Deportes

Un argentino, invitado de honor en el sorteo del Mundial

Mario Alberto Kempes es uno de los tres invitados de honor que tendrá el sorteo para Brasil 2014.

Ex astros de las selecciones de fútbol campeonas del mundo, entre ellos el alemán Lothar Matthäus, el uruguayo Alcides Ghiggia, el argentino Mario Kempes y el español Fernando Hierro, serán los invitados de honor en la ceremonia en la que se sortearán los grupos para el Mundial de 2014.

Según reveló hoy el secretario general de la FIFA, Jérome Valcke, también estarán en la ceremonia, que se realizará el próximo 6 de diciembre en el lujoso resort de Costa de Sauipe, en Bahia, el inglés Geoff Hurst, el italiano Fabio Cannavaro y el brasileño Cafú.

Mi gran deseo para el sorteo final es que refleje la marea de expectativa en Brasil para el Mundial

"Mi gran deseo para el sorteo final es que refleje la marea de expectativa en Brasil para el Mundial. Estoy seguro de que será una noche memorable y emocionante para todos los involucrados", escribió el número dos de la FIFA en la columna que mensualmente publica en la página web de la entidad.

Entre los representantes de los ocho países campeones del mundo estará un francés cuyo nombre Valcke optó por no divulgar.

"Será un crack de la selección vencedora de 1998, cuando mi país natal, Francia, conquistó el título en casa", expresó Valcke.

Según el dirigente, el sorteo final será la tercera gran prueba de Brasil de cara a la cita mundial. El primero fue el sorteo preliminar, realizado en Río de Janeiro en 2011; y el segundo la Copa Confederaciones, disputada en junio pasado en seis ciudades en forma simultánea.

Valcke subrayó que el show que animará la ceremonia de diciembre "será trasmitido para cerca de 500 millones de telespectadores en todo el planeta".

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|15:46
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|15:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic