Deportes

El campeón del mundo también estará en Brasil

España venció 2 a 0 a Georgia y tratará de defender en el próximo mundial el título logrado en Sudáfrica 2010.

La selección española de fútbol se ganó hoy el derecho a defender en el Mundial de Brasil 2014 el título que conquistó hace tres años en Sudáfrica gracias a una victoria por 2-0 sobre Georgia con goles de Álvaro Negredo y Juan Mata en la última jornada de eliminatorias europeas.

España, campeona del mundo y de Europa, cumplió con lo esperado al superar con facilidad a una Georgia que desde el comienzo asumió su inferioridad y acabó primera del Grupo I por delante de Francia,q ue jugará el repechaje tras ganar por 3-0 a Finlandia.

El equipo de Vicente del Bosque divirtió a la afición de Albacete que llenó el estadio Carlos Belmonte a pesar de conseguir menos goles de lo que mereció su juego.

Del Bosque introdujo numerosos cambios respecto al equipo que el viernes ganó 2-1 a Bielorrusia con tan poco brillo. Esta vez le tocó a Iker Casillas ser titular en esa "rotación" en la portería a la que también parece haberse aficionado el seleccionador español.

Más trascendentes fueron las inclusiones de los laterales Alberto Moreno, debutante con la selección española, y Juanfran, que añadieron profundidad en las bandas. Igual que Jesús Navas como extremo derecho.

Aunque lo más interesante fue la presencia de Álvaro Negredo en la punta. El atacante del Manchester City fue el más destacado del equipo español. No sólo marcó un bonito gol, sino que estuvo en casi todas las jugadas de peligro de los locales y participó mucho. Quiere ser el "nueve" de España, según demostró.

El combinado de Del Bosque hizo una buena primera media hora. Aplicó interés, rapidez y variedad de opciones en ataque. Y fructificó su dominio a los 25 minutos con una gran jugada coral. Andrés Iniesta, aclamado como el héroe local que es, progresó hasta la línea de fondo y centró atrás para que Negredo marcara desde cerca con habilidad.

España se distrajo algo tras el gol y Casillas tuvo que intervenir en un par de ocasiones. Pero nada demasiado inquietante para los intereses españoles.

La segunda mitad tuvo menos calidad, aunque España creó no menos de cinco ocasiones claras para marcar. Anotó un solo gol e hizo honor a su fama de equipo con problemas para traducir en tantos sus ocasiones.

La sentencia llegó a la hora de juego. Juan Mata, que acababa de entrar en lugar de Pedro, cazó un balón suelto en el área y encañonó hacia la red.

La siguiente gran ovación apareció a los 79 minutos, cuando se retiró con una clamorosa ovación Iniesta, el jugador que marcó el gol más importante de la historia de España en 2010. Los aplausos al mediocentro del Barcelona fue lo último noticioso de una noche que sirvió para que España cerrara su difícil camino al Mundial con una victoria. La campeona estará en Brasil.

¿Qué sentís?
100%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|09:53
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|09:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes