Caso Passetti: una testigo sindica como el asesino a menor sobreseído

En la primer jornada del debate por el crimen del repartidor Carlos Passetti, comparecieron 10 testigos. De ellos se destaca una mujer que vinculó con el homicidio a un menor de 17 años que en principio estuvo vinculado a la causa y luego fue sobreseído. Para el martes volvieron a citar al testigo clave y podría haber sentencia.

Diez testigos comparecieron esta mañana ante la Sexta Cámara del Crimen en el inicio del juicio por el asesinato del repartidor Carlos Passetti, entre ellos, el menor de 17 años quien ya estuvo detenido en el ex Cose por el hecho y que luego fue sobreseído. En su declaración, el joven comprometió al imputado –Cristian González Ortiz González (25)-, destacando que estaba con el joven y vio cuando Ortiz le disparaba con una escopeta a la víctima, para luego huir corriendo.

Sin embargo, otra testigo –que declaró que estaba esperando el colectivo a menos de una cuadra del lugar del crimen en el momento exacto-, vio a lo lejos que quien llevaba el arma era un joven de estatura baja, con pelo medianamente largo y rubio, descripción que coincide con la del menor de 17 años por ese entonces.

En tanto, la novia de Ortiz –identificada como Ayelén Araujo (21), quien también habría estado con los dos jóvenes esa noche- se abstuvo de declarar al ser notificada de que, como se encuentra procesada por encubrimiento de Ortiz en su primera declaración, su declaración no era más que informativa y lo haría sin estar bajo juramento.

El martes a las 8.30, en tanto, se retomará el debate y la Justicia volvió a citar a Jorge Lupo, el testigo clave que vio todo lo sucedido la noche del 25 de julio del año pasado entre Passetti y sus agresores, y cuyo testimonio fue fundamental para que hoy Ortiz esté en el banquillo de los acusados. Es que Lupo aportó una gran cantidad de detalles para la investigación, y luego su condición de testigo protegido no fue resguardada, por lo que presentó una nota en la Sexta Cámara donde advirtió que no se iba a presentar hoy porque teme por su integridad física. La vida de Lupo es, desde que aportó su testimonio, un verdadero infierno. Su familia y él han sufrido constantes amenazas y aprietes y debe vivir con un policía en la puerta de su casa.

Sin embargo las dos partes del proceso consideran “fundamental” la presencia del hombre, por lo que el presidente del tribunal, Alejandro Gulé, insistió en que se presente el martes y se lo vaya a buscar con la fuerza pública de ser necesario. Además, se espera que el mismo martes tengan lugar los alegatos y la sentencia del tribunal para el joven, imputado por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

Diferentes acusaciones

El primer testimonio comprometedor fue el del joven de 17 años, quien en un momento también estuvo vinculado a la causa y pasó tres meses detenido en el ex Cose. Previo al paso de su padre por la requisitoria del tribunal, el joven se sentó frente al tribunal y arrancó su testimonio con un “Yo participé del hecho”.

Así relató que la tarde del 25 de julio del año pasado él había ido a jugar al fútbol y que más tarde acompañó a Ortiz a la casa del primo de este último, en calle Pedro del Castillo de Villa Nueva-. Allí estuvieron “escuchando música y tomando gaseosa”, hasta que vio que era tarde –pasadas las 23- y debía volver a su casa. Cuando el menor se disponía a irse, Ortiz y su novia le pidieron que los acompañe a comprar pañales para el hijo del imputado.

De acuerdo a lo relatado, los tres salieron juntos de la casa y comenzaron a caminar por Pedro del Castillo, hasta que en un momento Ortiz se les adelantó hasta llegar a la esquina y dispararle al conductor de una moto que acababa de doblar por esa calle.

“Me quedé helado y me asusté”, declaró el menor, quien agregó que el imputado trató de cruzar la calle en dirección hacia donde estaba el herido y luego, arrepintiéndose, volvió sobre sus pasos y comenzó a correr, seguido por su novia y él. “Yo le pregunté qué era lo que había hecho y el me decís ‘No pasó nada, no pasó nada’, mientras corríamos”, agregó el menor.

Así llegaron hasta una casa ubicada en esa cuadra allí se quedó la joven, mientras que Ortiz y el menor continuaron corriendo. Así hasta que el declarante llegó hasta calle Bandera de los Andes y se tomó el micro hasta su casa, en Rodeo de la Cruz. “Cuando llegué a mi casa, mi mamá me preguntó si me pasaba algo, yo le dije que no, que no me pasaba nada y me fui a dormir porque al otro día tenía que levantarme a trabajar”, destacó el menor, quien –ante la insistencia del fiscal, Daniel Carniello, y del abogado defensor de Ortiz, Dante Vega- recalcó que en ningún momento se percató de que Ortiz llevara un arma, pese a las grandes dimensiones de ésta. Además, resaltó que llevaba un buzo negro demasiado holgado, por lo que si había ocultado el arma debajo, no lograba vislumbrarse.

Sin embargo, fue el testimonio de Hilda Graciela Pizarro el que puso un manto de dudas en el procedimiento. La mujer relató que ese día había ido a visitar a una amiga que vive a una cuadra y media del lugar. Allí pasó toda la tarde y, cuando vio la hora, se percató de que ya habían pasado las 23 por lo que decidió irse, pasando antes por un teléfono público para llamar a sus hijos y decirles que iba en camino.

Luego se dirigió a la parada de colectivos de Pedro del Castillo y Murialdo  y allí fue donde oyó la fuerte explosión, lo que la hizo voltear la cabeza. En ese momento dijo que vio a un hombre que estaba tendido en el piso, con una moto al lado y a tres personas –no logró determinar sus sexos- que salían corriendo, dos hacia donde estaba ella y el restante en otra dirección.

“Yo me asusté, pasaron frente mío y escuché que uno le reprochaba al otro ‘¿Qué hiciste, qué hiciste!’, y uno llevaba una escopeta en su mano”, destacó la mujer, quien agregó que había decidido no ir a declarar por miedo, aunque luego la Justicia la rastreó y la citó.

Lo llamativo es que cuando se le pidió a la mujer que describa al sujeto que llevaba el arma en su mano, la mujer lo describió como “bajito, rubio con una gorra”, mientras que sostuvo que el otro era más alto. Sin embargo, la descripción aportada por Pizarro sobre quien portaba el arma coincidía con la del joven de 17 años y no con la de Ortiz, que es quien se encuentra imputado. En tanto, el menor –que en un principio estuvo sospechado y detenido- ya fue sobreseído de la causa.

Otros testimonios

Además del menor, su padre, Pizarro y la novia de Ortiz, declararon seis personas más: dos efectivos policiales que intervinieron del procedimiento esa fatídica noche en la esquina de Murialdo y Pedro del Castillo, una amiga del menor, el cuñado del hermano de Passetti y dos vecinos que salieron a la calle esa noche tras oir el estruendo y encontraron a la víctima malherida.

Carlitos Passetti era muy querido por todos los vecinos de Villa Nueva. Trabajaba como cadete en una farmacia, de delivery en una pizzería y los fines de semana también hacía de canillita. Fue asesinado de un balazo en la espalda, efectuado desde una distancia muy cercana, con una escopeta estilo tumbera cuando circulaba en su moto y, antes de morir, alcanzó a tocar el timbre de una casa ubicada en Murialdo y Pedro del Castillo, muriendo en los brazos del dueño de casa que le abrió la puerta.

La gravedad del episodio, sumada al cariño y afecto que le guardaban todos los vecinos de la zona, hicieron de Villa Nueva un hervidero la mañana del 26 de julio. Todos los vecinos, autoconvocados, se congregaron en la puerta de la Comisaría 9ª –Libertad y Quintana-, exigiendo justicia y mayor seguridad.

A modo de homenaje, en Villa Nueva, una plazoleta lleva el nombre de Carlos Passetti en su memoria.
Opiniones (6)
23 de octubre de 2017 | 14:53
7
ERROR
23 de octubre de 2017 | 14:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Desde ya les agradezco desde lo mas hondo el hecho de que hagan publico esto y espero que esto sirva de ejemplo para muchos, que viven con miedo a que no callen a que no oculten por que asi como le paso esto a mi hermano, les puede suceder a cualquiera de ustedes, lectores, o ya les a sucedido, por que creo que no hay familia que hoy por hoy en Argentina no sufra de un episodio de violencia, no deseo que ninguno de ustedes este en mis zapatos, por el dolor que sentire por siempre desde aquella noche del 25 de julio, cuando alguien llamo a casa y me dijo "Carlitos se murio" Gracias a quienes tienen el coraje y gracias a quienes tienen la razon de aparecer con nombre y apellido a contar "la verdad" y no callar. Gracias JOSE LUIS PASSETTI
    6
  2. "No entiendo" comparto su opinion 100% deberian ser los delincuentes los que aparezcan en primera plana de los diarios como se hace en los paises desarrollados, Los testigos no deberian ser mencionados por la seguridad de los mismos y sus familias, y en caso que se sospeche que un testigo este bajo amenaza el gobierno deberia procurar por la seguridad del mismo. En el caso de este hombre, ya deberia estar conotro nombre viviendo en otra provincia y con un trabajo "como se hace en los paises desarrollados" se que nuestro pais no integra la lista de esos paises pero al menos alguien del gobierno podria hacer algo para ayudar a ese testigo al menos una vez en la historia de la Argentina. Por las dudas de que a alguien se le ocurra ponerse las pilas en el gobierno, les comento que en Estados Unidos todos los ciudadanos tienen acceso a una pagina web en donde si se coloca el codigo postal de la zona donde uno vive o donde esta la escuela de su hijo, figuran quienes son con foto y todos los datos personales como altura, color de piel y ojos etc. y un mapa de la zona donde vive la persona que ha cometido algun abuso, violacion, melestia sexual, y dice si esa persona cumplio o cumple sentencia y la cantidad de tiempo de su condena. Pensamiento utopico: tendremos algo asi algun dia en nuestro pais...
    5
  3. EN MI ANTERIOR OPINION, PONGO EN DESCREIMIENTO, NO SOLO A USTEDES LOS PERIODISTAS, SINO QUE TAMBIEN NOMBRO A LA JUSTICIA Y LA POLICIA, Y PARA QUE LA SOCIEDAD EN ESTE CASO, ( LOS TESTIGOS) SE SIENTAN SEGUROS CREO, QUE HABRIA QUE RESGUARDARLOS, Y LO QUE SE DEBERIA DELATAR SON LOS NOMBRES, APELLIDOS, DIRECCIONES Y LAS CARAS DE LOS DELINCUENTES, ASI NOSOTROS LOS QUE NO ESTAMOS FUERA DE LA LEY SABRIAMOS SI ALGUN DELINCUENTE, VIVE AL LADO DE NUESTRA CASA
    4
  4. Estimado lector: La información que usted cuestiona es pública. Y en todo caso ha sido difundido por un poder público como es el caso de la Justicia. Comprendemos sus temores, pero creemos que para que estos hechos no sucedan, más que ocultar debemos develar. Esperamos que nos haya entendido. Gracias por leernos. MDZ
    3
  5. LA VERDAD QUE NO ENTIENDO, ¿ COMO PUEDE SER ? QUE USTEDES SEÑORES PERIODISTAS PUBLIQUEN EL NOMBRE Y APELLIDO DE LAS PERSONAS QUE CON MUCHO CORAJE SE ANIMAN A DECLARAR COMO TESTIGOS, PONIENDO EN PELIGRO SU INTEGRIDAD FISICA Y LA DE SUS SERES QUERIDOS, ASI DESPUES NOS QUEJAMOS QUE NADIE QUIERE ENTROMETERSE, ESTOY SEGURO QUE SI DESDE LA JUSTICIA , LA POLICIA Y LOS PERIODISTAS RESGUARDARAN A LOS TESTIGOS, MUCHOS OTROS DELITOS SERIAN ESCLARECIDOS, PERO LES REITERO, ¿ NO ENTIENDO ? COMO USTEDES PUEDEN PUBLICAR TODOS LOS DATOS DE LOS TESTIGOS, NOMBRE, APELLIDOS, DIRECCIONES Y UN MONTON DE OTROS DATOS, ¿ O SERA QUE HAY ALGO RARO?
    2
  6. Donde dice "...una testigo sindica como el asesino..." No debería decir "...una testigo indica como el asesino..." Saludos
    1
En Imágenes
Elecciones legislativas 2017
23 de Octubre de 2017
Elecciones legislativas 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017