Deportes

El presidente de la Federación Española de Tenis entrevera su renuncia

Pedro Muñoz, polémico presidente de la Federación Española de Tenis (RFET), admitió hoy la posibilidad de renunciar a un nuevo período en el cargo, que debe renovarse a fin de año.

"Si no me presento a la reelección será mi decisión, pero nunca bajo presión de los jugadores. Prefiero ser el líder del tenis español antes que el presidente", dijo a la agencia dpa el dirigente, eje de una fuerte presión por parte de los mejores tenistas de su país, que lo acusan de "formas dictatoriales".

Jaime Lissavetzky, máximo responsable del deporte español, está sondeando a los jugadores con una propuesta que incluye el paso al costado del presidente, una decisión que Muñoz baraja, pero que sigue negándose a dar por hecha.

Entre café y jamón en un tradicional restaurante madrileño, Muñoz compartió hoy un desayuno con Colomán Trabado, campeón mundial y europeo de los 800 metros bajo techo a mediados de los '80 y actual parlamentario del conservador Partido Popular (PP) en la asamblea de la Comunidad (región) de Madrid.

"Estoy aconsejando a Pedro como amigo", dijo a dpa el ex atleta de 50 años, que no entiende el enojo de Rafael Nadal, número uno del tenis español, con Muñoz.

"Raúl es el mejor jugador español y quedó fuera de la selección. ¿Alguien escuchó a Raúl criticar al presidente de la Federación Española de Fútbol?".

Trabado dejó la respuesta en el aire, porque Muñoz quiso explicar cuál es el estado de su relación con Nadal, junto a Carlos Moyá el más beligerante de los jugadores españoles. Muñoz siente que está reconstruyendo la relación con Nadal, con el que intercambió mensajes de teléfono móvil (SMS) en los últimos días.

"Le envié un mensaje a Rafa tras ganar la final de Hamburgo. Y me respondió dándome las gracias", dijo Muñoz, que se hizo famoso la semana pasada por el escabroso tono de los SMS que intercambió con varios jugadores, principalmente Moyá.

"Yo no mostré todos los SMS que tengo. Y no los quiero mostrar. Pero no los voy a borrar", aseguró el presidente de la RFET repiqueteando con sus dedos sobre el móvil español más famoso de los últimos tiempos.

Muñoz no quiere llevarse bien con Nadal por el hecho de que sea el mejor jugador español, y lo explicó con una curiosa comparación: "Tampoco me llevaría bien con Berlusconi sólo por el hecho de que sea primer ministro de Italia. No voy a llevarme bien con alguien por la posición que tenga".

"Lo que ningún jugador dice es que este hombre logró para su federación el mejor contrato en la historia del tenis europeo", apuntó Trabado, que está convencido de que las aguas se calmarán.

"¿Sabes cuándo se va a arreglar todo esto? Cuando ganemos la semifinal de la Davis", apuntó.

"Esto se está arreglando, se va calmando", coincidió Muñoz, que el jueves almorzó con Tommy Robredo en Barcelona.

"Un caballero, eso es lo único que voy a decir. Tommy es un verdadero caballero".

Muñoz comprende también a Fernando Verdasco, que firmó las dos duras cartas en su contra pero se fue desmarcando de sus compañeros en los últimos días.

"Fernando hizo lo que tenía que hacer por estar en el grupo. Está bien. ¿Feliciano? Lo de Feliciano es otra cosa...", reconoció con tristeza y gesto sombrío cuando se le mencionó el nombre de Feliciano López, casi un "hijo" para él y autor de durísimos comentarios sobre el presidente de la RFET.

"El domingo estaré en París", añadió Muñoz, que sigue a la distancia las conversaciones de Lissavetzky con los tenistas "rebeldes".

Muñoz no quiere revelar cuándo convocará a elecciones, que podrían celebrarse tanto a fin de año como en enero.

"Tengo la potestad de convocar a elecciones tras los Juegos Olímpicos. Veremos cuándo. Pero lo que haga será mi decisión. Prefiero ser líder antes que presidente".
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|17:18
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|17:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic