Deportes

Dirigente desmiente presunto soborno sexual a Pezzotta

La existencia de un presunto soborno sexual al árbitro argentino Sergio Pezzotta, previo a un partido por las eliminatorias sudamericanas entre Chile y Uruguay, fue rechazada por un dirigente uruguayo involucrado en el caso, que ahora se sustancia a nivel judicial.

La existencia de un presunto soborno sexual al árbitro argentino Sergio Pezzotta, previo a un partido por las eliminatorias sudamericanas entre Chile y Uruguay, fue rechazada por un dirigente uruguayo involucrado en el caso, que ahora se sustancia a nivel judicial.

Gabriel Franco, presidente del Progreso de la primera división charrúa y señalado como responsable de haber contratado a la periodista Yosselem Rocamora para brindar favores sexuales a Pezzotta, desmintió esas acusaciones en declaraciones a radio Carve.
  
Pezzotta arbitró el 18 de noviembre de 2007 el partido Uruguay-Chile, disputado en Montevideo, que terminó 2-2, por la tercera fecha de las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica-2010.
 
"En primer lugar quiero decir que ella (Rocamora) fue la que me pidió que quería estar en el hotel, no como integrante del equipo de protocolo de la AUF (Asociación local de fútbol), sino en su condición de periodista. No es cierto que yo la haya contratado para trabajar para la AUF", afirmó Franco.
  
El dirigente agregó que "fue ella la que hizo la reserva del hotel desde el teléfono de su casa y eso es fácil de comprobar". El escándalo fue divulgado por la prensa uruguaya a principios de abril, citando un artículo de la periodista "argentina Mariana Gastambide" que, según Franco, no es sino la propia Rocamora.
  
De acuerdo al dirigente, Gastambide no figura como asociada en el Círculo de Periodistas Deportivos de Buenos Aires.

Rocamora alegó en declaraciones al diario La República el pasado 2 de mayo, después de comparecer ante una comisión investigadora, que el equipo de protocolo de la AUF la contrató "para que me quedara con (...) Pezzotta la noche antes del partido", y que le pagó una habitación en un hotel.
  
"Los que pagaron la habitación y me integraron al equipo de protocolo de la AUF lo que pretendían era que el partido se arreglara sexualmente", aseveró.
  
No obstante, Rocamora había señalado el 9 de abril al sitio web. Observa que mantenía "cierta relación" con Pezzotta y que los dirigentes de la AUF "no me pidieron nada". La jueza Graciela Eustacchio atiende el caso luego de que la Asociación Uruguaya de Fútbol presentase una denuncia y las conclusiones de la comisión investigadora.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|10:18
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|10:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic