Deportes

Racing atraviesa uno de sus peores momentos en la historia del club

Mientras el entrenador de Racing, Juan Manuel Llop, afirma que a sus dirigidos "los perjudica el clima hostil", fuera de la cancha el equipo de Avellaneda también pierde por goleada.

La crisis deportiva es consecuencia de la institucional, no sólo por los malos manejos de la empresa Blanquiceleste, sino por la falta de identidad en la que se vio sumida la entidad de Avellaneda desde que su fútbol fue gerenciado.

Se sabe del arraigo popular de Racing proviene de los logros deportivos históricos que consiguió y nadie duda que no desapareció gracias a la presión de su gente, cuando un ex dirigente, Daniel Lalín, mandó al club a la quiebra para asegurarse cobrar la plata que invirtió en el club para comprar jugadores.

A partir de la llegada del gerenciamiento, al que todos los actores de la vida del club apoyaron, incluso los que hoy lo "defenestran", comenzó la peor crisis de la historia de Racing.

Sólo un título
"Al principio se hicieron las cosas bien", dijo por estos días el nuevo interventor de Racing, Héctor García Cuerva, pero la realidad marca que la única diferencia entre lo que hizo Blanquiceleste en sus primeros dos años y hoy fue el título conseguido en el torneo Apertura 2001.

Los manejos de Fernando Marín en su momento, como los del otro Fernando, en este caso De Tomaso, hoy son exactamente los mismos.

Desde que Racing es una empresa privada ningún entrenador de la Primera División pudo cumplir su contrato, por distintas circunstancias. Se fueron solos o los echaron.

Con Marín y con De Tomaso nunca se invirtió en jugadores, se vendieron futbolistas en el medio de torneos y se dejó a la deriva a los juveniles.

Más grave aún es lo que sucedió en las divisiones inferiores, por donde pasaron decenas de entrenadores, nunca hubo un proyecto de juveniles, al punto que en estos días, según le confirmaron a Télam varios chicos que juegan en el club, comen salteado y por eso los "pibes" están mal alimentados.

Para colmo, la empresa Blanquiceleste "hace agua por todos lados", incumpliendo el contrato, según denunció García Cuerva, y ahora se viene una nueva crisis interna.

Mientras los hinchas de Racing celebran lo que parece ser el fin del gerenciamiento, sus grupos políticos internos se pelean por ver quien manejará los destinos de la institución, algunos proclamándose falsamente "ser los únicos que combatieron siempre a Blanquiceleste".

Casi ocho años
Esos grupos, algunos de los cuales se sientan con el presidente de la AFA, Julio Grondona, para lograr su padrinazgo, el 30 de diciembre de 2000, cuando se firmó el contrato de gerenciamiento, estaban en sus casas sin levantar la voz contra lo que algunos pocos denunciaban, sobre todo desde los medios de prensa, como la entrega del club.

En medio de este panorama se debate el equipo de Llop en este Clausura, que con el empate de ayer con Gimnasia y Esgrima La Plata se condenó solo a jugar la promoción, con el agravante que el técnico que está al frente de Racing ya jugó una –dirigiendo a Godoy Cruz la temporada pasada- y la perdió.

Los problemas de Racing no desaparecerán si el equipo no desciende, pero se agravarán si termina jugando en la B Nacional, porque habrá que ver si los inversores que acompañan la llegada de García Cuerva seguirán estando en el caso de perder la categoría.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|19:30
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|19:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016