Hacen destrozos en la pirámide de Keops para demostrar una loca teoría

Dos estudiantes alemanes rasparon dibujos para "comprobar" que las pirámides fueron construidas por una civilización perdida.

Las autoridades egipcias se han indignado después de que dos estudiantes alemanes raspasen una parte de la escritura antigua para “probar” que las grandes pirámides tienen 20.000 años de antigüedad.

Los partidarios de la teoría de que las pirámides son una evidencia de una civilización perdida desde los albores del tiempo consideran que la reacción de parte de las autoridades egipcias viene en parte motivada por una antigua conspiración.

En todo tipo de foros, los internautas partidarios de esta hipótesis hablan acerca de una conspiración en la que aseguran que hay una “vieja guardia” que lucha por “ocultar la verdad”.

Ahora, esta teoría cuenta con un par de Indiana Jones: dos estudiantes alemanes que entraron en la Gran Pirámide para raspar en un antiguo cartucho para comprobar sus locuras.

La cartela pintada que nombró el faraón Khufu (Keops) se garabateó en un pequeño compartimento encima de su cámara funeraria en una de las tres grandes pirámides de Giza.

Los partidarios de esta loca teoría sosteienen que las Grandes Pirámides fueron simplemente “reformadas” por el faraón del Imperio del Antiguo al que se le atribuye su construcción en el siglo XXVI antes de Cristo. Ellos argumentan que la fecha oficial de construcción de las Pirámides se basa únicamente en la presencia de la antigua cartela roja.

De este modo, los dos estudiantes decidieron tomar cartas en el asunto de un modo unilateral. Aprovechando la agitación de las fuerzas de seguridad, que en ese momento se encontraban distraídas por la situación política de Egipto, la pareja ideó un plan para tomar muestras de la pintura de color rojo.

Desde entonces, han afirmado que los fragmentos confirman que la fecha de construcción de las pirámides es mucho mayor que el reinado de Khufu. Sin embargo, varios arqueólogos de gran prestigio descartan la reclamación como una teoría de la conspiración que, según ellos, es imaginaria.

“Esto es totalmente falso y sin sentido”, dijo Ahmed Saeed, profesor de la antigua civilización egipcia en la Universidad de El Cairo.

Otro experto que se ha pronunciado es el Profesor Saeed, que dijo que no era cierto que los escritos datasen del momento de la construcción de la pirámide, aunque en general se acepta que sí son del año 17 del reinado de Khufu. Sin embargo, se podrían haber hecho en cualquier momento durante los siguientes siglos, ya que la tumba fue saqueada en la antigüedad.

Mohamed Abdel Maqsud, jefe del Departamento Egipcio, afirmó que durante más de dos siglos de arqueología se han llevado a cabo una “multitud de investigaciones científicas” que irrefutablemente vincularon a las grandes pirámides con el rey Keops.

“Una pirámide no es un objeto único, forma parte de un complejo estructural conectado entre sí, esto incluye la propia pirámide, el templo funerario, fosos de barcos, la rampa y el templo del valle“, afirmaba Maqsoud en un comunicado de prensa.

Además, se refirió a los escritos del historiador griego Heródoto, que visitó Egipto en el siglo V a.C. Escribió que había pinturas en la rampa de la pirámide de Keops que detallaban escenas de época del faraón, incluyendo su construcción. Esta rampa se desmontaba y se utilizaba para construir las pirámides cercanas durante el Reino Medio, pero muchos de estos bloques todavía contienen el nombre de Keops.

Otras pruebas incluyen diarios en papiros de ingenieros que trabajan en la construcción de la pirámide, los registros de expediciones comerciales para obtener los materiales de construcción y la excavación de un campamento cercano masivo para los trabajadores, donde los constructores residían.

Por su parte, los seguidores de la Lost Civilitation descartan lo anterior, remitiéndose a que resulta una mera evidencia que esta pintura roja tan sólo forma parte de una amplia renovación de estructuras ya existentes.

Los seguidores de esta teoría apuntan a un pequeño conjunto de estudios en gran medida desacreditados y amateurs, incluyendo reclamos por un geólogo que aseguraba que los patrones de erosión prueban que las pirámides y la Esfinge pertenecen a una civilización perdida que supera los 20.000 años.

La embajada alemana en El Cairo emitió un comunicado criticando las acciones de los estudiantes y de las autoridades egipcias, afirmando que no existía asociación ninguna entre los estudiantes y el Instituto Arqueológico Alemán, en un esfuerzo por evitar cualquier sanción contra la propia institución.

El Ministerio de Antigüedades de Egipto, a principios de esta semana, condenó la acción, diciendo que era un “gran violación de la herencia del antiguo Egipto y de la gran pirámide, el único monumento superviviente de las siete maravillas del mundo antiguo”.

Los estudiantes han sido colocados en una lista de vigilancia de aeropuertos y serán inmediatamente detenidos si regresan a Egipto.

Fuente: http://redhistoria.com

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|04:57
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|04:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic