Los mejores libros mendocinos del 2013

Salimos a consultarles a escritores, editores y periodistas cuáles eran para ellos los títulos más destacados del año.

El 2013 está llegando a su fin y, como siempre, llega el tiempo de los balances. La literatura hecha y publicada en Mendoza este año ha sido mucha y muy variada, por eso les pedimos a escritores, periodistas y editores que eligieran uno de los títulos locales como el más significativo de estos últimos doce meses.

Los libros de poesía han sido los más citados, pero también hay publicaciones de narrativa (tanto de cuento como de novela) y hasta investigaciones.

Las elecciones de los encuestados también sirven como sugerencia para quienes gusten de leer a autores mendocinos, y vos podés sumar tu opinión.

Aquí están los elegidos por las personas a las que consultamos, recordando antes que la consigna era elegir uno, pese a que muchos consultados hubieran preferido nombrar dos o más. Como todo recorte, es parcial, pero nos da una idea de lo que están escribiendo nuestros autores.

Marcelo Padilla (sociólogo, escritor): Semillas de oceanidad, de Teny Alós. porque está escrito desde la conciencia de la finitud, allí donde las palabras terminan muriendo con el poeta. La poesía le da la bienvenida a la muerte como muestra de coraje. Un lujo.

Omar Ochi (poeta): Opto por Viaje, del grupo literario Ale Caterva, integrado por Pablo Altare, Pablo Gullo, Mariana Tarquini y Edmundo Beltrán. En lo que respecta al contenido, hablamos de una colección de relatos bien pulidos y, sobre todo, con cierta variedad estilística y profundidad emotiva en la que el lector se sumerge y viaja... Por otra parte, la edición es muy interesante y original.

Osvaldo Tramontina (escritor): De los que he leído, que no son, obviamente, todos los que se han publicado, independientes, autogestivos u "oficiales", elijo Agualima, la novela de Gabriel Vacchelli, por el estilo narrativo, el lenguaje literario propio, y en cuanto a la edición en sí, por el excelente diseño gráfico de tapa, que se complementan en belleza con el texto en sí.

Hernán Schillagi (poeta, editor): Mortal en la noche, de Fernando G. Toledo, porque es un libro que despliega una poesía de ejecución meditada, contundente y propositiva. Pequeños ensayos en verso con una modulación equilibrada de lírica, reflexión y cotidianidad.

Marcelo Aristeo (poeta): Viaje, porque me ha gustado el proyecto y cómo abordan los temas, creo que es por demás interesante, y porque me parece que, quizás de modo sutil, rescata las cosas nuestras, de esta provincia, sin incorporar modismos de otros lugares aun cuando existe un escritor invitado de otra provincia

Lorena Puebla (codirectora de Poslodocosmo): Coso, de Gabriel Jiménez, porque cautiva la mirada sobre ese universo cotidiano, el del barrio. Una mirada sin romanticismos, escrutadora, afilada, no exenta de sensibilidad, humor e ironía. Uno en Coso se encuentra con esos personajes y situaciones que te remiten a tu propia biografía barrial, en ese espacio de la ciudad que todavía no fue devorado por la urbe despersonalizadora y voraz.

Mariana Guzzante (periodista): La palabra taxi, de Juan López, porque hay una actitud detrás de la poesía en minúscula que me parece valiosa. No es la falsa humildad, es la secreta complejidad, y Juan introduce otras voces, no se regodea en el yo (el yoyeo, como decía Girondo). Hay, sin estridencias, una provocación y una crítica a la literatura local.

Juan López (poeta): Sin duda, yu-ye-yu-ye-jop, de Teny Alós. ¿Las razones? Son muchas, pero creo que con el último poema del libro me sabrán entender: me voy/antes de saber/ antes de precisar/ los puntos oscuros/ me voy/ a liar/ sombras con luces/ aves con edificios/ me voy/ y lo que se ve/ es un cartonero/ de emociones/ perdiéndose/ entre la gente. No hay poesía sin intensidad, y está claro que Alós lo supo siempre y tuvimos y tenemos la suerte de leerlo.

