La pizzería recomendada: ¡amasan y hornean en el momento!

¿La pizza argentina existe? Cenamos en Vicente, y nos asombramos con su patriótica propuesta. En esta nota los detalles.

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.

Hoy en día muchas pizzerías fabrican sus "pre-pizzas" o las compran, pero yo prefiero las recién horneadas. Esas que el maestro pizzero va amasando de a una, la revolea por el aire y luego la manda al horno… hmmm ¡qué ricas!. Pueden ser finitas, de molde o media masa, pero me encantan recién horneadas y crocantes.

Por eso me tenté cuando pasé por el sector gastronómico de La Barraca y ví a través de la vidriera al pizzero junto al horno trabajando. El salón principal tiene bonito piso cuadriculado, lámparas galponeras, y mucha madera clara. Láminas con imágenes llamativas que le dan color al ambiente, y algunas palas pizzeras cuelgan de sus muros.

 

En esa noche calurosa, si bien nos gustó el salón, preferimos quedarnos en la galería exterior que tiene linda vista hacia una fuente. No quedaban mesas, pero una moza muy atenta nos armó una al momento. El mobiliario es de madera clara, la mantelería de papel blanco, y los cubiertos vienen en simpático estuche tipo cucurucho. Me resutaron muy simpáticos los baldes de zinc a modo de alcuza.

Llegó la carta, muy simple, y fácil de leer. En un par de páginas se veían unas entradas, y las pizzas "laureadas", las "históricas", y las "ré-públicas" (léase más o menos comunes, especiales y re-especiales). También estás las Vicentinas, que son pizzas rellenas o calzones. Me pareció muy divertido el lenguaje que han utilizado para desarrollar el concepto de la marca, desde el nombre de la pizzería (Vicente, sin López ni Planes), hasta el de las pizzas y las promociones, haciendo referencia al Himno Nacional y "la argentinidad" con un tono humorístico. Si bien la pizza sabemos que se originó en Nápoles, Italia, y se ha hecho famosa mundialmente, los argentinos hemos puesto nuestra creatividad e ingredientes regionales para hacerla "más nuestra" y con identidad propia.

La moza, siempre muy amable, nos sugirió para comenzar una picadita de fiambres mientras esperábamos las pizzas. Pero al final, llegaron casi juntas, entrada y pizzas. La picada tenía jamón crudo y cocido, longaniza, quesos de diferentes tipos, aceitunas y tomates secos. Pedimos 2 pizzas de varios gustos: Fugazzeta azul (Salsa mozzarella, cebolla salteada, orégano ,aceitunas, y queso azul), Ananá con panceta ahumada, otra de 4 quesos y una llamada "Frutos del Sublime Mar" con mariscos. ¡Queríamos probar todo! Entre 4 personas, no pudimos terminar las 2 pizzas grandes y la picada, realmente están hechas con gran cantidad de ingredientes (y de buena calidad). En un momento se nos enfriaron las pizzas, y la moza nos ofreció llevárselas para calentarlas (muy atenta). Hojeamos la carta de vinos con una linda variedad de bodegas, pero la verdad nos tentaron más las cervezas (tienen las marcas tradicionales como Andes, Quilmes, Stella Artois y Patagonia, y también de barril).

Disfrutamos con amigos de una cena muy divertida, distendida y ¡comiendo rico!

La verdad es que como muchos dicen, el mejor maridaje para un momento gastronómico es la buena compañía…

Un detalle: Me tocó un cuchillo que no cortaba muy bien, me extrañó, ya que la pizzería es nueva y es imposible que tengan un cubierto gastado… ¡pero estas cosas a veces pasan!

Abundantes mariscos en esta pizza

Luego de una agradable sobremesa, decidimos probar un par de postres (no tienen gran variedad). Nos decidimos por una ensalada de frutas y un flan casero. Simples, ricos, y grandes. Como excepción pedimos una bocha de helado en una ensalada de frutas, por suerte no tuvieron inconveniente en darnos el gusto. Eso es bueno, cuando "miman" al cliente, ¿no?

Lo que más nos gustó: la variedad de pizzas, la cantidad y calidad de los ingredientes. El servicio muy bien diez (rápido y amable). También la ambientación nos pareció lindísima.

Lo que menos nos gustó: La pizza de frutos de mar estaba un poco salada para mi gusto. La entrada y pizzas salieron casi juntos, por lo que se nos enfriaron las pizzas mientras comíamos la picada.

Si querés pasar un buen momento con amigos o en familia, este es un buen lugar.

Y como dice el himno de Vicente...
"A la Pizza Argentina, Salud!

INFO ÚTIL:
· Dirección: La Barraca Mall - Las Cañas 1833 - Guaymallén - Mendoza
· Abierto todos los días para almuerzos y cenas
· Tel. 0261 459 8088
· Precios: pizzas grandes dese $75 a $180 aprox. Postres $20 a $30. Ensaladas $50. Cervezas $25 a $75. Vinos de $60 a $150.
· Se reciben tarjetas. No hay delivery, pero sí "take away" (llamás y lo pasás a buscar)
· Hay menú ejecutivo para almorzar. Hay opciones para vegetarianos.
· Para entretenimiento de niños ofrecen papel y crayones.
· Pizza libre los domingos al medio día.
· Estacionamiento en el mall, o con reserva previa también te reservan lugar en la playa subterránea.
· Acceso y baños para discapacitados

NOTA DE LA REDACCIÓN: esta crítica es independiente. Los autores de la misma no tienen relación económica ni comercial con los lugares mencionados.

¿Y vos, cuál nos recomendás? Dejanos tus comentarios!

Dos más Dos - Marketing Gastronómico
info@dosmas2.com.ar

Opiniones (5)
18 de octubre de 2017 | 15:55
6
ERROR
18 de octubre de 2017 | 15:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La verdad que has diferentes pizzerias en las que uno disfruta ir...por ej Capri es una pizzeria de años y yo amo sus pizzas...pero como buena gastronómica que soy siempre hay que innovar asi q ahi estaremos para probarlas...me gusto al idea de los Domingos es bueno para llevar a los niños!!!
    5
  2. Las de Pedro Molina y 25 de mayo son pre-pizzas... no son amasadas y horneadas en el momento. A mi me gustan las de La Pizza en Sarmiento, y las de Zitto... todas hechas en el momento.
    4
  3. No hay mejor pizza q la de La Massa de Pedro Molina y 25 de mayo !!
    3
  4. La pizza con vegetales grillados es ES-PEC-TA-CU-LAR!
    2
  5. Muy buena la nota, como siempre. No fui aun, pero me tentaste. Gracias
    1