La música que marcó a "la primavera democrática"

El gobierno de Alfonsín también significó un despegue definitivo para nuestro rock. Aquí, una compilación de esos temas que marcaron a una generación.

La Guerra de Malvinas fue el momento histórico en el que los músicos de rock nacional pudieron volver a las radios, luego de años de censura. Desde mediados de 1982, las viejas voces prohibidas y las nuevas, las que emergían, comenzaron a hacerse escuchar, y para cuando llegó el 10 de diciembre de 1983, ya el rock nacional era toda una movida que se retroalimentaba con cada nueva canción, con cada nuevo disco.

Hoy se cumplen 30 años del regreso de la democracia, y durante lo que se denominó la "primavera democrática" (el período en el que Alfonsín contó con el apoyo de la gente y florecieron cientos de expresiones ocultas durante la dictadura), muchas fueron las canciones que marcaron la época.

Proponemos a continuación una selección, incompleta, seguro, pero que cada lector puede ampliar a su gusto.

Si rondás los cuarenta años, seguramente viviste la adolescencia junto a estas canciones.

Apenas diez canciones

Un ícono de esos años fue Mirta de regreso. Aunque no habla de un preso político, la sensibilización ante el encarcelamiento y la tortura la convirtió en un éxito. Pero de todas las canciones que Baglietto y su banda rosarina cantaban por entonces elegimos La vida es una moneda.

Una de las canciones más importantes de uno de los discos más importantes del rock nacional: Los dinosaurios, de Charly García.

A la distancia, seguramente le podemos criticar muchas cosas a Reina Madre, de Raúl Porchetto, pero por entonces fue un himno.

Por entonces, también en las canciones se hablaba de "fumar un porrito", pero con más disimulo. Una de las bandas más grandes de la historia del rock nacional, Los Abuelos de la Nada, y Chalamán.

Él, Federico Moura, fue un precursor, lo mismo que su banda, Virus. Imágenes paganas.

Una de las banda que le puso humor al rock fue Sueter. Aquí, Elefantes en el techo.

 

Había todo un camino que recorrer en cuanto a derechos y leyes, el divorcio era casi un reclamo social, y Las Viudas e Hijas de Roque Enroll empujaban con canciones como La familia argentina.

El delirio total de la mano de Los Twist, con Pensé que se trataba de cieguitos, en vivo (y con otra nostálgica sorpresa: el programa en el que fue grabado).

 

Una belleza, Canción del pinar, de Jorge Fandermole cantada por Silvina Garré.

La última. Les dijimos que era incompleta, pero los invitamos a hacerla más abarcativa. Para el final, Luca, el inmortal, con Sumo, cantando La rubia tarada.

En Imágenes