Juan Edgardo Martín (escritor, presidente de Sade Mendoza): Zumo, de Carmela Hernández Manson. Poesía liviana, fina y con una unidad temática interesante. Además, ilustrado por Chipo Céspedes. Carmela es integrante del grupo literario Aconcagua y es una autora prolífica que ha cultivado distintos géneros (cuento y poesía).

Fernando Toledo (periodista, poeta, editor): Últimas oraciones, de Dionisio Salas Astorga. Se trata de un conjunto de poemas escrito a la intemperie del presente; un libro que canta amargamente el desamparo, una teodicea invertida y construida con versos que el poeta trabajó largamente, durante más de 20 años.

Pilar Piñeyrúa (editora):  Todas las voces, Tradición y renovación en festejos y músicas populares de Mendoza, de Bosquet, Diego; García, María Inés; Masera, Mario; Pacheco, Mónica; Sánchez, Octavio y Vargas, Gladys, porque analiza fenómenos de la cultura y la música popular de Mendoza relevantes en la construcción de la identidad colectiva regional, nacional y latinoamericana.

Gabriel Jiménez (poeta): La palabra taxi, de Juan López, por sus grandes éxitos que fueron editados, después de muchos años de ser escuchados en recitales y bares.

Pablo Grasso (escritor, periodista): La cosecha en 1991, el cotipeto y la manera, de Darío Zangrandi, publicado por Proyecto Editorial Itinerante. ¿Por qué? Porque hace estallar el tópico vendimial diseñado por las instituciones con imágenes impactantes y un trabajo con el lenguaje novedoso.

Fernando Flores (escritor, gestor cultural): Coso, de Gabriel Jimenez. El Porqué: Eleva la lírica a estados donde confluyen la realidad, la ironía y el caos.

Graciela Reveco Manzano (escritora): Colonia Francesa, los compañeros de la luna y otros relatos, de Juan Edgardo Martín, porque se instala con mucho acierto en el colectivo del ámbito literario como una obra de carácter costumbrista, asociada al realismo literario, ya que es un claro reflejo interpretativo de los usos y costumbres sociales, además de volcar con idiosincrasia nostálgica las descripciones casi pictóricas de lo externo e interno de la vida cotidiana en una época y un espacio de la mitad del siglo XX.

Claudio Fernández (escritor, editor): Coso, de Gabriel Jiménez. La simpleza del título implica una constante en núcleo de los poemas del lasherino más célebre de estos últimos años. Simplemente, coso.

Eliana Drajer (poeta): La palabra Taxi y otros poemas, de Juan López. Este gran poeta mendocino, con su característica voz, simple y profunda, tan esencial en su palabra, puede conmover a un niño, a un estudiante de secundaria, a un académico y también a una persona mayor. He podido observarlo y es, entre tantos, uno de sus grandes logros. Trascender con la palabra hacia todos, no importa edad, grado de profesionalización, no importa margen ni cicatriz. Algo que también rescato es que, más allá que varios de los textos de La palabra... eran conocidos, difundidos, publicados, su edición era muy esperada, como siempre ocurre con los poetas imprescindibles de Cuyo.

Dionisio Salas Astorga (poeta, narrador): yu-ye-yu-ye-jop, de Teny Alós. Las razones son tres: es el último libro de uno de los últimos poetas más o menos decentes que ha pisado esta hirviente ciudad de poetas de pecho frío; dos) es la obra del que cae, y mientras cae se sostiene de sí mismo, atado solo a la cuerda floja de la poesía, 3) no obstante saber que escribe para nadie, no pierde las ganas de decir, las ganas de escribir.

Opiniones (2)
11 de Diciembre de 2016|08:43
3
ERROR
11 de Diciembre de 2016|08:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Perro agosto de Marcelo Padilla http://www.bubok.com.ar/libros/195280/Perro-agosto-Escritos-de-un-externado
    2
  2. dime con quién andas y te diré qué libros lees...otra cosa, quién hizo la consulta? creo que faltan algunos títulos interesantes del 2013, poemas totales de Julio Coronada (carbonicoedicionesmza), Wachi de Claudio Rosales (editorial Espejo de mundos) y Breviarios de mala muerte de Erika Lancheros. Y respecto a eso de ciudad de poetas de pecho frío y la oración completa, muuuuuuuuy flojo. Pero parece que a nadie le importa mucho esto, no? digo porq ningún comentario...
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic