Más misterios para la momia hallada en el desván de la abuela

Se descubrió que, bajo las vendas, la momia ocultaba un cráneo humano unido a un esqueleto de plástico. Se sospecha de un posible crimen del siglo XX.

Los medios locales se han hecho eco del resultado de las investigaciones, después de que durante semanas se especulara con la posibilidad de que la momia, hallada en un sarcófago ricamente decorado, pudiera tener hasta 2.000 años de antigüedad.

La fiscalía, que investiga lo sucedido, no sabe todavía quién pudo colocar el falso esqueleto junto al cráneo real.

Fue un niño de 10 años quien encontró la momia el pasado mes de agosto en el desván de la casa de sus abuelos.

El abuelo había visitado en los años cincuenta el norte de África y, al regresar a Alemania, había llevado consigo recuerdos de sus viajes.

Una primera tomografía arrojó imágenes que hicieron pensar que se trataba de una momia real y, al detectarse una pequeña flecha en la cavidad del cráneo que albergaba el globo ocular, se sospechó de un posible crimen.

Tras este primer diagnóstico, comenzaron las dudas cuando expertos del Instituto Arqueológico de Berlín determinaron que los vendajes eran del siglo XX.

Médicos forenses de Hamburgo descubrieron entonces los huesos de plástico y comprobaron también que, entre el material de relleno de la supuesta momia, había papel de cocina mezclado con una sustancia metálica, que fue la que indujo el falso diagnóstico de la tomografía.

La policía investiga ahora el origen del cráneo y de algunas vértebras encontradas, también humanas.

Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|15:17
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|15:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes