Cien moléculas que cambiaron la historia del mundo

Un libro del químico y periodista Xavier Duran revela cómo la quinina, la fibroína, la cafeína, la penicilina y la cocaína modificaron a la humanidad.

La quinina, la fibroína, la cafeína, la penicilina o la cocaína son algunas de las cien moléculas que han cambiado el transcurso de la historia de la humanidad, según el químico y periodista Xavier Duran, que ha plasmado en un libro la importancia para los humanos de estas agrupaciones de átomos.

En el año 1820 los científicos aislaron por primera vez la quinina -ese compuesto que hoy bebemos en las tónicas-, una molécula que hizo posible la colonización de África por parte de los estados europeos ya que protegía de la enfermedad de la malaria, que hacía estragos entre los colonos.

Una de las fibras textiles más valoradas de la historia, la seda, formada por dos moléculas llamadas fibroína y sericina, es producida por un gusano y fue su comercio, la Ruta de la seda, el fenómeno que en el siglo XV dio lugar a grandes ciudades y, cuando se buscaba una ruta más corta para llegar a Asia, al descubrimiento de América.

Al analizar la historia, los libros siempre hablan de batallas, alianzas y revoluciones, pero rara vez de descubrimientos científicos y casi nunca de química, a pesar de que su influencia en los cambios históricos es muy grande.

Por esta razón, el licenciado en química y doctor en ciencias de la comunicación Xavier Duran explicó a Efe que decidió escribir lo que él ha definido como "una breve historia química del mundo": un libro titulado 100 moléculas con las que la química ha cambiado (poco o mucho) la historia.

El libro, publicado por Cossetània Edicions, es una selección personal de las cien moléculas que Duran considera más influyentes en el curso de la historia.

"No es habitual que en la gran historia aparezcan científicos, y todavía menos que se hable de moléculas. Pero si hemos de tener una visión amplia de la evolución y las causas de los hechos parece interesante recurrir también a la ciencia y, en este caso, a la química", escribe Xavier Duran en la introducción de su libro.

Aunque se trata de un título divulgativo que busca explicar la influencia en la historia de las moléculas, los lectores encontrarán también nombres larguísimos -como el hexafluoroplatinato de xenón- y descripciones de fórmulas químicas que harán feliz a algún estudiante de química, pero que exasperará al resto de los lectores, quienes pueden pasar directamente al impacto social del compuesto.

"Una molécula es una agrupación de átomos que tiene unas características determinadas, la forma en que se agrupan los átomos es lo que define todas las sustancias, desde las más sencillas, como el agua, hasta las más complejas", ha definido Duran en una entrevista a Efe.

"En moléculas complejas la orientación de un grupo de átomos puede tener efectos muy importantes", ha explicado el autor, "como por ejemplo en el caso de la talidomida", una molécula que no está entre las 100 seleccionadas, pero que es tristemente conocida por ser un fármaco para la náusea que causó graves casos de deformación en fetos durante los años sesenta.

Hay otras moléculas en el libro que han tenido un impacto negativo en la historia, como la cocaína, cuya molécula fue aislada por primera vez en 1860 y de la que Duran recuerda que al principio era prescrita como medicamento. En la actualidad, su uso como droga, en especial la de su derivado el 'crack', causa estragos.

Pero incluso las moléculas más dañinas han tenido su lado positivo: de la cocaína se derivan anestésicos como la benzocaína, lo que Duran ha usado como ejemplo de que "la misma molécula puede ser fuente de grandes desastres o de grandes beneficios".

Los avances científicos permiten que actualmente podamos hablar de moléculas "a la carta", según Xavier Duran, "ya que cada vez existen más posibilidades de modificar las ya existentes, por ejemplo, alterando un medicamento para que no cause efectos secundarios".

En el epílogo se presenta al lector la pregunta ¿cuál será la molécula 101?. Con la ingeniería molecular y la nanotecnología cada vez más presentes Duran se ha mostrado confiado en que, si el libro se reescribe en los próximos años, muchas de las moléculas serán compuestos nuevos.

En Imágenes