculo Dakar ya se puede ver en Rosario y hasta el más indiferente siente curiosidad por esos grandes autos, motos y camiones que circulan por las calles para llegar al Parque Nacional a la Bandera y guardarse, listos y en aprestos para participar de la competencia internacional que comenzará mañana.

Evidentemente no son pocos los rosarinos apasionados por los fierros, ya que ayer muchos se dieron cita en el autódromo y en el parque a la Bandera sólo para ver pasar a los vehículos todoterreno. Además, por 15 pesos en el predio se pueden recorrer las distintas propuestas de los sponsors de la competencia y hasta sacarse una foto con los conductores que participarán de esta riesgosa competencia.

"Lo mejor del Dakar es encontrarse con tanta gente de distintos países que comparte la pasión por los autos", dijo Carlos Enrique, que llegó desde Lima (Perú) para admirar a los vehículos que participarán de la apasionante competición. Salió de su país el 28 de diciembre con cuatro amigos y luego de pasar por Bolivia se vino a Rosario para no perderse la largada del Dakar.

El peruano ya tuvo la experiencia de haber vivido de cerca esta competición cuando el año pasado la largada fue en su país y esta vez no dudó en trasladarse a Rosario.

La jornada comenzó en el City Center, donde los autos se movilizaron para realizar la verificación técnica necesaria para ser parte del rally. Allí se concentraron cientos de rosarinos que disfrutaron de ver pasar a los espectaculares vehículos.

De allí los autos tomaron Oroño y luego Pellegrini, donde se concentraron los amantes de los fierros para verlos pasar.

Luego, en el parque a la Bandera, apenas se escuchaba el rugido de un motor la gente se agolpaba en las vallas para ver pasar el vehículo. Estallaban los aplausos y el conductor hacía sonar la bocina. Este espectáculo seguramente se repetirá hoy y mañana.

Otra pasión despertaron los conductores como el francés Stephane Peterhansel, ganador del rally Dakar 2013 y campeón de la competición por undécima ocasión, y el barcelonés Nani Roma, quien obtuvo el cuarto puesto el año pasado.

Ambos estuvieron en el stand de Kärcher, empresa que comercializa hidrolavadoras, y despertaron el fervor de la gente. En el tiempo que estuvieron firmaron autógrafos y se retrataron con todos los que se lo pidieron.

Dos parejas de brasileros también fueron a Rosario para disfrutar de la competencia. Simone y Gilnei llegaron a Argentina antes de Navidad y fueron a Bariloche. De allí fueron a Chile y luego volvieron a Rosario para no perderse el Dakar. Simone confesó que es fanático de los autos y se dedica a vender camiones.

También bonaerenses vinieron a disfrutar de la competencia. Andrea Luna, que hace un programa de radio cultural en Florencio Varela, fue enviada a cubrir el evento en Rosario.En tanto, los rosarinos no se quisieron perder la oportunidad y orgullosos disfrutaron de la village Dakar, que continuará hasta mañana. También seguirá la verificación técnica, por lo que se podrán ver los vehículos por las calles.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó4/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|10:14
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|10:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"