Deportes

Boca igualó con el Fluminense en una de las semifinales

Fue 2 a 2 en la cancha de Racing, pese a que el Xeneize mereció más. Así, el equipo de Ischia quedó complicado de cara al partido de vuelta en Brasil. Mirá el video con el primer gol de Riquelme.

Boca y Fluminense igualaron 2-2 en el partido de ida de una de las semifinales de la Copa Libertadores.

Juan Román Riquelme, con un tanto en cada tiempo, marcó para los argentinos, mientras que Thiago Silva y Thiago Neves, con ayuda del arquero Pablo Migliore, señalaron los goles de los brasileños.

Bajo un intenso frío jugaron Boca y Fluminense, en la cancha de Racing, con un correcto arbitraje del uruguayo Roberto Silvera.

Los argentinos fueron muy superiores a los brasileños, generaron situaciones de gol, pero un error del arquero Pablo Migliore los privó de ir más tranquilos a jugar el desquité en el mítico estadio Maracaná.

Cuando se juega una semifinal de Copa Libertadores si se quiere alcanzar la gloria no se puede especular. Boca y Fluminense salieron a la cancha con las mismas intenciones, las de ganar la partido. Cada uno con sus armas, sus cualidades y sus limitaciones.

Y en ese juego brindaron un primer tiempo emocionante, con dos goles, casi sin vaivenes en el juego, que se disputó con una intensidad poco habitual por estas tierras.

En ese juego el que primero pegó fue Boca, que de arranque intentó meter a los brasileños contra su arco y pese a que lo conseguía no podía distraerse, porque el equipo de Renato Gaúcho no resignaba la posibilidad de atacar.

Estaba claro que alguno de los dos iba a convertir un gol rápido y fue Boca, a través de Riquelme, quien entrenado solo dentro del área aprovechó una asistencia perfecta de Rodrigo Palacio, que luego de desbordar por la derecha le sirvió en bandeja la apertura del marcado al mejor futbolista argentino.

Pero cuatro minutos después Fluminense llegó al empate con lo que parece ser el karma de Boca en esta Copa Libertadores, las jugadas con pelota parada, porque otra vez le convirtieron de cabeza, en este caso Thiago Silva, quien saltó prácticamente solo en el punto del penal para vulnerar el esfuerzo de Pablo Migliore.

A partir de ese momento el partido se convirtió en un ida y vuelta constante, pero los dos equipos fallaron en el último toque porque sino la historia del resultado hubiera sido diferente, por lo que insinuaron al ir siempre de área a área.

La mejor chance de Boca para aumentar la tuvo Jesús Dátolo, quien recibió dentro del borde del área grande, luego de una gran jugada de Riquelme, pero su remate salió desviado.

Por su parte, Fluminense tuvo también una situación inmejorable para ponerse en ventaja a través de Junior César, pero el lateral cuando quedó mano a mano con Migliore remató cruzado y afuera, cuando lo tenía sólo para empujar la pelota al gol a Washington.

Más allá de todo lo bueno que hizo Boca, al final del primer tiempo los dirigidos por Carlos Ischia terminaron sufriendo la posición en la que se ubicó Riquelme, quien evidentemente cansado y molesto por la lesión que viene arrastrando, se estancó en la punta izquierda, sin gravitar, y sacándole espacio a las subidas de Dátolo, quien por culpa de Román perdió sorpresa y eso el xeneize lo sintió.

Si el primer tiempo fue de ida y vuelta, los primeros 20 minutos de la segunda parte fueron de ida solo, porque se jugó todo en campo de Fluminense, con Boca empujando a su rival contra su propio arco, aunque no generó la cantidad de situaciones que podría haber tenido por la presión que ejerció.

En el primer cuarto de hora los xeneizes tuvieron dos chances claras, una en la cabeza de Martín Palermo, que luchó más de lo que jugó, y otra con un remate desde fuera del área de Chávez. Muy poco para la presión que estaba ejerciendo.

La superioridad de Boca era abismal, pero no podía concretarla en la red hasta que volvió a aparecer Riquelme, quien de tiro libre volvió a marcar para hacer delirar a la multitud presente bajo el frío de Avellaneda.

Llamó mucho la atención la actitud de Fluminense, porque más allá del empuje del local, se paró demasiado atrás y apostó todo a la contra, dejando un solo punta, como el moreno Washington, que prácticamente no tocó la pelota.

Cuando Boca estaba más cerca del tercero que Fluminense del empate, llegó el gol de los brasileños, que enmudeció a toda la cancha de Racing, sobre todo por el error de Migliore, quien no pudo contener un remate que parecía fácil de Thiago Neves.

Los argentinos fueron a buscar la victoria, intentaron, pero no pudieron. Con cualquier otro equipo se podría decir que este resultado de local significa prácticamente la eliminación, pero se sabe de Boca y sus hazañas, por eso, esta serie de la Copa Libertadores sigue abierta.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (2)
3 de Diciembre de 2016|17:03
3
ERROR
3 de Diciembre de 2016|17:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. che chacagon que haces aca si vos sos de la liga,ustedes perdieron 3categorias en un año son unos infel.... aprendan de los tucumanos que de la liga pasaron a primera.Sos mal educado chacagon anda a plantar ajo que es un trabajo y abrigate mucho pecho frio.
    2
  2. VAMOS SAN MARTIN DE MENDOZA !!!!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016