Imperdible: una charla con Les Luthiers

El grupo humorístico-musical regresa la semana que viene a Mendoza. Antes, Carlos López Puccio -uno de sus ilustres integrantes- habló de todo con MDZ.

Les Luthiers regresa a Mendoza y lo hará los días viernes 8, sábado 9 y domingo 10 de noviembre en el Stadium Arena Maipú. Será con el espectáculo “¡Chist!”, que es una antología como las que Les Luthiers acostumbra a presentar cada tantos años con los mejores y más celebrados momentos de sus espectáculos anteriores. Ya vieron este espectáculo más de 300.000 espectadores.

Desde luego que se espera que estén colmadas las funciones porque el público disfruta a pleno del humor del grupo. Con lo mejor de sus espectáculos “Mastropiero que Nunca”, “Bromato de Armonio” o “Muchas Gracias de Nada”, entre otros, “¡Chist!” resulta uno de los más brillantes shows de la historia de Les Luthiers. Incluye números como “La Comisión”, historia de los dos políticos inescrupulosos que modifican el Himno Nacional para su conveniencia, la “Educación Sexual Moderna” impartida por un coro de monjes, el ”Bolero de los Celos”, “La Redención del Vampiro”, “La Bella y Graciosa Moza” y otras piezas seleccionadas entre el más desopilante repertorio de Les Luthiers.

Por eso, y antes de la llegada de los hombres de smoking a Mendoza, MDZ habló largo y tendido con Carlos López Puccio, quien cuenta cosas inéditas sobre el grupo.

-¿Qué siente al subir al escenario cada noche?

-Siempre siento una mezcla, leve, de ansiedad, expectativa y placer. Al final me quedo sólo con el placer. La función es un rito repetido pero nunca una noche resulta igual a la anterior.

-¿Hubo algún momento en qué sintió que Les Luthiers fuese una rutina?

-Tal vez en una época lejana en la cual girábamos por España durante períodos muy largos. Claro: al principio de nuestra etapa "española", cuando llegábamos allá sin ser casi conocidos había que amortizar todo lo posible el gasto del viaje. Así que nos quedábamos meses haciendo cuantas funciones podíamos. Entonces sí, a veces ocurría lo de la pregunta: uno extrañaba su casa, su gente y ya empezaba la larga gira -aunque pasear por ese país sea siempre haya sido un placer- contando cuántas funciones faltaban para volver a casa.

-¿Alguna vez sintió que estuvo cerca de irse del grupo?

-No. Más allá de haber pasado (todos) por épocas tormentosas creo que ninguno tuvo ganas serias de irse. Les Luthiers es un grupo muy democrático, en el cual las cosas pueden replantearse y cada integrante siempre tuvo la certeza de que con su opinión podía ir modificando lo que fuera necesario hasta encontrar adecuada satisfacción a las incomodidades.

-Hay cuadros que, con el paso del tiempo, terminan siendo imágenes de la realidad, como “La comisión”. ¿Qué siente cuando sucede esto?

-Paradójicamente siento orgullo y tristeza. Creo que “La Comisión” no es profética, sino que alude a una realidad permanente, recurrente en nuestra vida política, sin los eufemismos a que nos tienen acostumbrados. Y ese es su verdadero mérito. Esos políticos no son los de hoy, ni los de ayer. Son algo así como los de siempre: pocos gobernantes argentinos no lucraron con el poder. Y “La Comisión” tiene la grandeza de mostrar desnuda, aunque en tono de humor, una parte de esa realidad que siempre se disfraza con mentiras. Esa es la razón de su éxito. Si pensamos que el original de esta obra data de los '90 y vemos cuánto el público la festeja hoy como actual, su vigencia resulta entristecedora.

-¿Alguna vez falló un sketch porque el público no lo entendió?

-Muchas veces un sketch "a prueba" no dio los resultados esperados y lo tiramos a la basura. Pero eso es parte de nuestro modo de trabajo: probamos y descartamos los proyectos en la medida en que no funcionan de acuerdo a nuestra expectativa. Ahora bien: la razón de estos fracasos no ha sido necesariamente que el público no los haya entendido. La experiencia, las pruebas posteriores nos demostraron muchas veces que el fracaso se había debido a errores nuestros: en el planteo o en el modo de contar. E incluso, como ocurre en cualquier grupo de amigos con código común, que cierta cosa era graciosa adentro del grupo pero poco divertida o hasta incomprensible fuera de él.

-¿Cómo hicieron para seguir adelante después de la muerte de Fontanarrosa?

-El dolor por la pérdida de un amigo muy querido es algo insuperable, de eso no salimos adelante. En lo creativo, el primer espectáculo que escribimos sin el Negro fue “Lutherapia” y -claro-  tuvimos que hacer un importante esfuerzo adicional para cubrir la falta de su aporte. Vale comentar que nunca encontramos -en lo meramente profesional- un reemplazante ni siquiera aproximado.

-La partida de Ernesto Acher ¿produjo algún cambio en el grupo (además del numérico)?

-Sí, varios, por supuesto. Algunos rasgos bien característicos del aporte de Ernesto, tales como las obras de jazz interpretadas sólo con instrumentos informales, no aparecieron más en nuestros espectáculos. Asimismo, la reducción del número de músicos "activos" en escena bajó en algunos grados nuestra versatilidad musical. Esto fue así al principio: en la transición luego de su alejamiento, la adaptación nos costó. Pero la partida de Ernesto coincidió -a la larga- con años de importante desarrollo y accesibilidad del sonido midi, las secuencias, la digitalización y muchos otros recursos tecnológicos que hoy en día se emplean abundantemente en el espectáculo musical. Así que, de a poco, con la incorporación de esas nuevas tecnologías fuimos compensando la pérdida. Además nuestros espectáculos empezaron a nacer ya pensados para quinteto; creados de origen con esa condición creemos que no pierden en comparación con los anteriores.

 -¿Están trabajando en un material nuevo?

-En 2014 estrenaremos un nuevo espectáculo antológico. Será nuevo dentro de lo viejo, pero está demostrado que -por ahora- nuestro humor no envejece.

-Y el cine… ¿para cuándo?

-Tal vez vayamos este fin de semana.

-Ultima: ¿alguna experiencia mendocina?

-Repetidas y muy satisfactorias experiencias con ese licor que fabrican en Mendoza a partir del fruto de la vid.

Opiniones (0)
17 de octubre de 2017 | 12:34
1
ERROR
17 de octubre de 2017 | 12:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes