“La abuela” Hilda Molina Morejón llegó a la Argentina

Arribó al aeropuerto de Ezeiza pasadas las 22 del sábado. La esperaba en la terminal aeroportuaria ansiosamente su hijo Roberto Quiñones. Desde Cuba, su hija, Hilda Molina, confesó que su madre, de 89 años, “ha hecho un milagro realmente”. Mirá los videos del arribo.

El avión que trajo a la mujer de 89 años, con su salud muy debilitada tras décadas de sometimiento al régimen castrista, aterrizó en el Aeropuerto de Ezeiza pasadas las 22, hora argentina, recoge esta noche Infobae.

"La abuela", como la llama en la intimidad su familia, arribó a Buenos Aires muy abrigada por los 13 grados que marcaba el termómetro de Ezeiza y se encontró con diversos medios de prensa que la entrevistaron por unos minutos en su primer encuentro con la opinión pública en Argentina.

Hilda Morejón sale de Ezeiza y contesta al periodismo



"Dios me ha hecho un milagro realmente, tanto le he pedido que mi madre pueda abrazar a mi hijo", dijo Hilda Molina desde La Habana, en comunicación con C5N.

"Mi madre hizo lo más grande que es una persona, es la extraordinaria convirtió a mi hijo en este hombre noble, honesto, que va por la vida sin darse cuenta de la maldad humana", expresó la médica tras enterarse que el avión que la trasladaba había pisado el Aeropuerto de Ezeiza.

Hilda expresó su preocupación por la salud de su madre y aseguró que ahora su deseo es llegar a la Argentina, porque ya no tiene "nadie cercano en Cuba" y aseguró que "no va hablar mal" de su país cuando pueda salir libremente, porque no es de "hacer las cosas por detrás".
 
Verónica es la encargada de traer al país a la madre de Hilda Molina, la neurocirujana que movió cielo y tierra para lograr que pueda ver a su familia en los últimos días de su vida.

Este mediodía partieron en avión hacia Buenos Aires, para llegar entre las 21 22 (hora argentina). Poco antes de las 22, el avión ya había pisado la pista del Aeropuerto de Ezeiza.

Verónica, movilizada por el momento que está viviendo toda la familia, contó que Hilda Morejón está llamativamente tranquila.

"Es increíble, pero es ella la que nos transmite paz a nosotros. Es un ser tan excepcional", se contentó Verónica.

Comunicación telefónica con Hilda Molina desde Cuba



También señaló que "la abuela", tal como la llama, "tiene una grandeza especial" y por eso está tomando de buena manera la cuestión de subir a un avión por primera vez en su vida.

Eso sí, Verónica confió la abuela tiene una preocupación que le está dando vueltas por la cabeza hace unos días, ya que hace dos años que ni siquiera sale de su departamento.

"No sé lo que le van a pasar a mis ojos", les dijo Hilda Morejón a su nieta política y a su hija, días atrás.

Verónica también se refirió al estado delicado de salud en el que se encuentra Morejón, quien está muy delgada y con algunos problemas de cataratas.

Situación que parece no importarle a esta gran mujer, que sólo se preocupa por ver a su nieto y a su familia, que la aguardan ansiosos en Buenos Aires.

Opiniones (0)
23 de octubre de 2017 | 14:51
1
ERROR
23 de octubre de 2017 | 14:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Elecciones legislativas 2017
    23 de Octubre de 2017
    Elecciones legislativas 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017