Las 20 fases de una borrachera, explicadas por la ciencia

De alguna manera, algo sabemos sobre las etapas que se atraviesan durante una borrachera, pero en esta nota las fases quedan clarísimas.

Instintivamente, apoyados también por la sabiduría popular y algún que otro dato, sabemos algo sobre el proceso que se atraviesa durante una borrachera.

Ahora, la ciencia nos ofrece la posibilidad de conocer veinte momentos del consumo de alcohol, desde las primeras copas hasta la resaca, y no se trata de etapas como la melancólica, la histriónica, la violenta, sino de las fases por las que atraviesa nuestro organismo.

Etapas de un borrachera

1. Cuando bebes, el alcohol es absorbido en su mayoría a través de las paredes de tu intestino delgado, y se dispersa por tu cuerpo a través de tu sangre. 

2. Algo de alcohol llegará a tu cerebro. 

3. La comunicación entre tus neuronas se vuelve más lenta. Así que te das menos cuenta de lo que está sucediendo a tu alrededor. 

4. Tus pensamientos se vuelven más claros y precisos, gracias a un aumento en el neurotransmisor GABA 

5. Así que piensas con bastante claridad, acerca de muy poco. Lo que probablemente lleva a… 

6. Empezar a no articular bien tus palabras y tener problemas con el equilibrio, la coordinación y la atención. 

7. Terminarás olvidando tus aventuras de borracho al día siguiente. 

8. Y por supuesto tus habilidades para tomar decisiones no están a la altura en este momento. 

9. ¡Pero no todo es malo! Beber un poco antes de ir a la cama ha demostrado que ayuda a dormir más rápido, e incrementa el sueño profundo en la primera mitad de la noche. 

10. Aunque eso implica que tu sueño sea más ligero y que te despiertes con más frecuencia durante la segunda mitad de la noche. 

11. Y al día siguiente, resaca. 

12. Cuando bebes, tu cuerpo elimina más fluidos que de costumbre, de ahí la deshidratación.

13. El alcohol hace que los vasos sanguíneos se dilaten, lo que genera dolores de cabeza. 

14. El alcohol que bebes se descompone en tu hígado, creando una toxina llamada acetaldehído. Si manejas el ritmo al que bebes, el acetaldehído se descompone prácticamente de inmediato. 

15. Si bebes demasiado, tu cuerpo no puede procesar el acetaldehído, así que se acumula. Lo que te lleva a sentir náuseas, mareos, vómito. 

16. Las buenas noticia es que hay algunas cosas que puedes hacer para aliviar la resaca. Primero, asegúrate de mantenerte hidratado. 

17. Las bebidas más oscuras como el whisky contienen más toxinas conocidas como congéneres, subproductos de la fermentación, lo que te provocará una resaca más fuerte. Mejor quédate con el vodka. 

18. Puede que tu nivel de azúcar esté bajo, así que come un buen desayuno a la mañana siguiente. 

19. Y mejor todavía, come algo antes de empezar a beber. 

20. Tomarte otro trago aliviará los síntomas a corto plazo, pero lo que realmente estás haciendo es aplazar lo inevitable.

Fuente: Buzzfeed.com

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|01:05
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|01:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic