Deportes

Quejas de los tenistas juveniles desde Roland Garros

Al tenis argentino no le alcanzó con haber cerrado su peor Roland Garros en casi una década: al fracaso de sus mejores exponentes se le suma ahora una polémica en la siguiente generación, la de los juveniles.

Guido Pella, de 18 años y una de las principales esperanzas de renovación del tenis argentino, debutó con éxito en el torneo juvenil de Roland Garros, pero dedicó unos cuantos minutos tras el partido a criticar con dureza el trabajo que hace la Asociación Argentina de Tenis (AAT) con los juveniles.

"Para mí no se hace una buena preparación. No se eligen bien a los entrenadores. Los que están no son los mejores. Estuve en el hotel con los chicos y la verdad es que no me parece que se manejen las cosas como corresponde. Yo no los vi entrenarse, los vi todo el tiempo en las computadoras, y nadie está detrás de ellos", disparó Pella.

"Me parece que si querés ser bueno tenés que hacer las cosas bien, en función de eso. Los chicos necesitan más atención", añadió el jugador, que está en Roland Garros en forma privada, porque rechazó integrarse al equipo enviado por la AAT.

"La AAT no me apoyó en nada. Lo que me ofrecieron fue hacer la gira COSAT (sudamericana) para sumar puntos y entrar en los torneos, pero yo no quería viajar con el equipo, porque para mí no se hace una buena preparación", insistió Pella, reciente campeón de la Copa Bonfiglio, uno de los torneos juveniles más prestigiosos del calendario anual.

Mientras Pella acusa a la AAT de fallar en su trabajo con los juveniles, la entidad que dirige el tenis argentino asegura que invirtió 34.000 dólares en financiar "la gira europea de casi dos meses que incluye torneos como Roland Garros y Wimbledon".

En esa gira "solventada por la AAT", insiste el organismo, participan Aranza Salut, Paula Ormaechea, Juan Vázquez Valenzuela, Ignacio Mártire y Kevin Konfederak, todos dirigidos por Fernando Segal.

Pella dice que la AAT miente. "Yo preferí evitar todo eso y venir en forma particular. Por eso me molestó cuando la AAT salió a decir que me había apoyado cuando gané el Trofeo Bonfiglio. Si no me apoyan y no dicen nada, todo bien. Pero que mientan me parece muy feo".

El jugador, que acaba de cumplir los 18 años, está entrenado por Fabian Blengino, y el año pasado tomó la decisión de jugar torneos menores para profesionales. Al no sumar puntos en la COSAT, tampoco obtuvo la entrada a la gira juvenil europea. Como contrapartida, llegó a situarse 576 del ranking mundial. Ahora está 615.

Pero este año decidió intentar inscribir su nombre en el historial de campeones juveniles de Roland Garros tal como en otros años lo hicieron compatriotas como Guillermo Pérez Roldán, Mariano Zabaleta y Guillermo Coria, todos exitosos después entre los profesionales.

"Siempre quise volver a jugar en juniors. Estar acá, en Roland Garros, viviendo todo esto es increíble, compartir cosas con los mejores jugadores, verlos en los vestuarios...", enumeró, al tiempo que dijo que seguirá "siempre" lo que le sugiera Blengino, aunque eso le cause problemas.

"Mi entrenador no tiene una buena relación con la AAT y supongo que por eso por ahí no me dan apoyo o no me incluyen en los proyectos. Pero yo confío plenamente en él. Sé que lo que él dice es la verdad, que me aconseja bien, y lo que me diga, lo voy a hacer".

Y volvió a poner en duda el futuro del tenis argentino. "En la Argentina hay siempre jugadores juniors, pero si la AAT no cambia va a ser difícil que puedan llegar. Mi camada ya está terminando y a la que viene le falta bastante. Ojalá toda la vida tengamos tenistas en el top ten, lo digo de corazón, porque aunque yo no llegue quiero que mi país esté arriba. Pero así va a ser muy difícil".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|07:57
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|07:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016