Deportes

Alfaro no quiere una estatua en Arsenal

"Después te la tiran por la cabeza" sostuvo el DT, aunque aclaró que sí quiere quedar en la historia grande.

El DT Gustavo Alfaro, quien desde 2010 conduce con éxito los destinos de Arsenal de Sarandí, actual escolta en el Torneo Inicial y que el miércoles próximo jugará la final de la Copa Argentina ante San Lorenzo, aseguró que no quiere "una estatua" sino "quedar en la historia grande".

"No quiero una estatua porque después te la tiran por la cabeza. Lo más importante para mí es quedar en la historia grande de este club, sumar más estrellas en el estadio", manifestó Alfaro, cuyo equipo enfrentará a San Lorenzo el sábado por el Torneo Inicial y el miércoles en Catamarca en la definición de la Copa.

La referencia de Alfaro es para el grupo de hinchas que comenzó a recolectar llaves y objetos de bronce y plomo para hacer una estatua del entrenador, en reconocimiento a todo su aporte para el club en sus dos ciclos al frente del equipo del Viaducto, pues también lo dirigió desde 2006 a 2008.

"¿Para qué una estatua? Si después la rompen a pedazos y te la tiran encima para que te vayas cuando la cosa no ande bien", aseveró entre su modestia y sentido común, el oriundo de Rafaela, Santa Fe, también con cierta ironía.

"Les agradecí a los muchachos la iniciativa, pero les expliqué que lo más importante para mí es estar en la historia grande del club, en las estrellas pintadas en el estadio, que ahora iremos por una más, en las imágenes de las gigantografías expuestas en la antesala del vestuario, en el recuerdo permanente de todos los hinchas", añadió el entrenador de 51 años.

Alfaro consiguió tres estrellas como técnico de Arsenal: Copa Sudamericana 2007, Torneo Clausura 2012 y Supercopa Argentina 2012. La otra corona de la institución fundada en 1957 fue la Copa Suruga Bank en 2008 bajo la conducción de Daniel Garnero.

En ese sentido, `Lechuga` se refirió a su primera conquista, que después le permitió al club viajar a Japón para disputar la Suruga, y a la coincidencia con lo que le tocará vivir estos días.

"Cuando ganamos la Sudamericana en 2007 frente a San Lorenzo, a los seis días lo volvimos a enfrentar por el campeonato local", recordó el entrenador, cuyo único equipo de los denominados `Grandes` que dirigió hasta el momento fue justamente el `Ciclón`.

Ahora será al revés, porque el sábado recibirá a San Lorenzo por el Torneo Inicial, en el que ambos son escoltas a tres unidades del puntero Newell`s, y luego, volverán a jugar el miércoles próximo en Catamarca por la final de la Copa Argentina.

"Espero que se repita lo de la anterior ocasión para quedarnos con la Copa, que nos permitiría jugar la próxima Libertadores y la Supercopa Argentina, la que ya ganamos en 2012", manifestó el DT del elenco del Viaducto, único invicto del Torneo Inicial.

El conductor táctico, sin confirmar el equipo para el sábado, reconoció que va "a preservar a algunos jugadores para la final del miércoles" porque "hoy es el objetivo principal, es un solo partido definitorio".

A la vez estimó que "San Lorenzo corre con ventaja" porque para el primer encuentro "también (Juan Antonio) Pizzi guardará algunos de sus futbolistas, con la diferencia de que él cuenta con mejores relevos".

De todas maneras, el que logró dos ascensos conduciendo a Olimpo (2002) y a Quilmes (2003) le quitó dramatismo al cotejo del sábado por el Torneo Inicial.

"Para nosotros no es tan vital la victoria porque después quedarán otros ocho partidos para recuperarnos. En cambio, el del miércoles es definitorio, al que apuntamos con arco y flechas", aseguró.

Tanto en su primera etapa en Arsenal -2006 a 2008- como en esta segunda iniciada en 2010, Alfaro siempre se trazó y logró objetivos altos, por lo que reconoció que en el club de Sarandí encontró su lugar en el mundo como entrenador.

"Desde que llegué por primera vez a la institución encontré una empatía con su gente, con sus dirigentes, con el ánimo de crecer juntos", confesó.

"Cuando conversé por primera vez con el presidente -Julio Ricardo Grondona- le manifesté que yo apuntaba a ganar un título, a lo que él me respondió `y yo quiero ir a Japón´, por lo que pensé éste está más loco que yo", recordó.

Y concluyó: "Yo gané la Sudamericana, en 2007, y Arsenal fue a Japón en 2008", donde ganó la Suruga Bank ante Gamba Osaka, con Daniel Garnero como DT.
Opiniones (0)
16 de enero de 2018 | 06:50
1
ERROR
16 de enero de 2018 | 06:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos