Asesinaron de tres balazos a un hombre , pero aún se desconocen las causas

Cerca de las 10 de la mañana Omar Fernández, de 36 años, fue interceptado por un Ford Fiesta rojo desde donde le efectuaron, por lo menos, tres disparos. La policía trabaja activamente en la investigación que ha quedado a cargo del fiscal de Guaymallén, Alejandro Iturbide. Por ahora, se manejan dos posibles hipótesis.

Cerca de las 10 de la mañana, en un hecho cuyos detalles están bajo secreto de sumario, un hombre de 36 años oriundo de Bolivia fue asesinado de “por lo menos de tres tiros”. El crimen tuvo lugar en la puerta de una vivienda de calle Aristóbulo del Valle al 1300.



Según trascendió, Omar Fernández –quien vivía en una residencia de portón verde sobre calle Lemos- tuvo problemas con su auto por lo que se acercó a la vivienda de un vecino – ubicada en calle Aristóbulo del Valle- para solicitarle un cargador. La dueña de la casa aseguró que como no tenían cargador “le ofrecimos una batería, la probó y parece que no le anduvo, cuando volvió tocó la puerta y antes de abrirle escuché los disparos”.

Hasta ahora, la información que manejan los investigadores es que cuando Fernández regresaba para devolver la batería habría sido interceptado por un Ford Fiesta rojo desde donde habrían efectuado los disparos. La cantidad de proyectiles eyectados aún no ha sido confirmada, pero se sabe que la víctima recibió, al menos, tres disparos.

En tanto, fuentes aseguran que hay un testigo presencial que fue trasladado a la fiscalía para que declarara.

Mientras la policía científica cotejaba la evidencia, el hermano de la víctima, Alfredo Fernández se hizo presente en la escena y aseguró desconocer que había pasado. “Cuando me avisaron supuse que había sido un intento de asalto, pero ahora me encuentro con que no, no sé que ha pasado”, explicó Fernández con visible lágrimas en sus ojos, al mismo tiempo que agregaba que su hermano “era una buena persona, todavía no lo puedo creer”.

La víctima residía en Mendoza desde hacía tres años, actualmente trabajaba en el área de construcción y tenía un hijo en Bolivia. Según aseguraron vivía solo en esa residencia de calle Lemos.

Los investigadores manejan hasta el momentos dos posibles causas que expliquen el hecho. La primera de ellas se refiere a que se trató de un ajuste de cuentas, sin embargo también se podría tratar de un crimen pasional. La causa quedó a cargo del fiscal Alejandro Iturbide de Guaymallén.

Mientras pasan las horas, los investigadores se inclinan cada vez más por la versión de un crimen pasional.

Opiniones (2)
24 de septiembre de 2017 | 11:32
3
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 11:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. mientras esto sucedía, raconto esaba reunido con no se quien de la UAR, seguramente para organizar un torneo de tocata. sos el orgullo de mendoza racconto!!!!!!
    2
  2. No es la primera vez ni será seguramente la última. La violencia al estilo ghetto neoyorquino parece haber llegado para quedarse en Mendoza, lamentablemente. Esperemos que la Justicia sea lo suficientemente dura y ejemplar con los asesinos, si es que los encuentran.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'