Cinco secretos para cortar cebolla sin llorar

¿Alguna vez te preguntaste por qué llorás al picar cebolla? ¿Y cuál es la solución? ¡En esta nota te contamos todo!

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.

Si picaste cebollas alguna vez, ya sabés lo que se siente. A medida que vas cortando las capas, una pequeña molestia en los ojos te advierte que se avecinan y, de pronto, sin siquiera consultarte...
¡¡¡Buaaaa!!! Brotan las lágrimas y empezás a llorar como una magdalena y, por si fuera poco, una vez que empiezan a caer, ¡Parecen no detenerse nunca!

 Como en Food Lovers nos gusta verte reír (y no llorar), te contamos los cinco métodos más efectivos para no sufrir en ese solemne acto.

¿Te preguntaste alguna vez por qué lloramos al cortar cebolla?

 

Al cortar el alimento se rompen sus células y se libera una enzima  alinasa.

Esta enzima, genera una de reacciones químicas y libera sustancias, entre ellas, una llamada propanotial, que es soluble en agua, que impregna rápidamente el ambiente y, al tomar  con nuestros ojos, provoca irritación y nos hace llorar.

 

Existen infinidad de teorías para evitar ponernos melancólicos frente a este vegetal.

En mis cursos me he topado con los más insólitos, desde ponerse una cuchara en la boca, hasta hacer un buche con agua mientras se pica la cebolla. Pero no todos dan el resultado que esperamos y algunos hacen que nos veamos un tanto ridículos.

 

Aquí los cinco métodos que consideramos más efectivos.

1- Cortar la cebolla con un cuchillo bien afilado. Esto garantiza que el corte sea más rápido y limpio, liberando menos sustancias que provocan irritación.

2- Poner la cebolla en el freezer durante 10 minutos antes de picarla. Con unos minutos de frío, la acción de las enzimas se hace más lenta y se retarda la liberación de las sustancias que irritan los ojos, lo que nos da un poco más de tiempo de ventaja para picar la cebolla sin lagrimear.

3-Mojar la cebolla mientras se corta. Esto da resultado porque el proceso va lavando las sustacias que producen la irritación. Sin embargo, resulta poco práctico ya que lleva tiempo y la humedad en la cebolla puede hacer que el cuchillo se resbale durante el corte.

4-Usar antiparras o anteojos cerrados. Recuerdo a mi hijo de 2 años mirándome entre horrorizado y divertido la primera vez que me vió picando cebolla con antiparras. Hoy, contamos con accesorios más modernos que se venden por internet, como estos anteojos especialmente diseñados, que protegen nuestros ojos de cualquier irritación.

5- Poner a hervir un jarrito con agua al lado de la tabla de picar. Este es uno de mis favoritos. El vapor de agua que se genera, atrae a la enzima y nuestros ojos pueden dedicarse tranquilos a mirar lo que estamos haciendo para que resultemos ilesos.

Opiniones (7)
23 de Junio de 2017|07:42
8
ERROR
23 de Junio de 2017|07:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. cocobasile: Prefiero llorar antes que votar a Scioli.
    7
  2. respirar por la boca, y así evitar las sustancias volátiles de la cebolla que irritan la nariz y los lagrimales
    6
  3. si gana macri vas a llorar hasta cuando cortes pan (si es que te alcanza p comprarlo). El quinto método es votar a scioli
    5
  4. el único método que me da resultado es respirar por la boca. La irritación que provoca el propanotial es a través de su olor. La zona superior de la nariz conecta directamente con el lagrimal.
    4
  5. Otra es dejar abierta la canilla de la pileta de cocina un poquito mientras la cortamos. Por lo menos a mi me da muy buen resultado
    3
  6. Yo uso lentes de contacto así que hace años ya no se qué es llorar cortando cebolla!!! ;)
    2
  7. Otra opción es respirar por la boca así el gas que despide la cebolla no pasa por la nariz, y la irritación es mucho menor...
    1