¿Qué rating marcaron los políticos en campaña?

La televisión jugó un papel crucial en una campaña fuera de lo común. Los candidatos y sus asesores entendieron que no se llega a la gente con la plaza como en los ’80.

En pocas horas más comienza la veda electoral y con ella los candidatos se llaman a silencio después de una larga y maratónica campaña electoral.

Hoy todos los políticos deben ser mediático: tener una esposa, novia o candidata para presentar en televisión y una buena historia llena de anécdotas para contar.

Hasta hace unos años, el cable era el lugar propicio para los debates políticos, las entrevistas mano a mano o los cierres de campaña mediáticos; hoy ya no. La televisión abierta es el gran escenario donde cada uno de los principales candidatos ha decido pasar estas últimas horas.

Cada candidato tuvo su estrategia para llegar directo al corazón del espectador.

Sin lugar a dudas, Sergio Massa es el político que más horas ha pasado en la televisión abierta y de cable, llegando incluso a superponerse como el fin de semana pasado en dos programas al mismo tiempo. El sábado, mientras participaba en vivo de “Sábado en casa” por El Trece con 5.6 puntos de rating de promedio, se emitía grabado “Secretos Verdaderos” por América con 3.6, marcando uno de los promedios más bajos del ciclo en su historia.

El domingo paso algo parecido: mientras conversaba mano a mano con María Laura Santillán en TN con picos de 2 puntos, polemizaba en vivo en “La Cornisa” con Luis Majul sobre el accidente del Sarmiento, con picos de 5.

Por otro lado, Martín Insaurralde, con una estrategia diferente, pico en punta en la tapa de la revista Caras esta semana junto a su “nueva novia” Jésica Cirio, y de allí tuvo espacio para colarse en los programas de chimentos y afines. Pasó por la mesa de Mirtha, Animales Sueltos y ayer con picos de 8 puntos habló de su romance en Intrusos. “No tenemos nada que esconder, nos amamos”, dijo el candidato del FPV. Acto seguido, aparecio Moria y el rating del programa de conducido por Jorge Rial se disparó a 12 puntos.

Cada vez que un político se sentó en Intrusos, el rating bajó. Ni Massa, ni De Narvaez, ni Giustozzi pasaron los 6 puntos, cuando Jelinek y su escandalosa separación tocó 10 puntos el día lunes, por ejemplo.

La señora Mirtha Legrand le pregunto a uno de ellos: “Francisco, ¿cómo hiciste para dilapidar la cantidad de votos que tenias?”, le pregunto la diva a De Narvaez, con picos de 8 puntos en uno de sus almuerzos. No la pasó mejor Darío Giustozzi, al que con el tono más clásico de la “Chiqui” lo cuestionó: “¿usted no era kirchnerista hasta hace poco tiempo?”.

Los debates de A dos voces (TN) con los candidatos obtuvieron casi 5 puntos, cifra altísima para el cable. Sin embargo, pareciera que si no pasás en algún momento por la tele abierta no existís.

La pregunta recurrente de los candidatos y sus asesores al salir de cualquier programa es “¿cuánto medimos?”, como si el rating fuera una garantía de votos. Tengo malas noticias amigos: no lo es.

 

Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 14:38
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 14:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial