Deportes

Irak suspendido de las competiciones internacionales por la FIFA

La Federación Internacional de Fútbol (FIFA) decidió este lunes suspender a Irak de las competiciones internacionales tras la disolución por el gobierno de la federación nacional.

La Federación Internacional de Fútbol (FIFA)  decidió este lunes suspender a Irak de las competiciones internacionales tras la disolución por el gobierno de la federación nacional.

"El comité ejecutivo de la FIFA decidió suspender a la Federación Iraquí de fútbol desde hoy (lunes)", anunció la FIFA en un comunicado publicado en Sidney, donde la organización celebra su congreso.
  
Esta suspensión podría ser levantada de aquí al jueves, a condición de que el gobierno iraquí anule el decreto que decidió la disolución de la federación iraquí de fútbol, precisó la organización.
  
Este decreto hecho público el 20 de mayo afecta a todas las federaciones deportivas nacionales, así como al comité olímpico iraquí.
  
Irak, actual campeón asiático, debía jugar el próximo domingo en Brisbane contra Australia un partido válido para las eliminatorias del Mundial-2010.
  
Este partido será anulado e Irak perderá el encuentro si no se encuentra antes una solución.
  
Antes del anuncio oficial, el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, había revelado a los periodistas la amenaza sobre el fútbol iraquí. "Hemos pedido al gobierno iraquí que se eche atrás en la decisión tomada contra la federación de fútbol", declaró.
  
"¿Imaginan la reacción del pueblo iraquí si llegamos a prohibir el fútbol? Creo que el ministro (de Deportes) debería reflexionar dos veces sobre lo que ha hecho", añadió Blatter.
  
La federación australiana deploró la situación, a pesar de que ganará su partido clasificatorio contra Irak sin jugar.
  
"Queremos participar en la próxima Copa del Mundo, pero queremos también ganar a Irak. Si nos otorgan puntos por los que no hemos tenido que esforzarnos, los tomaremos, pero perderemos dinero y los aficionados estarán decepcionados al ver que el partido no se juega", declaró el presidente de la federación australiana, Frank Lowy.
  
La federación estima en 3 millones de dólares australianos (1,8 millones de euros) la pérdida económica debido a los ingresos por las entradas y por los patrocinadores de Brisbane si el partido es anulado.
  
El vicepresidente iraquí Tariq Al-Hashemi pidió al gobierno la anulación del decreto del 20 de mayo. "El vicepresidente está muy preocupado por las repercusiones internacionales que podría tener esta decisión", hizo saber su gabinete en un comunicado, ya que cree que la participación de Irak en los Juegos (el país será representado por un pesista) se puede ver amenazada por los mismos motivos.
  
También pidió al presidente Jalal Talabani que haga presión a su Primer ministro Nouri al-Maliki, "para que Irak pueda cumplir sus compromisos con la carta olímpica".
 
Hussein Saeed, presidente de la federación hasta su disolución, destacó la importancia del fútbol en un país desgarrado por la guerra. "Todas las partes gubernamentales son conscientes de la importancia del fútbol para ir hacia la unidad de Irak", declaró a la AFP
  
Saeed pidió que el plazo dado por la FIFA sea ampliado con el fin de que Irak pueda enfrentarse a Australia, y anunció que viajaría el miércoles a Sidney para reunirse con los responsables de la FIFA.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|17:30
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|17:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes