Deportes

Los Pumas estuvieron cerca, pero volvieron a caer

Argentina cayó en Perth por 14 a 13 ante Australia por la quinta fecha del Rugby Championship.

En la lluvia de Perth, Los Pumas sumaron su cuarta derrota consecutiva en esta segunda edición del Rugby Championship al caer por 14-13 ante los Wallabies. El equipo de Santiago Phelan sufrió en la obtención de la pelota, no encontró alternativas en ataque y le costó mucho lastimar a Australia, que sumó su primera victoria del certamen y salió del fondo de la tabla. 

El inicio del juego fue teñido de azul oscuro, color de la flamante camiseta suplente del seleccionado argentino. A pura presión y con un manejo prolijo de la pelota, Nicolás Sánchez terminó cambiando por tres puntos un penal bajo los palos cuando corrían seis minutos de partido. Pero allí empezó y terminó el dominio de los de Phelan en el primer tiempo. 

Sin embargo, Australia se reinsertó rápidamente en el partido a través del poderío de su pack y del buen uso del pie de sus medios, Nicholas White y Quade Cooper, en una jornada lluviosa que no ameritó riesgos innecesarios. Con el dominio en la base de las formaciones móviles, un line de los mejores del mundo y la capacidad para contrarrestar al scrum argentino, los Wallabies fueron torciendo el trámite a su favor hasta lograr una supremacía casi absoluta. 

De todos modos, solo cuando el fullback Israel Folau logró imponer su potencia Australia vulneró el ingoal de Los Pumas, que resistieron a puro tackle y sin muchas infracciones. Por eso, el descanso llegó con un marcador cerrado de 14-3 y con la posibilidad latente de ir a buscar el partido con el ajuste de algunas cuestiones específicas. 

La segunda parte se inició como lo hizo la primera, con dominio Puma. Sometiendo a los Wallabies a pura potencia, tackle y concentración, Los Pumas merodearon el try pero exhibieron su incapacidad para resolver en la base de las formaciones móviles. Allí, a Argentina le costó mantener cierta prolijidad y claridad en la salida de la pelota y por eso le tomó hasta el minuto 24 para lograr la mejor jugada del partido y apoyar su primer try a través de Juan Manuel Leguizamón y, conversión de Nico Sánchez mediante, dejar las cosas 14-13. 

Fruto de un cambio de actitud y de intenciones, Los Pumas comenzaron a imponer condiciones a través del scrum y de un mucho más aceitado trabajo del pack. Asimismo, Australia comenzó a mostrar por qué aún no había sumado en el torneo y por qué llegaba en una aguda crisis deportiva. De todos modos, sobre el final mostrarían su oficio para diluir la supremacía rival. 

Argentina perdió el rumbo en los últimos minutos y no supo cómo ir a buscar la victoria. Por eso, los últimos minutos se escurrieron con la pelota muerta y sin que los Wallabies se expusieran a una derrota que habría acentuado su pobre momento rugbístico. Así llegó el pitazo del polémico árbitro galés Nigel Owens, que decretó el 14-13 final y una nueva derrota para Los Pumas. 

Quedaron muchas cosas por destacar y la certeza de que el primer tiempo se regaló innecesariamente. El punto bonus por la ajustada caída no es consuelo para Los Pumas, que no supieron aprovecharse del rival más débil y de peor actualidad del certamen. Ahora, la preparación apuntará al 28 de septiembre, cuando los All Blacks, líderes del certamen, lleguen a Buenos Aires para jugar en el Estadio Ciudad de La Plata por la quinta y penúltima fecha del Rugby Championship.

Opiniones (0)
23 de enero de 2018 | 02:14
1
ERROR
23 de enero de 2018 | 02:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes