Deportes

Sportivo Belgrano fue sancionado con todo el peso de la ley

Las penas fueron aplicadas por la participación de varios jugadores en la agresión al árbitro Héctor Sosa y a un grupo de jugadores de Deportivo Maipú, en un partido del torneo Argentino B.

Belgrano de San Francisco  sufrió una fuerte sanción por parte del Tribunal del Disciplina del Consejo Federal de AFA: le descontaron nueve puntos, clausuraron su estadio, suspendieron por treinta partidos a siete jugadores y por un año a su director técnico.

Las penas fueron aplicadas por la participación de los mencionados en la agresión al árbitro Héctor Sosa y a un grupo de jugadores de Deportivo Maipú, en un partido del torneo Argentino B (ganó Maipú 3-1), el domingo 18.

Belgrano, hasta hoy líder de la Zona D del Argentino B sufrió un descuento de nueve puntos y así cayó de 55 a 46 unidades.

En consecuencia, resignó el primer puesto y quedó detrás de Douglas Haig de Pergamino (52 puntos) y La Emilia (47).

Además el Tribunal le impuso al club una multa de 300 entradas generales por cinco fechas, al tiempo que dispuso la clausura del estadio por los tres próximos partidos en los que le toque actuar como local.

El entrenador del equipo cordobés, Cristian Domizzi fue suspendido por un año. Los siete futbolistas involucrados en los disturbios fueron inhabilitados por 30 fechas.

Se trata de Facundo Cattaneo, Daniel Lencinas, Guillermo Rotger, Luis Bonacci, Angel Collimedaglia, Carlos Biasón y Mariano Clemente.

La misma sanción recibieron tres auxiliares del cuerpo técnico de Belgrano: Raúl Armnando, Fernando Komorosky y Gustavo Boretti.

En el partido, el árbitro Sosa, de muy mala labor, junto a sus asistentes Daniel Altamirano y Raúl Lucero, fueron abordados por simpatizantes "verdes" y resultaron golpeados en el mismo campo de juego.

También fue agredido Carlos Sperdutti, entrenador de Maipú, en el entretiempo del partido, que duró más de 45 minutos.

Media hora después del encuentro, cuando la terna arbitral se disponía a abandonar la cancha, también se produjo un tumulto con la intención de agredir a Sosa, quien escoltado por efectivos de la policía local se dirigió a la Comisaría y realizó la denuncia de los hechos.

Mientras tanto, hinchas de Sportivo Belgrano se dirigieron a las inmediaciones del hotel (donde presumían que se alojaba la terna arbitral), donde se registraron encontronazos con la policía y detonaciones al aire de balas de goma.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (6)
5 de Diciembre de 2016|07:57
7
ERROR
5 de Diciembre de 2016|07:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A los periodistas deportivos y a todos los que aman el fútbol Basta de violencia Un par de semanas atrás el Consejo Federal aplicó una sanción %u201Cejemplificadora%u201D para con el Club Sportivo Belgrano de la ciudad de San Francisco. En un fallo sin precedentes, le quitó al mismo 9 puntos del presente torneo y suspendió por 30 partidos a siete jugadores y a tres integrantes del cuerpo técnico y por un año al director técnico Cristian Domizzi (ex jugador entre otros del Club Atlético Independiente); más la clausura del estadio por 3 fechas y una multa de 300 entradas por 5 partidos. Todo esto ocurre en medio de un campeonato de la A.F.A., Torneo Argentino B, y en etapa de definición por el tan anhelado ascenso a la siguiente categoría. Para la definición del largo torneo se dividieron los 16 clasificados en 4 zonas de 4 equipos de los cuales los primeros jugarán por dos ascensos directos y dos promociones. El Club Sportivo Belgrano quedó en el cuadrangular C, en la %u201Czona de la muerte%u201D, siendo que habiendo terminado quinto en la tabla general, queda en la misma zona que el primero, Linqueño de Lincoln BS AS y el tercero Deportivo Maipú de Mendoza y el noveno Deportivo Roca de Río Negro. En la primera fecha enfrentaba de local a Lincoln, el %u201Ccuco del torneo%u201D, luego visitaba a Deportivo Roca, otra vez de visitante con Maipú y después la vuelta con Maipú primero, Roca y finalmente Lincoln definiendo en la última fecha de visitante. Comienza la primer fecha ganando de local, la segunda ganando de visitante, para llegar a la tercera como único líder de la zona a enfrentar a Deportivo Maipú en Mendoza. Sportivo Belgrano ganaba el encuentro 1 a 0, cuando promediando el segundo tiempo, hinchas de Maipú comienzan a trepar el alambrado, ingresan al terreno de juego y comienzan a retirar sus banderas en manifestación de descontento con sus jugadores. Se llevan la pelota y %u201Caquí no se juega o Maipú no pierde%u201D. El partido estuvo demorado por unos 20 minutos (debería haber sido suspendido) pero el árbitro juzgó que si se suspendía iba a ser peor, el partido continuó y ¡oh casualidad! hubo un penal para Maipú con el que por lo menos empataron el partido y siguieron con chances intactas de pelear la zona. El domingo siguiente los dos equipos volvieron a verse las caras, esta vez en Barrio Alberione, en cancha de Sportivo Belgrano. Todo era una fiesta. El recibimiento de la parcilidad de la %u201Cverde%u201D fue conmovedor (recordemos que Sportivo Belgrano es un equipo que lleva a unos 4 mil hinchas por partido y debe ser uno de los que más hinchas visitanes convoca también). Se sabía que era un partido %u201Ccaliente%u201D por lo que había ocurrido la semana anterior, los jugadores de Sportivo tenían sed de revancha. Nada hacia presagiar que desde el pitazo inicial de Sosa, árbitro del partido, todo iba a ser negro para Sportivo. A los 30 segundos de iniciado el encuentro, el arquero de Maipú cae desplomado víctima de un supesto petardo que cayó cerca (todavía ahora lo estamos buscando ). Y de ahí en más un show de los jugadores rivales y el árbitro. Los doce (jugadores de Maipú más el árbitro) manejando y administrando los tiempos de juego. Esto es, por ejemplo, cada foul en contra de un jugador de Maipú parecía un fusilamiento, entrando para cada ocasión el médico del equipo, y asi. Maipú llega en el primer tiempo al arco de Sportivo, logra un gol y todo se hace más cuesta arriba para el local. El árbitro una y otra vez cobra todo, pero absolutamente todo a favor de Maipú. La cancha es un hervidero. Sportivo logra a pesar de esto convertir un gol, que el árbitro demoró en convalidar esperando un milagro del línea que tuviera la bandera levantada, cosa que no ocurrió. Pero cuando todo el estadio gritaba el gol, un centro al área de Sportivo y ... ¡penal para Maipú!. Lo que no podían los jugadores mendocinos en ambos partidos, lo podía la mano negra de un árbitro comprado. De ahí en más todo se desvirtuó completamente. El nerviosismo se apoderó de jugadores, cuerpo técnico e hinchas locales. El final del primer tiempo tuvo como corolario al árbitro en la mitad de la cancha mientras los dos equipos y cuerpos técnicos se encontraban en zona de vestuarios en una batalla campal. Después de unos cuantos minutos, el árbitro pudo retirarse a zona de vestuarios, mientras toda la parcialidad escuchaba la radio en espera de noticias de lo que adentro ocurría. Parecía que el partido no continuaría, pero luego de más de media hora los jugadores del verde volvieron al terreno de juego esperando varios minutos más por el equipo contrario que no quería volver para el segundo tiempo. El negocio para Maipú ya estaba hecho. El segundo tiempo finalmente se jugó, después de un entretiempo que debe ser el más largo de la historia (una hora más o menos). Sportivo se desordenó preso de los nervios, se jugó totalmente al ataque, para, en tiempo de descuento recibir un nuevo gol de contrataque. Final del encuentro y comienzo de un bochorno. Algunos jugadores, algunos hinchas y creo, parte del cuerpo técnico, enfurecidos por un arbitraje salvaje, se dirigen al árbitro y comienza una vergonzosa agresión. Luego la policía protegería al árbitro. Tanto jugadores rivales como el árbitro no podían retirarse del campo de juego, cosa que lograron hacer luego por la puerta que da a la parcialidad visitante y no a los vestuarios. Si bien los hechos fueron lamentables, podrían haber tenido un peor final, teniendo en cuenta que en el estadio había un lleno total. Solo imaginar lo que habría sucedido si toda esa gente hubiera entrado a la cancha a hacer justicia por manos propias. Ahora bien. Durante la semana, se suspendió provisoriamente a los jugadores de Sportivo, siete, y Sportivo jugó la anteúltima fecha de local en su cancha (que no había sido aún inhabilitada) y con un equipo que se podría demoninar muleto (considerando que más de la mitad del plantel estaba suspendido). Aún así Sportivo ganó el partido y llegó a la última fecha como líder con 10 puntos, Maipú con 8 y Linqueño con 7. Sportivo dependía de si mismo. Ganando pasaba, si empataba dependía de que Maipú no ganara como visitante a Roca (puesto que a igualdad de puntos no contaba la diferencia de goles sino los partidos disputados entre si), y en caso de perder, que Maipú no ganara y con Linqueño una serie de resultados que no viene al caso citar. Pero entre semana llega la fatal noticia. La sanción que estaba en suspenso finalmente se hace efectiva. La desazón se apodera de todos los involucrados con el equipo verde, que ven esfumadas las posibilidades de pelea por el ascenso. Aun así, en la última Sportivo visitó a Linqueño, empató 0 a 0 y le quitó la posibilidad de quedar primero, dado el empate en el otro partido de la zona. Sportivo terminó con 11 puntos, Maipú con 9 y Linqueño con 8, con Roca último con 4 unidades. Claro que descontándole lo 9 puntos a Sportivo, es éste el que queda último con 2 unidades, clasificándose Maipú con 9. Sportivo culmina sin chances por errores propios, pues de haber tenido la mente fría, en un momento caliente, ahora no estaría lamentándose de los hechos sucedidos, dado que el partido de vuelta con Maipú no era definitorio, aún perdiendo, Sportivo seguía puntero compartiendo esa posición con Maipú. Seguramente Sportivo deberá tomar nota, corregir los errores cometidos y no volver a incurrir en hechos que nada tienen que ver con lo estrictamente deportivo. Sportivo Belgrano es un club que ha cumplido 94 años, con una rica historia, y que después de un bache, hace unos 4 o 5 años más o menos fue recuperado por gente que quiere al club, volviéndolo modelo de organización en estas categorías, modernizándolo (tiene manga para la salida de los equipos visitanes y carrito médico) y haciéndolo protagonista de los últimos campeonatos con equipos competitivos a la altura de las circuntancias. A Sportivo la B le queda chica y el tiempo seguramente le dará la razón y lo veremos jugando al menos el Argentino A. Pero volviendo al hecho de la violencia, debemos decir que Sportivo aportó pruebas mediante videos que informaban sobre la actuación del árbitro y, claro está, de los involucrados en la agresión al mismo, puesto que no deslindaba responsabilidades sobre los hechos. El árbitro informó ser agredido, por ejemplo, por un jugador que se encontraba en vestuarios, por otro que se encontraba a 15 metros agarrándose la cabeza (cosa que se ve en el video). Luego del partido realizó una denuncia en la comisaría de la ciudad, trás la cual, al ser consultado por un periodista local, agradeció al arquero de Sportivo y al 2 que lo habián protegido de las agresiones. Eso, dijo, también constaría en el infome. El arquero de Sportivo si embargo apareció como uno de los agresores. ¿? Aquí no estamos hablando de un árbitro inepto sino claramente tendencioso. Sería interesante que Marconi, que se llenó la boca hablando de una sanción ejemplar, explicara cual fue la sanción que se le aplicó a Maipú por los no menos serios incidentes en su cancha (no hubo sanción alguna) y que sanción le cupo al árbitro Sosa (ninguna puesto que la actuación del árbitro ni siquiera se revisó o se puso en duda). Además, se sabe, que el informe del árbitro es inaplable. ¿? Entonces claro, cuando rebobinamos al fatídico domingo en que Sportivo enfrentaba a Maipú en San Francisco, tal vez se entiendan los hechos lamentables que ocurrieron o no. Terminemos con la violencia. Pero para que eso ocurra habrá que revisar muchos aspectos; como los árbitros, las conveniencias de la A.F.A. sobre cuál equipo asciende o se va al descenso y tantas otras cosas más. Como explicar que en manos de una persona, en 90 minutos, se vaya el esfuerzo de todo un año de trabajo. Sobran comentarios sobre cuanto dinero podría haber recibido el árbitro de parte del equipo de Maipú (cosa que es imposible de probar). Basta de suspicacias y basta de violencia. Sportivo incurrió en un hecho de violencia y va a pagar por ello. Solo intento aclarar como sucedieron los hechos y poner en debate el tema. Como dato anecdótico, Spotivo Belgrano terminó el torneo INVICTO de visitante. Desde ya gracias por leer este texto. Soy Leandro Alberto Fenoglio, D.N.I. 24.188.764, de la ciudad de San Francisco, simpatizante de Sportivo Belgrano y me hago responsable de lo que aquí digo, sin tener ningún vínculo formal con el club.
    6
  2. chacarero la sancion es ahora este equipo tenia 10 puntos y ahora tendra 1 queda afuera por la pelea de la clasificacion, esto queda entre el linqueño y maipu. para gutierrino orgulloso hablas al pedo como siempre, vos por que sos amargo y de la liga no salis, no te entreveres con los grandes dedicate a pelear con lavalle, algarrobal . .....
    5
  3. No entiendo, si le quitan 9 puntos de la general entonces no clasifican? Entraría otro equipo? No se lo tendrían que sacar para el año que viene? Esto me parece historia repetida, cuando hay algun peso pesado se sanciona bien y si no no se da bola.
    4
  4. Se comenta que tanto la sancion como la gresca generalizada en San Francisco fue organizada por los Sperdutti para poder seguir en torneo sino estaban afuera. !!!! Buena Sperdutti sigan asi que hasta la A no paran !!!
    3
  5. hola no toy de acuerdo con que dicen q el arbitro tubo un mal desempeño me parece q no fue asi. por q el penal q le cobra a maipu son los tipos agarones dentro del area q cualequier arbitro lo cobra si asi lo quiere... por lo otro esta bien por fin se hace justica y fue una sancion ejemplar...
    2
  6. por fin se sanciona como corresponde. tal vez de esta manera se empiece a solucionar el porblema de la violencia en el futbol. tambien habría que suspender la cancha por dos o tres años.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016