Ya se palpita la "misa" ricotera

El autódromo de San Martín ya comenzó a sentir el calor de los fanáticos que esperan al Indio Solari. Esta noche Mendoza está de fiesta. Cómo se preparan para recibirlo.

“A pie, en tren, en colectivo pero siempre detrás del Indio”, dijo con énfasis Rita, de Tortuguitas, provincia de Buenos Aires, quien acompaña fielmente a su marido José. “Contale vos vieja, que yo estoy cansado”, dijo él caminando con la ayuda de dos muletas.

José Ballatucci es discapacitado, hace unos años perdió una pierna, pero a pesar de su dificultad física el amor por el Indio Solari es más fuerte y lo acompaña vaya a donde vaya. Con ocho hijos, también fanáticos, Rita y José celebran el ritual del Indio.

“Hoy esperamos de él, lo mejor como siempre y esperanza para los jóvenes”, manifestó su esposa emocionada.

Esta mañana el autodromo Jorge Ángel Pena se lleno de historias como estas. “Monseñor Solari”, “Mi Dios”, “Pontífice Indio”, son algunos de los sinónimos que utilizan los seguidores del cantante cada vez que lo mencionan.

Con una larga procesión de jóvenes, autos y organizadores, el ingreso al lugar resultó casi una odisea a partir de las 9 de la mañana. Entre remeras, vinchas, pulseras, vinos, pósters y accesorios del ex ricotero, los vendedores le dieron la bienvenida a los fans de todas partes de Sudamérica.

“Alquilamos un colectivo para 64 personas y venimos directo desde Asunción del Paraguay. Tenemos 30 horas de viaje para disfrutar de la música de este Dios”, contó a MDZ un compatriota del país vecino.

De la misma manera lo hizo un grupo muy grande que llegó esta mañana desde la provincia de Neuquén para vivir este gran show. “Recurrimos a la fogata para combatir el frío y a algunos tragos”, dijeron los chicos mostrando una bandera de casi cuatro metros de largo.

Resistiendo los 9º de Mendoza, un grupo de chicas de Santiago del Estero Cansadas pero felices llegaron al predio directo desde la terminal de ómnibus. “Lo seguimos a todos lados”, exclamaron.

Mientras que Marcelo y María llegaron directo desde Mar del Plata y contaron que se enfrentan al frío con algunos vasos de Fernet. De la misma forma lo hicieron los chicos de Baradero que tras una fogata manifestaron estar “fascinados” con las mendocinas.

Salud, prevención y asistencia

El autódromo cuenta con asistencia médica y algunas ONG alertan a los jóvenes acerca del HIV. El stand del área de Salud del departamento de San Martín respartió preservativos para los jóvenes que estuvieron acampando allí. Además los doctores Iván Vega e Isabel Pérez, se encargaron de la asistencia médica. “Tuvimos algunos casos de indigestión por el frío y por los alimentos que los chicos están comiendo, sin obviar el consumo de alcohol”, dijo la doctora.

Mientras que Iván hizo énfasis a la cantidad de quemados que hubo en el lugar: ”Anoche asistimos a una mujer que se quemó con agua caliente y a un joven que sufrió una quemadura con un carrito de comida”.

El equipo de salud utiliza en el lugar primeros auxilios y en caso de necesitar el traslado se hace sin impedimentos. Además, el público es provisto de medicamentos.

Rock y Vida. La organización que trabaja desde hace más de 10 años en Mendoza, también se instaló en el espacio para asesorar a los rockeros. “En Argentina el número de infectados con VIH asciende a 120 mil, pero el 50% todavía no lo sabe porque nunca se hicieron un test”, contaron los voluntarios. Quienes además repartieron folletos informativos y profilácticos.

Las mujeres pisan fuerte

Al parecer Carlos Solari rompe corazones en las féminas. Por lo menos así se vio en el ingreso. Los grupos de chicas hicieron furor entre los hombres y además superaron la cultura de rockera. Bien abrigadas y preparadas para enfrentar un largo día y una fría noche, llegaron grupos de señoritas desde varios lugares del país.

¿Cómo tiene que ser una ricotera?

Solange de Neuquén remarcó: Súper rockera, fanática solamente del Indio y de los Redonditos de Ricota, con un look muy casual. “Hablemos de un jean, zapatillas bien cómodas y remera de Solari”, dijo el grupo sureño y posaron para las cámaras de MDZ Online.

Pero las santiagueñas se mostraron un poco contadictorias. Mariana dijo: “Si sos fanática del Indio no podés ser ricotera”, por lo menos así lo definió la experta.

Mientras que la santafecina, Dolores exclamó: “Las ricoteras no tomamos gaseosas light”.

Pulgar hacía bajo para las ventas

“La venta está dura”, detalló a MDZ el emblemático vendedor de remeras, directo desde Temperley –Buenos Aires-. Apodado el Fichu Rock, se definió cómo el más antiguo y el mejor. “Ya arrancamos mal, tenemos competencia muy barata y no podemos ingresar al predio por disposiciones municipales”.

Entre 50, 60 y 80 pesos rondaban las casacas del ídolo pero los fanáticos se resistieron a invertir. “Ya venimos preparados desde casa”, dijo una jovencita.

Mientras que Cristian Gabriel, de Córdoba Capital, manifestó la misma insatisfacción en el área de las bebidas alcohólicas. “Voy a donde va el Indio, es mi Dios”, refirió.

Enfadados los vendedores que pagaron sus puestos dentro del predio, manifestaron su descontento con MDZ. “Pagamos un montón de dinero para tener exclusividad y al final estamos compitiendo con vendedores ambulantes. La municipalidad de San Martín no cumplió nada de lo prometido”, dijo una proveedora.

Malbec Indio Solari

“Anoche me dieron a conocer el vino del cantante, lo quería guardar pero no aguanté y lo abrí antes de tiempo”, contó el cordobés Cristian que dio a conocer la botella que etiquetaron con la cara del interprete.

Con la música bien fuerte, algunos tragos para entrar en calor, bailes, risas, fogatas y mucho folclore rockanrollero los seguidores del emblema argentino apodado “el Indio” entraron a escena para vivir una noche inolvidable. Llega de magia y pasión como ellos mismos lo manifestaron. Y el hecho está aquí, en nuestra provincia, Mendoza.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 01:30
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 01:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial