Llega la nueva novela de Juan Sasturain

"Dudoso noriega", se titula el nuevo trabajo del escritor, una desopilante narración que combina historieta, folletín y policial.

La desaparición de Salvador "Dudoso" Noriega, mítico bañero de la costa marplatense de los años 60, es el punto de partida para una ambiciosa novela poblada de personajes delirantes que configuran un muestrario de anécdotas disparatadas, donde Sasturain juega con lo que más sabe: historieta, policial, humor y un justo equilibrio entre ficción y realidad, y que fue presentada por el autor junto a los escritores Luis Chitarroni y Pablo de Santis..

"Es una novela que comencé hace más de 20 años; la fui escribiendo por raptos, entre idas y venidas, con diferentes ritmos y en distintas situaciones de mi vida", contó el escritor sobre su décimo título, publicado por Sudamericana.

Y continuó: "El primer pedacito que publiqué fue en un suplemento cultural en 2001, y después tuve la suerte de laburar en Página/12 con un espacio semanal, donde me envicié y empecé a meter partes sin que nadie me diga nada".

"Aunque no parezca, cada parte está muy elaborada, es un cuidadoso desprolijo -definió el propio autor-. Pero tiene diferentes ritmos, se puede leer por porciones, por climas. De repente, me di el gusto de poner lo que se me cantaba, como, por ejemplo, un falso cuento de Piglia".

Además, ya bien entrada en la historia, aparece Echenique, el solitario detective que nació como folletín a principios de los 80, protagonista de varias novelas de Sasturain.

"La decisión de traer de vuelta Echenique no fue ni premeditada ni desesperada -explicó el autor-. Tiene que ver con la desaparición del `Dudoso`, el 30 de marzo del 73, ahí se vienen las hipótesis de todo tipo pero nadie hace nada. Años después, entonces, el hermano lo contrata a Echenique para que lo busque. De esa forma pude armar, envuelto por la novela, un relato policial".

Y en cuanto a las ilustraciones, a cargo de Diego Parés, el autor señaló: "me gustaba la idea de que junto al texto aparezca un objeto ilustrado; en todo lo que he escrito siempre algún dibujito aparece. Así me vino la idea de las figuritas que acompañan a la historia. La verdad que me divertí mucho escribiéndola".

Según De Santis, "la novela a secas se interna en el laberinto del mundo y la novela policial también, pero con la ilusión de que hay una salida. En todas las ficciones de Juan están los dos discursos, uno engloba al otro, y entre los dos hacen una novela total, gigantesca por su número de páginas pero también por las dimensiones de su mundo creativo".

"La novela -insistió-, hace una desmesurada mitología de Mar del Plata, con sus inviernos vacíos, playas populosas en verano, boliches misteriosos, historias de bañeros, donde un personaje lleva otro, como en una larga conversación. Todo está conectado con la memoria o el azar. Es un relato de la vida, con una voluntad de narrar todo".

Y siguió: "En la otra novela, la policial, aparece Echenique, personaje conocido de todos los lectores de Juan, por su incursión en `Manual de perdedores` y después se acercó a la costa en `Arena en los zapatos`. Ahora viaja a Mar del Plata, pero no para tomarse vacaciones; llega tarde, ya empezada la historia, y se apura para registrar las huellas que dejan los muchos personajes".

"En `Dudoso Noriega` Juan hizo un acto de fidelidad a todas sus pasiones: el policial, el humor, la política, los personajes mínimos, el amor a la ciudad, la épica de los que no han nacido para la épica, pero también hay un extraordinario gusto por la desmesura que no estaba en sus libros anteriores", apuntó De Santis.

Por su parte, Chitarroni expresó que la novela "es un muestrario de la literatura argentina, entendida, también, en sus formas de expresión menos valoradas, como el folletín, la historieta, la acumulación de frases que son mucho más literales que las que un escritor puede inventar; es un rumor intermedio que avanza añadiendo elementos a la historia".

"Es una historia clandestina, submarina, de la Argentina. Es increíble que una novela tenga tantos registros en una aparente calma y con una decisión de tono tan maravillosa", remató.

Fuente: Télam

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|18:59
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|18:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016