El dolor de espalda en los corredores

Las molestias en la zona lumbar puede derivar en una lesión; prestá atención a estos consejos que te contamos a continuación:

La espalda suele ser una de las partes más propensas del cuerpo a sufrir lesiones o molestias. Más en concreto la zona lumbar. Porque mientras corremos, los pies impactan contra el piso y este choque se traslada a las piernas, a las caderas y a la columna vertebral. Surge allí un desequilibrio biomecánico que puede causar dolor de espalda, sobre todo en la zona media.

Entre los motivos que pueden desencadenar este molesto dolor surgen:

- Agacharse o levantar pesos incorrectamente.

- Dormir con un colchón viejo o de mala calidad.

- Caminar encorvado.

- Dormir sin almohada o con una almohada que no se ajusta a nuestro cuerpo. 

- Sentarnos con malas posturas. Prestá atención en la oficina y te darás cuenta. Mirá a tu alrededor.

- No tener bien trabajada la zona dorsal.

- Correr con zapatillas inadecuadas o viejas.

- Correr con unas plantillas deficientes.

- Tener exceso de peso.

- Correr con una técnica deficiente.

- Correr permanentemente en superficies duras.

Descubrir a qué se debe el dolor de espalda puede llevarnos bastante tiempo. Sin embargo, la tensión muscular suele ser la causa más común entre los corredores. Para estos casos, lo más recomendable es consultar a un médico especialista en columna, un kinesiólogo, a un masajista de confianza, o a un osteópata.

Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 19:41
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 19:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"