Alerta: los problemas con las matemáticas pueden ser discalculia

Los cálculos no son fáciles y no es extraño que presenten alguna dificultad, pero esto puede deberse a un trastorno tratable.

Las dificultades para resolver cálculos matemáticos puede deberse a un trastorno conocido como discalculia, que se caracteriza por generar dificultades y hasta la imposibilidad de aprender a realizar cálculos matemáticos.

Dos grandes áreas de debilidad pueden contribuir a la discapacidad de aprendizaje de las matemáticas: dificultades óptico-espaciales, que resultan en  la dificultad para que la persona procese lo que los ojos ven y dificultades de procesamiento del lenguaje, que resultan en la dificultad para que la persona procese y dé sentido a lo que los oídos oyen

 Sin embargo, con el uso de métodos de aprendizaje alternativos, las personas con discalculia pueden superar estas dificultades.

Las consecuencias de este trauma pueden  ser varias, por ejemplo, una persona que tiene problemas para procesar el lenguaje se enfrenta a retos diferentes en matemáticas que una persona que tiene problemas con las relaciones óptico-espaciales. Otra persona puede tener dificultad para recordar hechos y mantener una secuencia ordenada de pasos.

Si los conceptos básicos de matemáticas no se dominan temprano, los adolescentes y adultos con discalculia pueden tener problemas con conocimientos matemáticos más avanzados, reduciendo  la capacidad de seguir procedimientos que requieren muchos pasos para poder identificar la información crítica necesaria para resolver ecuaciones y problemas más complejos.

Sobre la discalculia, el sitio http://www.ncld.org señala: “Tener problemas para aprender matemáticas, no significa necesariamente que una persona tenga una discapacidad de aprendizaje. Todos los estudiantes aprenden a ritmos diferentes. Puede tomar tiempo y práctica para que los jóvenes encuentren sentido a los  procedimientos matemáticos formales”.

Algunos signos que podrían poner en alerta ante una posible situación de discalculia serían (siempre considerando las edades evolutivas): uso de los dedos para contar, dificultades para contar hacia atrás, problemas para trabajar con cifras grandes, no identificar la operación con la que podría resolverse un problema, problemas para memorizar las tablas de multiplicar, ansiedad o bloqueo al trabajar con matemáticas (esto como consecuencia de la sensación de fracaso que se va generando en los niños).

Si tenés cerca a algún niño o adolescente que presenta serias dificultades con las mátemáticas, podés visitar el sitio http://www.discalculia.es para conocer más sobre el tema.

Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|21:27
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic