Deportes

Se terminó el año para Messi: estará dos meses parado

Preocupa la situación del jugador y las recurrentes lesiones de cara al Mundial. Un nuevo desgarro lo alejará de las canchas hasta 2014.

El astro argentino Lionel Messi será baja de seis a ocho semanas por un
desgarro en el bíceps femoral de la pierna izquierda que sufrió ayer en la victoria de Barcelona sobre Betis (4-1), por la Liga española de fútbol.

El club catalán informó a través de un comunicado que el rosarino realizará la primera etapa de la recuperación en Barcelona y la segunda en Buenos Aires.

De este modo, el capitán del seleccionado argentino quedó excluído de la gira que el equipo de Alejandro Sabella realizará por Estados Unidos para asumir dos amistosos ante Ecuador, el viernes próximo en Nueva Jersey, y frente a Bosnia, el lunes siguiente en Saint Louis.

Los estudios médicos que le practicaron hoy corroboraron que el crack de Barcelona sufrió la tercera lesión muscular desde el inicio de la actual temporada y quinta de 2013.

El 21 de agosto pasado, en la ida de la Supercopa de España contra el Atlético de Madrid, tuvo un hematoma intramuscular postcontusional en el bíceps femoral izquierdo que lo mantuvo una semana inactivo.

Un mes y una semana después, el 28 de septiembre, sufrió una pequeña lesión fibrilar en el bíceps femoral de la pierna derecha en el partido con Almería por la Liga, lo que lo ausentó de las canchas por tres semanas.

Pero las complicaciones físicas de Messi comenzaron el semestre anterior, pues el 2 de abril, en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa ante París Saint Germain, padeció una pequeña rotura fibrilar en el mismo músculo de la pierna derecha.

Allí mismo se resintió con una elongación durante otro partido con Atlético de Madrid, jugado el 12 de mayo, por la Liga de España.

En la goleada de ayer sobre Betis, Messi fue reemplazado a los 20 minutos de juego después de realizar una acción en la que forcejeó con un defensor y luego intentó asistir a Neymar.

Casi de inmediato, al ver que no se recuperaba, el DT de Barcelona, el argentino Gerardo "Tata" Martino, lo sustituyó por Andrés Iniesta.

Con semblante serio, Messi miró el resto del partido desde el banco, y luego en las imágenes de su traslado al autobús de su equipo y en el aeropuerto, se lo vio cojeando.

El Barcelona había adelantado que el astro sufría molestias en el bíceps femoral de la pierna izquierda y en la conferencia de prensa posterior al partido Martino manifestó su preocupación por su estado anímico.

A primera hora de esta mañana, Messi acudió la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí, donde se le realizó una ecografía, y las pruebas confirmaron la rotura muscular.

¿Qué sentís?
38%Satisfacción0%Esperanza25%Bronca12%Tristeza25%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|19:21
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|19:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes