Un invento argentino para partos complicados

Un mecanico de autos ideó un dispositivo para dar asistencia ante dificultades en la sala de parto. La hija de Bill Clinton lo felicitó por Twitter y The New York Times le dedicó un artículo.

Inspirado en un popular video que enseña a sacar un corcho de una botella de vidrio sin romperla, el mecánico de autos que ideó un dispositivo para dar asistencia ante dificultades en la sala de parto.

Se trata de  Jorge Odón, mecánico automotor que tiene su taller en Lanús, Buenos Aires. Cuando durante una comida con sus empleados fue testigo de la apuesta de lograr extraer un corcho de una botella de vidrio sin romperla que dos de ellos realizaban, seguramente no sospechaba que estaría frente a su primer gran invento.

 

En InfobaeTV, el especialista en alineación y balanceo de autos contó que al mirar a sus colegas intentar hacer el conocido truco que circula hace años por la web pensaba que no lo lograrían, pero cuando vio cómo se produce el efecto mecánico de la extracción se quedó fascinado.

"La bolsa actúa como una cámara de aire que rodea al corcho y lo 'trae' al exterior como una cinta transportadora", explicó a Infobae Odón cual experto en física, para luego describir que lo que ideó es "un instrumento sencillo, de fácil aplicación, que ayudaría a muchas mamás y bebés cuando los partos se complican".

El médico obstetra Hugo Krupitzky (MN 85189), quien con el tiempo pasó a formar parte del equipo de investigación, detalló que "justamente la bolsa genera una pinza de aire alrededor de los maxilares (en el cuello del bebé) y eso ayuda a traccionarlo y, a su vez, las hojas del film permiten que deslice más fácilmente por el canal de parto".

El aparato se utiliza en los "períodos expulsivos prolongados", que es lo que se da cuando un bebé está a punto de nacer pero el parto no se desencadena y, mientras el tiempo pasa, esta situación se asocia con riesgos de dificultades como hemorragias, infecciones, desgarro de la madre y complicaciones para el bebé, el médico tiene que decidir utilizar un fórceps, un vacuum o hacer una cesárea.

El dispositivo consta de una especie de bolsa de nylon que se infla y contiene una cámara de aire. Además, tiene un "limitador" para que el aire nunca llegue a comprimir demasiado al bebé.

"Una vez colocada la bolsa alrededor de la cabeza del bebé, se infla, se saca el insertor y se tira de la bolsa", detalló el especialista.

Tras asegurar que el dispositivo está en la fase uno (de tres) de investigación, Krupitzky contó que ya se hicieron 30 partos en el país, en el Cemic, "y la idea es incorporar 100 nacimientos más, que también se harán en el país y se va a extender a maternidades públicas". 

La intención es, finalizada esa etapa, incluir otros países", destacó.

Luego, la siguiente fase es comparar el dispositivo con las otras técnicas que existen hoy en día. O sea, en mamás que tienen un parto con una complicación, en un grupo se usará el dispositivo y en otro cesárea, fórceps o vacum según lo determine el médico obstetra.

Y la fase tres es hacer esa misma comparación en un grupo mayor de mujeres. "

Pese a lo prematuro de la investigación, medios de diferentes países se hicieron eco del invento de Odón y destacaron sus cualidades.

The New York Times, que presenta la historia como la de "un mecánico de autos que sueña con una herramienta para facilitar los nacimientos".

Y cuenta cómo el video de YouTube sobre cómo extraer un corcho perdido dentro de una botella de vino lo llevó a pensar que el mismo truco podía salvar a un bebé atascado en el canal de parto.

Chelsea Clinton, hija del ex mandatario norteamericano, también escribió en su cuenta de Twitter: "Increíble historia: cómo un mecánico argentino descubrió un método revolucionario en nacimientos que podría salvar miles de vidas", para hacer referencia al caso de Odón.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 01:28
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 01:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes