Las dudas y las cuentas

¿Cuándo se usa "que" u cuándo "de que"? Contra el queísmo y el dequeísmo nos habla en esta columna la especialista Nené Ramallo.

Cuando éramos estudiantes y todavía se enseñaba normativa y corrección en la expresión, aprendimos que no se debía emplear el DE QUE detrás de algunos verbos y de varias locuciones sustantivas y adjetivas; en general, eso quedó grabado en nuestra memoria, pero es necesario ampliar esas nociones y entender que, muchas veces, es absolutamente correcto y necesario el empleo de ese DE QUE.

Así sucede, por ejemplo, en expresiones formadas a partir de la utilización de ‘dudar’ y  de ‘duda’. El verbo, cuando significa ‘tener dudas o desconfiar’, puede construirse de dos modos: como intransitivo, con un complemento introducido por DE, como en la expresión  Dudo de su sinceridad y lealtad. Esa preposición, cuyo uso nos resulta natural sin cuestionarnos la corrección de su empleo ante un sustantivo o locución sustantiva, debe mantenerse  cuando  el complemento sea una subordinada introducida por la conjunción ‘que’;  es correcto, entonces, el empleo conjunto de la preposición DE con la conjunción QUE; si transformamos el ejemplo anterior, diremos Dudo de que sea un hombre sincero y leal. Por consiguiente, es incorrecta la forma *Dudo que sea un hombre sincero y leal.

A veces, ‘dudar’ actúa como verbo transitivo. En este caso, el complemento verbal es directo y se  construye sin preposición. Esta es la construcción habitual cuando el complemento es una subordinada introducida por la conjunción QUE o si sustituimos toda esta subordinada por un pronombre átono de tercera persona: Dudo que haya dicho la verdad. Lo dudo. Como el hablante común no sabe sintaxis ni está realizando un análisis de cada forma de su expresión, debemos decirle que también se considera correcta, en estos casos, la construcción con preposición: Dudo de que haya dicho la verdad; ¿por qué es correcta? Porque se puede sustituir la expresión por Dudo de ello.

También ofrece distintas alternativas la locución formada por el verbo DAR y el sustantivo CUENTA, en las expresiones ‘dar cuenta’ y ‘darse cuenta’. La primera, ‘dar cuenta’ significa “informar a alguien sobre algún asunto”; en este caso, la locución va seguida siempre de la preposición DE y, si hay subordinada, de la forma DE QUE; así, por ejemplo:  Aún mi secretaria no me ha dado cuenta de lo sucedido hoy. El empleado dio cuenta a su jefe de que la marcha de los hechos era absolutamente normal.  Como pronominal, ‘darse cuenta de algo’, significa ‘advertirlo o percatarse de ello’; también en este caso conservamos, en todos los casos, la preposición DE: ¿Se dio cuenta de la inseguridad del candidato en su exposición? Ya se dio cuenta mi madre de que le ocultábamos la verdad acerca de su estado de salud. Debe evitarse, según advertimos, en el habla esmerada, la supresión de la preposición DE  cuando el complemento sea una subordinada introducida por la conjunción QUE; por consiguiente, es incorrecto decir *Ella se dio cuenta que llovía y volvió a buscar el paraguas. Debió decir: Ella se dio cuenta de que llovía y volvió a buscar el paraguas.

En cambio, en la expresión ‘tener en cuenta’ cuyo valor significativo es el de “considerar, tener presente”, nunca se admite como correcto el uso del DE QUE, sino que la única forma válida es la encabezada por QUE. Entonces, diremos, por ejemplo: ¿Tuviste en cuenta que ese fin de semana incluye un feriado con fines turísticos? No ha tenido en cuenta que ella siempre obra con justicia y rectitud.

Existe otra locución que incluye el sustantivo ‘cuenta’: se trata de la expresión ‘habida cuenta’, que significa “tomando en consideración algo”, lo cual se expresa en el complemento que viene luego de la preposición ‘de’. El complemento puede ser un sustantivo o una subordinada introducida por la conjunción ‘que’: Habida cuenta de su estado febril, no es posible exigirle su participación en la reunión. No importaron más lanas de esa clase habida cuenta de que las han gravado con un impuesto demasiado elevado.

Opiniones (4)
21 de Enero de 2017|15:05
5
ERROR
21 de Enero de 2017|15:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Tal parece que, por esta vez, un comentario atre mi atención más que la nota misma. Eso de que la gramática es un tema `árido y aburrido` no puedo endosarlo, en modo alguno. Sí, me parece, estos calificativos vienen a demostrar el mismo concepto que acabo de exponer. La gramática no es árida, no lo es en absoluto, basta con conocerla un poco para disfrutarla y el calificativo de aburrido no le aplica en lo más mínimo a menos que, como queda dicho, nuestra tolerancia y nuestra perseverancia se vean reducidas a una mínima expresión y ya no seamos capaces del mínimo esfuerzo de atención. No es aburrido interpretar a Chopin en el piano ni resulta arduo llegar a hacerlo medianamente bien. Seguramente sí lo es llegar a ser pianista profesional, pero para interpretar decentemente una gran obra no se requiere más que un poco de disciplina y pasar el umbral del entrenamiento básico. A partir de ahí, todo es disfrute, no hay aburrimiento posible. Ya no tenemos esa capacidad o, diré por lo menos, una gran parte de los jóvenes no la tiene. Hay que trabajar en ello. Saludos
    4
  2. Al contrario de lo que expresa `Cartín`, yo encuentro clarísima y muy pertinente la explicación, como de costumbre. Pero más interesante resulta detenerse en esa pregunta alegórica que sigue en el comentario. Adelanto que no poseo la respuesta a tan ardua cuestión. Se me ocurre que el fragor de la vida moderna con su universo de luces y sensaciones rápidas, rapidísimas, nos va quitando capacidad contemplativa y esto nos hace cada vez menos aptos para apreciar la belleza de las cosas profundas. Hoy, por ejemplo, se acortan las carreras universitarias tradicionales porque los estudiantes quieren el diploma ya, ya mismo. Los pibes y las pibas se revuelcan juntos en cualquier sitio sin averiguar ni el nombre de su ocasional compañero. Ni hablar de sentimientos ni de relaciones profundas. Y no quiero detenerme en tantos otros ejemplos que podría citar. Creo que hemos creado muy rápidamente una generación muy superficial que enseguida se aburre de cualquier tarea. No se valoran la gramática, ni el arte, ni nada que demande un poco de atención. El cerebro de los jóvenes solo parece responder a impulsos intensos y breves. Del mismo modo será muy difícil que se interesen en descubrir la belleza de la obra de los grandes maestros de la pintura y la música. Hay que trabajar en ello y estos artículos, en mi modesta comprensión de las cosas, aportan lo suyo. Cuando yo era niño, mi madre y mis maestras me aconsejaban que, ante cualquier duda gramatical u ortográfica, buscara las palabras en el diccionario o `en cualquier libro`. En esos años (hace muchísimo), cualquier papel impreso era GARANTÍA de buena escritura. Hoy se produce demasiado y, como ya dije, a demasiado alta velocidad (lo mismo vale para el cine, la TV, la música, cualquiera filma, cualquiera graba, cualquiera publica). Miro la foto que ilustra la nota y veo con horror un escandaloso error gramatical en un libro. No solo eso sino que además lo veo en el título, con grandes caracteres y en la tapa. Y no solo eso sino que también leo `Segunda edición`. Ni hablar de los artículos de este y de cualquier otro diario. Evidentemente, don `Cartín`, la gramática y el concepto de la cosa bien hecha en general se encuentran muy, pero muy devaluados en los tiempos actuales. Le repito, no poseo la respuesta a su pregunta, solo comparto la angustia por todo lo que esta idea encierra. Saludos
    3
  3. Son muy interesantes estas columnas. Nos hace revivir/refrescar conceptos aprendidos en la escuela. Pero ayer y hoy, a raíz de los demanes en la provincia de Córdoba, hemos escuchado a los comunicadores sociales que en algunos casos anunciaban "hubo saqueos en..........." y otros decían: "hubieron saqueos en.....". Sería conveniente que nos recuerden cómo debe decirse correctamente. Gracias.
    2
  4. Algo complicada la explicación. ¿Cómo se logra que los estudiantes, tan poco interesados en estudiar, quieran ocuparse de temas tan áridos y aburridos como la gramática?.
    1
En Imágenes
Asistencia del Ejército a los afectados por las inundaciones en Santa Fé
20 de Enero de 2017
Asistencia del Ejército a los afectados por las inundaciones en Santa Fé
La sábana africana bajo la luz crepuscular
19 de Enero de 2017
La sábana africana bajo la luz crepuscular