La foto de Ricardo Fort y el comunicado de la casa velatoria

Tras la difusión de la imagen en la Web, la cochería se solidariza "con el lamento ocasionado" através de un escrito.

La foto fue tomada en la sala velatoria donde permanecieron los restos del mediático empresario en la noche del lunes 25 de noviembre. Y en la misma se ve a un hombre con guantes de látex, parado al costado del ataúd y mirando a quien está tomando la fotografía, mientras -presumiblemente- trabajaba sobre el rostro de Fort, ya que los cuerpos de las personas fallecidas son acondicionados y maquillados antes de su último adiós, contó el sitio Ciudad.

La fotografía causó escándalo y además por error la foto también se vio en TV, cuando durante el programa Ponele la firma se ponchó la imagen por un segundo.

Por un error, en un momento se ponchó la foto, pido disculpas a la familia, no era mi intención que eso pasara”, destacó Marcelo Polino.

Por eso, la empresa Córdoba Velatorios, donde descansaron los restos de Fort antes de ser enterrados en un cementerio privado de Pilar, emitió un comunicado:

Córdoba Velatorios es una Empresa de Casa Napolitano S.A. que desde hace 20 años es reconocida en su trayectoria por la calidad y seriedad en la prestación de servicios fúnebres.

La transparencia en la relación comercial y la intensidad en la dedicación de cuidar cada detalle que brinde bienestar en situaciones de aflicción y pésame, hacen distinción.

Nuestra empresa sólo es conocida por la excelencia en la prestación del servicio que hace a su objetivo y el constante desarrollo para mejorar sus alcances.

Al tiempo del servicio que prestamos, deben practicarse actividades relacionadas con la ciencia médica.

La tanatopraxia es una práctica médica que se desarrolla por un especialista, que exige del ámbito del ejercicio su exclusiva custodia, con la participación del asistente de su elección y a su cargo. Su actividad se desarrolla bajo su control absoluto, ajeno de terceros y sometido a los principios médicos, debiendo mantener el respeto en el ejercicio de su actividad a las exigencias de reserva discrecional propia del profesional de la medicina.

El profesional médico bajo juramento debe guardar secreto y evitar injurias.

La violación de dichos deberes vulneran la ética y compromiso social que sostienen quienes integramos esta empresa.

Entendemos desde ya solidarizarnos con el lamento ocasionado a cualquier persona por los alcances de la conducta antisocial, si la violación del secreto profesional hubiese existido.

Nuestra tarea es delicada y tratamos de preservar la sensibilidad de quienes asistimos.

Este es el pensamiento y el sentir de directivos y empleados de Córdoba Velatorios.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 03:25
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 03:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial