Lo que cambia y no cambia con la adecuación de Clarín

TN seguirá. La generación de contenidos en el cable, quizás no. Democratización de contenidos, en el piso. Y desde lo editorial “alguien con sentido común podría decir que no cambió nada. Y tendría razón”, señala un especialista.

Muchas horas de discusión, con abundante tinta y caracteres vertidos en la prensa escrita y digital. Cuatro años desde su sanción el Congreso Nacional y todo lo que ha logrado o supuestamente ha logrado. Democratización de contenidos por un lado y medios pequeños que no han podido despegar, por otro. Y más importancia a reglamentar el uso de las frecuencias audiovisuales que la inversión, difusión y democratización de la banda ancha –en momentos que se da a conocer que los argentinos hoy ven más Internet que televisión. Todo esto señala los puntos claros, oscuros y difusos de la polémica ley de Medios, del que se le ha dedicado mucho tiempo y los resultados aún no están a la vista. Y esta semana con un ingrediente nuevo, que con el aval de la Corte Suprema de Justicia, el grupo Clarín presentó su propuesta de adecuación y el Gobierno salió a festejarlo como si fuera el último gol de una definición por penales de un partido que no terminó igualado, sino con una derrota electoral el domingo 27 último..

“Lo que propone el grupo Clarín está en sintonía con los planes que ya fueron presentados hace un año ante el AFSCA por empresas de medios que tienen los mismos problemas frente al nuevo marco regulatorio. En concreto, en la división en distintas unidades empresariales independientes que propuso Manzano Vila y en este caso, además, -a diferencia de Manzano Vila, que ya propuso a posibles nuevos titulares de las licencias – Clarín se reserva para una segunda etapa de presentación quiénes serían esos terceros a quienes transferirías algunos de los miniClarines como les llamo yo. En ese aspecto, Clarín cumple”.

José Crettaz es un periodista entrerriano que desde hace muchos años se desempeña en la redacción del diario La Nación y hoy editor de la sección Sociedad. Además es muy consultado en temas de tecnologías y medios de comunicación. Hoy es uno de los que mejor saben explicar todo el entramado de la ley de Medios y cómo funciona normativas de este tipo en otros países del mundo. Y además el que impuso el término "miniclarines", del que hoy hablan muchos.

“Resumiendo, el plan de adecuación de Clarín está en sintonía. No tiene ninguna originalidad y ninguna sorpresa respecto de los ya presentados”.

_ ¿Esto va a cambiar algo?

_ Si Clarin, como Manzano Vila y otros medios, dividen las empresas entre sus actuales socios y accionistas y esas nuevas empresas –no teniendo relaciones jurídicas entre sí- cumplen con la ley, en los papeles la ley estaría siendo cumplida. Ahora, en la realidad concreta no se habría modificado nada porque son empresas más bien familiares –aunque son empresas grandes, por cierto- por lo tanto la reunión de directorio es la reunión familiar, más allá de lo que digan los papeles. Alguien con sentido común podría decir: “entonces no cambió nada”. Y tendría razón.  

_ ¿Cómo se regulan estos casos en otros países?

_ Por un lado todos los países del mundo regulan el espectro del espacio radioeléctrico y por otro tienen leyes antimonopolio. Pero no hay antecedentes de leyes que planteen tal grado de detalle en las prohibiciones para propiedades cruzadas de radio, televisión y cable, y que además restrinjan el acceso de los operadores de cable a la generación de contenidos. Ni siquiera en América Latina, donde se sancionaron en los últimos tiempos leyes bastante restrictivas. En eso la ley argentina es muy muy restrictiva en cuanto a prohibir, por ejemplo, que un propietario de la televisión abierta pueda tener más de una señal de contenidos en cable. Eso no pasa en casi ningún mercado. La prohibición de que un cableoperador tenga más de una señal por cable, los topes a la cantidad de licencias a la televisión por cable, eso es propio de la legislación argentina está tomado posiblemente de legislaciones como la norteamericana, pero que ya han sido cambiada en esos casos las regulaciones.

 
En legislaciones avanzadas “lo que se busca es que se creen grandes redes de colectividad, porque no se piensa tanto en la televisión como en la legislación de la banda ancha, es decir, universalizar el acceso a la banda ancha: para eso hacen falta redes y fibra óptica cada vez más extendidas y con mayor capacidad de transporte. Lo que se trata es que esas redes tengan una competencia, o sea, que haya más de una red, y que esas redes estén superpuestas para que haya competencia. Ahora la ley de Medios no busca eso, sino más bien lo contrario: parte en pedazos chiquititos a los radioperadores”.

_ Hoy los argentinos vemos más Internet que televisión

_ En los mercados maduros como el de EE UU vuelve a caer el rating de las señales de cables y crece el uso de contenidos a demanda. La ley de Medios pierde de vista esta transformación de consumo cultural de las personas y de las sociedades y se centra en controlar a los emisores, no está pensada para las audiencias.

_ ¿Qué va a pasar con TN?

_ TN queda en cabeza de uno de los miniclarines, que es una de las unidades empresariales propuestas, junto con Canal 13, las radios, los canales de Córdoba y la radio de Mendoza, y un pedazo de Cablevisión, donde no haya incompatibilidades, es decir, esos trozos de Cablevisión no van a estar donde tengan radios y canales de televisión.

Crettaz aclaró que el Gobierno no podrá avanzar sobre los diarios ya que esta ley es de medios audiovisuales y no abarca los diarios. “Además en Argentina está prohibido por la Constitución sancionar leyes que afecten a la prensa”.

_ ¿Cómo queda Clarín ahora?

_ Clarín es el último medio audiovisual que no ha ajustado su línea editorial a los pedidos del Gobierno, esa es la verdad. Los demás grupos de medios, en mayor o menor medida han ido cediendo. Hay grupos que resisten un poco más, que tienen periodistas con más libertad en el ejercicio de la profesión, pero también contienen algunos espacios en las que pueden bajar líneas del Gobierno.

¿En estos cuatro años, quién perdió más, Clarín o el Gobierno?

_ Perdimos todos. Quien más perdió con toda esta discusión fue la sociedad. Perdió porque durante cuatro años estuvimos en largos debates. El mundo habla del destino que se le va a dar al espectro, si es radiodifusión o si es conectividad de banda ancha, el mundo habla de accesos crecientes de banda ancha (de cómo va a conectar a toda la población), de cómo van a educar a quienes no sortearon la brecha digital, no solamente por no tener acceso a la tecnología, sino porque teniéndola todavía no pueden explotarla en todo su potencial. El mundo habla de medios de comunicación que se personalizan, el mundo habla de audiencia con contenidos a demanda, decidiendo qué soportes, qué horarios y qué contenidos se consume. Y en Argentina hablamos del broadcasting, del emisor y de la frecuencia de radio. En otros lugares se devuelven las frecuencias porque cuando ya tenés a toda una población conectada a Internet, las frecuencias pierden su sentido. Y en Argentina no se habla de la conectividad de banda ancha móvil y de la tecnología siguiente. Perdió la sociedad cuatro años valiosos para pensar en un futuro en materia de comunicación, tanto masiva (de medios de comunicación), como de comunicación interpersonal. Y vamos a seguir perdiendo tiempo porque este tema no se cerró.

_ ¿Esta ley logró democratizar algo en los medios?

_ La verdad que no. Ahí tenés el caso del canal Aborigen de Bariloche, en el que los propios mapuches le dijeron en la cara de la defensora del público que fueron manipulados por Sabatella, por la Cámpora y por el hijo de Kirchner, que nunca habían pedido licencia (por supuesto que celebran que se las hayan dado) y cuando se la dieron no estaban capacitados, y ahora dicen que prácticamente han sido abandonados, que no tienen transmisor ni lugar de transmisión, ni  forma de generar contenidos, no tienen financiamiento.

“La democratización de los medios ha sido una mentira enorme del kirchnerismo. Basta con ver la distribución de la pauta oficial, las restricciones al acceso a la información,  el cepo publicitario privado para medios críticos, la falta de conferencias de prensa, las conferencias de prensa amañadas con funcionarios que a veces hacen de periodistas, el hostigamiento a periodistas críticos en medios públicos; la debilidad regulatoria en la que quedaron muchos medios de comunicación del Interior de la Argentina, que quedan a merced de los funcionarios de turno, que ahora le exigen un montón de papeles y sellados que le generan costos; el manejo de la editorial a cambio de mínimos importes de publicidad”.

“El panorama de la comunicación en Argentina –particularmente de la comunicación periodística – es dramático y también va a ser dramático el panorama de la comunicación para el entretenimiento en lo que es la producción de contenidos de ficción porque la ley de medios le quita fuentes de financiamiento genuinos, le quita la posibilidad de subsidiar directamente desde el cable la televisión por suscripción a la generación de contenidos al impedir a los cables tener más de una señal, impide la formación de sinergias al impedir la televisión abierta tener más de una señal, va a extranjerizar la producción de contenidos porque los únicos que no están afectados por la ley son los programadores internacionales de contenidos de la televisión paga, que es lo que vemos los argentinos (ocho de cada diez argentinos vemos televisión por cable o satélite). Vamos a ver lo que Disney, Fox, Turner, Discovery quieran que veamos y por ahí mezcladito habrán algunos canales argentinos que deja al Estado nacional como principal fuente de financiamiento”.

Y concluyó su respuesta así:

"El panorama como viene, más allá de la cuestión Clarín, es tétrico".

Opiniones (1)
21 de octubre de 2017 | 04:07
2
ERROR
21 de octubre de 2017 | 04:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Después de leer esto y más allá de lo que muchos creen esta ley solo fue para desmantelar un grupo egemónico de noticias, pero de beneficios para la gente el pueblo que es el último destinatario de estos cambios... poco y nada... sigan así los políticos, después cuando piden que se vayan todos... no se va nadie... y la gente se está cansando...
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México