Tucumán: Rentas envió a sus jefes al gimnasio para reducir el estrés

Se aplicó un programa según el cual 100 supervisores tienen obligación de ir al gimnasio. Un día a la semana, los encargados de áreas del organismo dejan durante una hora la computadora para hacer ejercicios físicos.

Un centenar de jefes de la Dirección de Rentas de Tucumán están obligados a asistir a un gimnasio para cumplir con una resolución del organismo, tendiente a reducir los niveles de estrés y sedenterarismo.

Un día a la semana, los encargados de las distintas áreas del organismo recaudatorio dejan sus sillones y computadoras para realizar una hora de gimnasio.

La actividad forma parte de un programa piloto que implementó dos semanas atrás el titular de la dependencia, Pablo Clavarino, el cual tiene previsto extenderse en forma paulatina al resto del plantel, según la información difundida hoy por el diario La Gaceta.

Clavarino reveló que el objetivo es otorgarle al personal de conducción un momento de "relax" para mejorar su productividad y predisposición al trabajo.

El funcionario, que admitió que la experiencia fue tomada de acciones que se realizan en empresas privadas, pidió a sus subordinados "tener la camiseta puesta y sobre todo transpirarla" para que funcione el programa.

Mientras las mujeres, a partir de las 18:00, realizan tareas de relajación y elongación, los hombres llevan a cabo durante media hora un precalentamiento con bicicleta fija o aeróbic para luego pasar a las rutinas con aparatos.

El "personal trainer" Roberto Brezian, encargado de dirigir los ejercicios, afirmó que "se aplica una rutina típica para aquellas personas que se pasan horas sentadas a un escritorio de oficina y con altos niveles de tensión".

"Es evidente el cambio de humor entre los jefes y la predisposición que genera la actividad física para interactuar; miran al trabajo desde otro ángulo", apuntó en el mismo sentido.

"Esta actividad me distrae; me saca del sedentarismo al que estaba ya acostumbrado", sostuvo Andrés Sosa, el jefe de personal de la Dirección de Rentas, con 35 años en la dependencia.

Sosa dijo además que con la medida se logra, en una repartición de importante tamaño "interactuar mejorando la comunicación interna y confraternizando con personas de otras áreas".

Por su parte, Teresita Avellaneda, encargada del área de Control de Recaudación Bancaria, consideró la actividad como una oportunidad "para desenchufarse de la tarea diaria y se predispone con otro ánimo a encarar el trabajo al día siguiente".

En tanto, Ester Santillán de Neme, jefa del departamento de Servicios Administrativos y Financieros, dijo que siente "como si trabajara en el sector privado".
Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 10:17
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 10:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia