Quieren desalojar el Centro Cultural La Fábrica

El espacio cultural dedicado a la enseñanza de la disciplina circense funciona desde hace 13 años en un galpón abandonado de Godoy Cruz. Buscan hacer un emprendimiento inmobiliario.

Los vacíos legales y la falta de claridad a la hora de mantener un inmueble conducen inevitablemente a situaciones de conflicto, sobre todo cuando hay intereses encontrados entre las partes y no existen instancias de diálogo y negociación. Eso es lo que sucede actualmente con el Centro Cultural La Fábrica, un espacio dedicado al desarrollo del arte que funciona desde hace trece años en unos galpones abandonados en el centro de Godoy Cruz.

El conflicto radica en que, luego de trece años, los propietarios legales del inmueble, ubicado en calle Beltrán al 500 y sobre las vías ferroviarias, quieren desalojar a los artistas que han transformado el lugar abandonado en un centro formador de artistas circenses y contenedor de jóvenes de bajos recursos.

Fuentes ligadas al Centro Cultural indicaron a MDZ Online que no existe ninguna orden judicial ni oficial de justicia que autorice el desalojo, por lo cual vendría a ser una especie de "desalojo de palabra". El mismo está establecido de manera unilateral para el 31 de enero del próximo año.

Al parecer, los propietarios legales pretenden demoler el sitio para llevar adelante un emprendimiento inmobiliario, sector que está viviendo pleno auge en diversos sitios de Godoy Cruz y que en esta zona adquiere importancia debido a su estratégica ubicación.

Los artistas que dan vida al espacio cultural han identificado como la cara visible del desalojo a un hombre llamado Ricardo Méndez, principal propietario del sitio y a quien acusan de ser en realidad el testaferro de un grupo empresarial que busca desarrollar el citado emprendimiento.

El Centro Cultural La Fábrica abrió sus puertas el 25 de agosto del 2000 gracias a la iniciativa de Bárbara Merli, actriz y clown de circo que buscaba desarrollar y compartir su vasta experiencia artística a través de un espacio que hasta el momento no encontraba en ningún sitio.

En La Fábrica se desarrollan talleres y varietés circenses y teatrales destinados a pequeños y jóvenes artistas con el objetivo de extender una disciplina poco expandida en la provincia: el malabarismo.

Absolutamente todo se realiza a través de la autogestión, es decir, el centro funciona solamente con recursos propios y no cuenta con asistencia de la Municipalidad de Godoy Cruz, aunque ocasionalmente la administración radical los ha contratado para animar eventos.

También es la actual sede del Encuentro Provincial del Circo, como así también lugar de reunión de diferentes grupos, compañías y actores sociales. Incluso ha sido escenario de varios cortometrajes, como Ana sí duerme, y además funcionó como sede de un comedor comunitario.

Es por ello que los artistas desean que el Centro Cultural La Fábrica no desaparezca, pero no para impedir un emprendimiento que traería progreso y desarrollo económico a Godoy Cruz, sino para que la sociedad no pierda un espacio muy importante para la cultura mendocina.

Opiniones (3)
9 de Diciembre de 2016|05:35
4
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Demos al autor la oportunidad de hacer la nota desde otro enfoque, el de los damnificados por la usurpación del predio o incluso verificar si está "abandonado" como afirma. Así como está redactada la nota da a entender que el el fin justifica los medios. Parece muy noble y altruista la acción cultural que llevan a cabo por lo que no debiera resultarles muy tortuoso acordar con algún centro cultural, club, ateneo, sociedad de socorros mutuos, etc. etc. llevarla a cabo en instalaciones adecuadas y apropiadas y devolver a sus propietarios lo que no les pertenece.
    3
  2. Por culpa de estos okupas con aires de artistas un montón de ex operarios de esta fábrica tuvieron que esperar más de 13 años a que se les pagara la indemnización correspondiente. Muchos de esos operarios no la cobraron porque en estos 13 años fallecieron , esperando que se pudiera desalojar a esta gente que vive a costilla de los demás. El galpón no estaba abandonado, estaba en un proceso judicial por quiebra de esa fábrica y gran parte de ese proceso era por el pago de las indemnizaciones . Esas indemnizaciones no se podían pagar porque había que vender el inmueble y el inmueble no se podía vender porque estos estaban ocupándolo ilegalmente .Es muy fácil decir que se tiene un centro cultural cuando no pagás alquiler , ni impuestos , ni tenés las habilitaciones correspondientes etc. etc. etc. Cuando hay muchos artistas que les cuesta un montón seguir adelante ajustánmdose a las normas de la legalidad . En este caso , con el desalojo , al fin se hace justicia.
    2
  3. "Progreso y desarrollo", cuando será el día que nos demos cuenta que estas palabras no tienen ningún significado económico si no están sustentadas culturalmente? Ojalá que todo salga bien para este grupo que se preocupa por el verdadero desarrollo humano...
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic