El vino tinto puede retrasar el envejecimiento y proteger el corazón

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Wisconsin afirma que beber un vaso de vino, representa una intervención importante para retardar el envejecimiento cardíaco.

Las pequeñas dosis de una enzima presente en el vino tinto pueden contribuir a retrasar el envejecimiento y a proteger el corazón, según un estudio de la Universidad de Wisconsin publicado hoy.

Durante mucho tiempo, los científicos se han preguntado cómo es que los franceses, españoles e italianos tienen una mejor salud cardiovascular que los estadounidenses, cuando al otro lado del Atlántico la dieta incluye comidas con alto contenido de grasas.

La respuesta, según el estudio, radica en el resveratrol, un activador de una familia de enzimas llamadas sirtuinas, que es componente natural de las uvas, granadas, el vino tinto y otros alimentos.

El artículo, publicado en la revista de Internet Public Library of Science (PLoS), sostiene que las dosis bajas de resveratrol en la dieta de ratones de edad mediana tienen una amplia influencia en los mecanismos genéticos del envejecimiento y pueden conferir una protección especial al corazón.

Específicamente, los investigadores encontraron que las dosis bajas de resveratrol imitan los efectos de lo que se conoce como restricción calórica, esto es, las dietas con un 20 a 30 por ciento menos de calorías que la dieta típica.

Numerosos estudios han determinado que este tipo de dietas prolonga la vida y aminora los efectos del envejecimiento.

"Esto trae la dosis de resveratrol al nivel del consumo real", indicó el autor principal del artículo, Richard Weindruch, profesor de medicina en la Universidad de Wisconsin e investigador en el Hospital William S. Middleton Memorial para Veteranos.

"Al mismo tiempo conecta con la biología de la restricción calórica", añadió.

Otros estudios anteriores habían mostrado que las altas dosis de resveratrol extienden la vida en invertebrados y previene la mortalidad temprana en ratones a los que se les administró una dieta con elevado contenido de grasas.

El nuevo análisis, en el cual trabajaron investigadores de universidades y de la industria vinícola, extiende esas conclusiones y muestra que el resveratrol, en dosis bajas y a partir de la edad mediana, puede proporcionar muchos de los beneficios atribuidos a las dietas de reducción calórica.

"El resveratrol es activo en dosis muchos más bajas que lo pensado, e imita una fracción significativa de la restricción calórica a nivel de expresión genética", señaló Tomás Prolla, profesor de genética en la UW, y también autor del estudio.

El grupo exploró la influencia del agente sobre el corazón, los músculos y el cerebro analizando los cambios en la expresión genética en esos tejidos.

Un vaso de vino, comidas o suplementos alimenticios que contengan dosis aún pequeñas de resveratrol probablemente "representan una intervención robusta para retardar el envejecimiento cardíaco", agregaron los autores.
Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 07:50
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 07:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California