Un Pity Álvarez encendido llenó de rock el Arena Maipú

En buena forma, acompañado por una banda nueva que lo respaldó, el mítico personaje del rock nacional brindó un recital compacto y potente.

La espera fue larga, por momentos se comenzó a especular con su presencia, pero finalmente salió, el público estalló y el brindó un show potente, equilibrado y sin fisuras en la fisura.

Cerca de la 1:40, Pity Álvarez apareció en escena y durante dos horas corrió con rock and roll a sus seguidores. Con un saco entallado negro y una camisa blanca, Álvarez se plantó en el escenario y tras un escueto saludo se subió a los acordes del “Árbol de la vida”. Con eso comenzó una recorrida por los primeros pasos de Viejas Locas y lo mejor de Intoxicados.

En ese arranque de luces y humo espeso sonaron “Todo terminó”, “Adrenalina”, “Homero”, “Me gustas mucho”, “Todo sigue igual” y “Rodando por ahí”, interpretados musicalmente por una banda prolija y sólida que cargó matices un rock barrial que suena totalmente distinto al de los noventa.

Vientos bien puestos, al frente y con potencia. Coros variables que llenan espacios y ablandan, hacen que el rústico rock barrial ya no sea tal, aunque claro, los acordes siguen siendo los mismos y la temática de las letras también.

Del primer bis, Pity volvió con look renovado, un cambio de vestuario digno de una estrella rocker. Pantalón rojo y camisa clara, siempre con gafas. Otra excursión a los pasillos oscuros y a las esquinas del conurbano bonaerense a los que trasportan los acordes de “Perra”, “638” y “Caminado con las piedras”.

Cuando el fin acechaba y los cuerpos del rock no se movían de su lugar, Pity volvió a escena tras un parate largo, que generó la salida de varios espectadores que no confiaron en el regreso de Álvarez.

El segundo bis abrió con “Ya no sos igual” de Dos minutos, para ponerle punk a una noche calurosa. Sin respiró soltaron “Intoxicado” y para cerrar una extensa y decorada versión de “Una piba como vos” que sirvió para presentar a la banda y cerrar una jornada filosa y a puro rock and roll.

Cuando uno asiste a ver a estos artistas uno camina a una cita a ciegas. Puede que no se concrete, puede brindar un festín pobre que no satisface o bien, puede uno participar de un espectáculo redondito, en el que uno puede compartir el estilo musical o no, donde uno se marcha conforme, lleno. Por que encontró lo que fue a buscar y eso pasó ayer en el Arena Maipú con la presentación de Pity Álvarez.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 01:05
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 01:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial