Deportes

La selección alemana viaja a Suiza para la Eurocopa

Con uno de los presupuestos más altos que haya tenido nunca (unos 20 millones de euros), la selección germana viajará mañana a Suiza para encarar el torneo 2008 con un objetivo que no admite dudas: alzar la corona por cuarta vez.

El plantel alemán se trasladará de Múnich a Ascona, en las orillas del lago Maggiore, en la Suiza italiana, donde lo espera un complejo hotelero de lujo e "inmejorables condiciones de entrenamiento", como dice el entrenador Joachim Löw.

"Estamos listos, sólo hace falta afinar un poco en cada uno de los segmentos del equipo", asegura Löw después de los últimos amistosos. "A partir de ahora, la tensión irá en aumento, algo indispensable que necesitamos para alcanzar nuestro máximo rendimiento".

Löw ya tiene en mente al equipo titular que saldrá a la cancha el domingo, en el debut ante Polonia en Klagenfurt. Pero no lo dice. Quiere mantener abierta la tensión entre los jugadores, confiado de que la competencia entre ellos los motivará a mejorar el nivel. "Tengo dos o tres variantes a definir", alimenta Löw el misterio.

Una de las dudas es quién será el segundo delantero junto a Miroslav Klose, que es número puesto. Hasta ahora priorizaba a Mario Gómez o a Kevin Kuranyi, pero en los últimos días mejoró notablemente Lukas Podolski, que viene reclamando la titularidad sin palabras pero con actitudes.

"La meta es salir campeones", dijo Podolski. "Y para ello, ante Polonia, hay que dejar marcadas muy bien las ambiciones".

Pero hay otras dudas que el último amistoso ante Serbia (2-1) no pudo despejar. Sobre la banda derecha falta un volante ideal para cubrir el vacío que dejó el experimentado Bernd Schneider, lesionado.

Löw admite que ninguno de los tres candidatos a ocupar la plaza "está en condiciones de reemplazarlo de igual a igual", refiriéndose a Clemens Fritz, Bastian Schweinsteiger y David Odonkor.

En el arco estará el veterano Jens Lehmann, a pesar de las dudas que dejó en el anteúltimo amistoso, con varios errores en el 2- 2 ante Bielorrusia. Después, ante Serbia, no tuvo practicamente intervención como para calmar a los nerviosos.

Y finalmente están las preocupaciones en torno al central Cristhoph Metzelder. El jugador del Real Madrid llegó con poca práctica después de una prolongada lesión, y se le nota la falta de minutos de juego. "Está mejorando día a día y ahora las próximas sesiones de entrenamiento lo pondrán a punto", aseguró Löw.

Uno que no dejó un ápice de dudas es el capitán, Michael Ballack, que en los partidos de preparación se mostró descollante, según la coincidente apreciación de sus colegas de equipo y la prensa deportiva.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|18:28
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|18:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes