Deportes

El Atlético del Cholo debutó con triunfo

El colchonero, dirigido por Diego Simeone, derrotó 3 a 1 al el Zenit de San Petersburgo en su debut en Champions.

El Atlético de Madrid celebró hoy su regreso a la Liga de Campeones con una trabajada victoria 3-1 ante el Zenit de San Petersburgo que llevó el delirio al estadio Vicente Calderón.

Así, el entrenador rojiblanco, Diego Simeone, también disfrutó de su debut en la máxima competición continental. Y lo hizo con la pasión y entrega que transmite el juego de su equipo.

El estadio Vicente Calderón presentó un aspecto magnífico en el regreso del equipo rojiblanco a la Liga de Campeones después de tres años sin transitar por la elite continental. Y lo hizo para llevarse una enorme alegría de un equipo que convirtió la victoria en hábito en su gran inicio de temporada.

El Zenit llegó a Madrid "traicionando" su naturaleza ofensiva. Tradicionalmente un equipo osado, plantó de inicio una defensa de cinco y dejó al Atlético de Madrid toda la iniciativa.

Sucede que el conjunto de Simeone no se siente demasiado cómodo siendo protagonista. O, al menos, el protagonista único. Le gusta más refugiarse en su rocosidad defensiva y buscar latigazos. Dominó desde el inicio, pero sin profundidad ni ocasiones.

El encuentro transcurrió monótono durante muchos minutos, en los que el Atlético de Madrid se acordó mucho de Diego Costa, ausente por sanción. El brasileño aporta mucho más que fútbol, aspectos como la intensidad, la emoción, la sorpresa, la batalla. Su sustituto fue Adrián, quien evidentemente tiene otro perfil, más preciosista, pero también es mucho más intermitente. Y, además, el atacante español atraviesa una pertinaz crisis de confianza.

Pero lo que siempre le quedará al Atlético es su capacidad para obtener réditos de jugadas a balón parado. Como los saques de esquina. Así llegó el primer gol, a los 40 minutos. Koke puso el balón en el área y Miranda, increíblemente solo en el primer palo, remató de cabeza para provocar el delirio en el Vicente Calderón.

La pregunta surgió de inmediato: ¿Tenía el Zenit un "plan B" para la segunda parte? La respuesta fue clara: sí, lo tenía.

Luciano Spalletti, el técnico visitante, quitó a un defensa, Neto, y puso a un centrocampista, Shatov. Es decir, quitó la defensa de cinco para añadir juego en la medular. Y el conjunto ruso se adueñó del comienzo de la segunda parte.

Una espectacular atajada de Thibaut Courtois bajo los palos rojiblancos fue el preludio del gol visitante. Lo anotó Hulk a los 58 minutos con un espectacular disparo desde fuera del área.

Y el Zenit pudo adelantarse a los 62 minutos con un lanzamiento de falta de Kherzakov que se estrelló en el palo. Fue una jugada decisiva porque dos minutos más tarde el Atlético de Madrid recuperó la ventaja.

Fue una jugada de enorme fortuna, con múltiples rechaces. En el último, un defensa ruso intentó despejar, el balón se estrelló en la pierna de Arda Turan y entró en el arco visitante.

El gol dio calma al Atlético de Madrid, que se juntó de nuevo y cerró su frente defensivo. Además, el Zenit comenzó a dejar huecos y el conjunto rojiblanco lo aprovechó para sumar llegadas.

La sentencia llegó a 10 minutos del final. El brasileño Leo Baptistao, recién entrado en el campo, remató con clase dentro del área para marcar su primer gol con la camiseta rojiblanco.

Este tanto fue definitivo y el estadio Vicente Calderón celebró el primer triunfo de su equipo en el regreso a la Liga de Campeones, que confirmó el excepcional comienzo de temporada del equipo de Simeone. El Atlético de Madrid está convirtiendo la victoria en algo rutinario.

Opiniones (0)
16 de enero de 2018 | 11:23
1
ERROR
16 de enero de 2018 | 11:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos