¿Por qué falleció Ricardo Fort?

Las numerosas cirugías y la cantidad de remedios que tomaba el mediatico para llevar adelante su vida, fueron el detonante del fatal desenlace.

Aunque la causa oficial que produjo esta mañana la muerte del empresario mediático Ricardo Fort fue un paro cardíaco asociado a una hemorragia digestiva masiva, lo cierto es que en este trágico desenlace tuvieron mucho que ver la treintena de cirugías a las que el millonario se sometió a lo largo de su vida.

De hecho, el popular empresario pasó en los últimos meses más tiempo en hospitales que en su propia casa, según puede comprobarse a partir de una revisión de las últimas noticias aparecidas sobre él en la prensa.

Fort se sometió a numerosas cirugías estéticas para cambiar su apariencia, pero con el correr de los años, las operaciones fueron mutando de estéticas a intervenciones sanitarias, principalmente en su espalda y sus rodillas, severamente dañadas y hasta ayer con múltiples prótesis que terminaron afectando su cuerpo, según publicó el diario Clarín.

En marzo de 2010, a Fort le coloraron seis tornillos de titanio y dos espaciadores en la rodilla izquierda. Luego en junio de ese año fue internado por fuertes dolores en la columna, mientras que en septiembre de 2011, volvió a ingresar al quirófano para revisar 15 clavos que tenía en su columna vertebral.

Una de las radiografías de la espalda de Fort. Gentileza Clarín/Twitter

Pero el primer momento crítico que sufrió Fort fue en octubre de 2011, cuando estuvo al borde de la muerte durante una operación en el sanatorio La Trinidad. El millonario sufrió una arritmia y tuvieron que suspender la cirugía, la que luego fue reprogramada y se llevó a cabo tiempo después, señala el matutino porteño.

Otra complicación sufrió pocos meses después, cuando le detectaron una úlcera en el duodeno, que se le perforó, y tuvo que ser operado de urgencia por una peritonitis. Le sacaron cuatro litros de pus.

En septiembre de este año, Fort volvió a entrar al quirófano a raíz de nuevas complicaciones en su espalda, donde le implantaron 16 tornillos de titanio en la columna, más dos varillas para apuntalarla. Además le implantaron anillos de metal para separar sus vértebras y evitar el desgaste de sus discos.

Rdiografía de la espalda de Fort. Gentileza Clarín/Twitter

Dos meses después, precisamente el 17 de noviembre, Fort reveló que se fracturó el fémur en su último viaje a Miami, desde donde tuvo que ser trasladado en silla de ruedas al sanatorio La Trinidad para someterse a otra operación. Pero la misma, que debería haber sido esta mañana, nunca se llevó cabo por el deceso del chocolatero.

Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 03:26
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 03:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho