La historia del vino en Mendoza, por Pablo Lacoste

El historiador publicó "Vinos de capa y espada", un libro que reconstruye la historia de la viticultura en nuestra provincia.

Mendoza es actualmente conocida como una de las capitales internacionales del vino, y eso es, claramente, gracias a la calidad de sus productos. Pero durante mucho tiempo, la provincia era, sin dudas, un centro referencial de producción vitivinícola, pero por su cantidad, no por calidad.

La producción de vinos a gran escala impidió que estos sobresalieran a nivel internacional, hasta que en las últimas décadas esto se revirtió.

Sin embargo, hubo un tiempo en el que Mendoza fue referente por la calidad de sus vinos, y tanto es así, que San Martín le jugó una broma a un par de sus amigos que alababan en exceso los vinos foráneos subestimando a los mendocinos: les hizo tomar vino mendocino haciéndoles creer que se trataba de otro que llegaba de Málaga, y cuando le reveló la verdad, sus compañeros no tuvieron más que aceptar que, en efecto, los vinos que se producían en la región eran de alta calidad.

Esta es una de las tantas anécdotas que constituyen la historia de la vitivinicultura en Mendoza, una industria que se construyó, como lo propone Pablo Lacoste ya desde el título de su nuevo libro, a capa y espada.

La editorial Antucura acaba de publicar Vinos de capa y espada, del historiador Pablo Lacoste, un trabajo que demandó  casi una década y en el que el autor recupera la historia de la vitivinicultura en la región desde las primeras cepas hasta el cultivo de varietales de tiempos más recientes.

A lo largo de las páginas de Vinos de capa y espada, antes que el mero paso del tiempo para una bebida, lo que se puede ver es el crecimiento conjunto y paralelo del vino y la sociedad en la que se lo elabora.

La importancia del vino para San Martín (a quien el autor retrata como a un actual wine lover), las disputas familiares, la Iglesia y su intervención en la producción, el cultivo de vides y la producción de vino como base de la movilidad social, entre otros temas, se van alternando con anécdotas que ilustran la estrecha relación que hay entre la sociedad mendocina y el vino desde hace siglos.

Además, Lacoste pone en relieve esa actitud de "capa y espada" que hubo detrás de la elaboración de la bebida mendocina por excelencia, en una época en la hombres y mujeres debieron proteger su trabajo no sólo de los avatares del clima, sino, y especialmente, de la política y la relaciones sociales de cada época.

Vinos de capa y espada es un amplio estudio que pone en relieve la historia de la bebida que nos representa en el mundo y nuestra relación con ella.

Alejandro Frias

Opiniones (3)
9 de Diciembre de 2016|15:01
4
ERROR
9 de Diciembre de 2016|15:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Perdon si me perdi de algo, pero el Dr Lacoste tiene suficiente autoridad para hablar de vinos,bodegas....porque es mendocino y sus conocimientos siempre estuvieron ligados a la vitivinicultura.
    3
  2. Disculpame, pero creo que no te has informado bien. Pablo Lacoste nació en Mendoza, Licenciado en historia por la UNC en la Facultad de Filosofía y Letras en 1987 y Doctorado en historia por la Universidad De Buenos Aires en 1993, actualmente da clases en la Universidad de Chile desde 2000. Aparte, mientras el informe sea bueno y acotado, que tendría de malo que un extranjero estuviera interesado en nuestra cultura y decidiera informarla al mundo?.
    2
  3. DA BRONCA LEER ESTA NOTA. Y LOS HISTORIADORES MENDOCINOS O SANJUANINOS DONDE ESTAN ? QUE TIENE QUE VENIR UN FORANEO A ESCRIBIR ALGO SOBRE LO NUESTRO. DAN PENA PERO ESO SI, PRETENDEN MUCHOS BENEFICIOS EN NOMBRE DE LA CULTURA LOCAL.-
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic