After office, lejos del fragor laboral

Un encuentro con amigos en torno al vino, fue la idea que tuvo Executive Hotel y Caminos del vino.com para reunir a invitados y clientes. Una costumbre que ya es tradición en varias ciudades del mundo y que Mendoza está incorporando poco a poco. Entrá a la nota y votá en la encuesta.

Un momento de distracción luego de la jornada laboral; reuniones y charlas corporativas informales; una encuentro distendido antes de volver a los hogares. Estos son los principales objetivos que persigue el "after office".

Esta costumbre que nació, principalmente, en las capitales europeas y que impulsaron los jóvenes ejecutivos con la idea de permitirse un momento de relax y disfrute luego del trabajo, hoy es una fuerte tradición en varias partes del mundo y adoptada por una numerosa franja de trabajadores.

Mendoza comenzó desde hace unos años a impulsar estos encuentros que cada vez más, se asemejan a una salida de fin de semana. Con un agregado interesante: el vino como parte fundamental del after office.

Continuando con esta tendencia, el Executive Hotel de Ciudad, junto a Caminos del vino.com lanzó sus after office para clientes con el único objetivo de lograr un encuentro desestructurado entre amigos y degustar las distintas líneas de vinos de las bodegas que conforman los pisos "Wine floors" del hotel.

El salón Roble recibió, en este primer encuentro, a más de cien invitados que tuvieron la posibilidad de optar entre distintas etiquetas para que, copa en mano, lograran disfrutar el momento propuesto.

Una gran convocatoria, muy buena onda y todos con un objetivo en común: deleitarse con los vinos mendocinos y pasar un agradable momento. Tanto que en de ninguna manera se notó un clima de preocupación por las pocas horas que faltaban para retornar a las obligaciones laborales.

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial