Deportes

El clásico platense terminó en igualdad

Ante una multitud, Estudiantes y Gimnasia empataron 1 a 1 y en el final hubo encontronazos. Mirá los goles del partido.

En el regreso del clásico de La Plata al fútbol argentino, sobraron condimentos pero faltó un ganador. Estudiantes y Gimnasia animaron un vibrante y caliente 1-1 en el Estadio Ciudad de La Plata y el punto no fue beneficioso para ninguno. Los de Pellegrino llegan al cuarto partido sin ganar, mientras que el Lobo perdió la chance de seguir como escolta de Newell´s. 

Con su intensidad habitual y una gran dosis de sacrificio, el equipo de Troglio se hizo dominador del primer tramo del encuentro. Ordenado, prolijo y sin arriesgar demasiado, el Lobo se encontró con la ventaja cuando el colombiano Erik Correa aprovechó un rebote de Rulli tras cabezazo de Blengio y abrió el marcador. Hasta entonces, solo había habido una situación de gol, en los pies del pibe Correa de Estudiantes, que perdió en el duelo ante Monetti. 

Verón se fue ilusionado.

El clásico empezaba a teñirse de azul y blanco porque Gimnasia seguía haciendo mejor las cosas, ganaba el medio con el buen trabajo de Pouso, Mussis y Meza, y forzaba a que su rival dependiera en exceso del desequilibrio individual que pudiera aportarle Patricio Rodríguez. Encima, minutos después el cuerpo de Juan Sebastián Verón dijo basta y la Bruja debió abandonar el campo. El escenario era el ideal para que el festejo tripero con tintes históricos tomara forma en esta gris tarde de domingo. 

Sin embargo, cuando aún no transcurría un cuarto de hora del complemento, Saúl Laverni se dejó llevar por el gesto corporal de Oreja y sancionó una mano que no existió. Segunda amarilla para el lateral, y de esa misma falta llega el empate de Estudiantes. El potente remate de Luna deriva en un rebote de Monetti, el centro al medio y el tanto del uruguayo Aguirregaray. 1-1 y el clásico que parecía cambiar de lado. 

El ímpetu tras el empate se fue diluyendo, porque Gimnasia no cedió en su afán combativo y logró contrarrestar el hombre de menos con sacrificio. A Estudiantes le siguió costando encontrar los caminos al área de Monetti y exhibía las falencias que a principios del torneo supo disimular: falta de profundidad, poca generación de juego y cierta tibieza en la posesión. 

Eso, sumado a que Gimnasia estaba con un menos, fue encaminando el partido hacia el empate. Sobre el final, con los tres cambios realizados, Patito Rodríguez dejó a su equipo con diez por lesión y en la última Damonte vio la roja por agredir a Licht. El 1-1 quedó estampado y los dos se fueron con bronca. Uno, Estudiantes, por no poder ganar con un hombre de más y jugando como local; y el otro, Gimnasia, porque un error de Laverni lo dejó con uno menos y derivó en la igualdad que sería definitiva. 

Opiniones (0)
16 de enero de 2018 | 14:51
1
ERROR
16 de enero de 2018 | 14:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos