Homenaje a Los Beatles: un lujo en el Independencia

El teatro ovacionó de pie a un puñado de artistas que brilló durante dos noches gracias a una fuerte apuesta al talento local.

El miércoles y el jueves se llevó a cabo en el teatro Independencia el “Tributo a Los Beatles”, una importante producción que nació desde la dirección del teatro, a cargo de Julieta Martínez, y que llevaron adelante los talentosos e inquietos músicos Juan Pablo Moltisanti y Sebastián Rivas.

Desde el vamos organizar un evento de estas características no es sencillo: muchos músicos en escena, tres invitados nacionales (David Lebón, Pedro Aznar y Daniela Herrero) más uno de los repertorios más conocidos y exigentes del mundo. Y ser ovacionados durante dos noches no es gratuito.

Pasaron muchas cosas como para destacar de este éxito:

-Los visitantes: Pedro Aznar y David Lebón le dieron un toque glamoroso a las veladas. El primero estuvo el miércoles y el otro el jueves. Ambos cautivaron, como era de esperar. Anoche, Lebón “prendió fuego” el teatro con un solo histórico en “Revolution” y Aznar maravilló con su voz y desde el piano. Y es merecido destacar a la linda de Daniela Herrero que le puso mucha pasión a sus presentaciones, especialmente a su versión de “While my guitar gently weeps”. Sus presencias sumaron.

-Los locales: el ojo clínico de Moltisanti y Rivas para elegir la banda fue determinante. Gerardo Lucero (bajo), Natalio Staiti (batería), Martín Sanchez (guitarras), Lucas Altamore y Manuel Biurrum (violín), Mauro Marquet (viola), Matias Longo (cello), Juan Manuel Ojeda y Victoria Bravo (flautas), Zurab Tchrikishvili (trompeta), Pablo Ivars y Juan Romero (trombones), Agustina Guillén, Gastón Secchi y Poly Castillo (saxos) además de Rivas (guitarra) y  Juan Pablo Moltisanti (piano y guitarra) lograron hacer de cada canción una pequeña obra de arte, tal como lo es cada tema Beatle. Sonaron bien, sin fisuras, simples, elegantes y pasionales. Y por eso Rodrigo Aranjuelo, David De Mata, Martín Carrillo, Valentina Gratton y Noelia Muñoz iluminaron la noche en cada una de sus intervenciones. Voces bien ensambladas, armónicas y distintivas que fueron determinantes a la hora de las interpretaciones y se llevaron merecidamente los aplausos.

-La técnica: buenas luces y mejor sonido, fundamentales para que todos escucharan y disfrutaran.

-El público: fue vital en las dos noches. Las ganas y la emoción hizo que el Independencia fueses una caldera por momentos. Al haberse agotado las entradas con tanta anticipación, atinadamente se puso una pantalla en la puerta del teatro y cada noche unas mil personas presenciaron el tributo. Ellos también pusieron toda la onda.

Cuando un espectáculo de estas características se hace bien, se encara con profesionalismo y cuenta con el total apoyo, los frutos se ven de inmediato. Y eso fue lo que se vivió durante dos noches en el Independencia: la conjunción de talento y responsabilidad permitió que los mendocinos viviésemos un show distinto, único, emocionante y muy respetuoso, permitiéndonos disfrutar –una vez más- de tanto talento local.

Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 04:02
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 04:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia