El truco más valioso de un mago, en herencia para el Buda Eterno

La historia del viaje de un acto de magia legado a uno de los hombres más espirituales del mundo y que vive en la India.

El Mago Tenor ya está viejo, encerrado en su descuidada casa, y nunca sabremos si premonitoriamente o por azar, llama a su abogado para que este se encargue de hacerle llegar al Buda Eterno el último truco que le queda en propiedad. Después de eso, el Mago Tenor va a morir, y su legado, su herencia, comenzará el viaje hacia su nuevo propietario.

En esa trama nos mete César Aira con su nueva novela, El testamento del Mago Tenor (Emecé), una nueva historia llena de esos vericuetos a los que el autor nos tiene acostumbrados, uno de esos viajes en los que sabemos (más o menos) dónde los comenzamos, pero escasamente podemos presentir adónde llegaremos.

Un affaire que comienza en un barco, la conflictiva -pero lindante con el amor- relación entre el Buda Eterno y la empleada doméstica que le destinó una empresa privada, paisajes imposibles, el comercio detrás de todo. Los elementos que componen esta (como cada novela de Aira) se sostienen a sí mismos en una escalada de tensiones que sólo la maestría de un narrador como él puede encaminar a una resolución.

Cada vez que Aira publica una nueva novela, demuestra que los recursos de los que dispone son inagotables, de manera que nos obliga a nuevas desestructuraciones y reestructuraciones para poder seguir su ritmo, ese de la inagotable ironía, ese de la pura literatura.

Digamos, sencillamente, que El testamento del Mago Tenor es más de lo mismo, es decir, más de ese Aira que no deja de sorprender cada vez que lanza una nueva novela.

Alejandro Frias

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó6/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|03:32
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|03:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016